El Málaga reacciona a tiempo (1-2)

Los jugadores del Málaga celebran el primer gol, el conseguido por Harper a falta de pocos minutos para el final de la primera parte. / Agencia Lof

Logra un triunfo crucial en su visita al Mallorca tras dos derrotas consecutivas gracias a los goles de Harper y Cifu en un partido en el que acabó sufriendo mucho

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA
1 Mallorca

Fran Gámez, Martín Valjent, Raillo, Joan Sastre; Valcarce (Aridai, min. 66), Pedraza (Babá, min. 80), Salva Sevilla, Dani Rodríguez (Abdón Prats, min. 86); Lago Junior y Álex López.

2 Málaga

Munir, Cifu, Diego González, Pau Torres, Ricca; Juanpi (Ontiveros, min. 63), N'Diayé, Adrián González (Mehdi Lacen, min. 75), Dani Pacheco (Lombán, min. 91); Gustavo Blanco y Jack Harper.

goles.
0-1, min. 41; Jack Harper; 1-1, min. 72: Álex López; 1-2, min. 85: Cifu.
árbitro.
Gorostegui Fernández (Comité Vasco). Amonestó a Adrián, Pacheco, Blanco, Ricca del Málaga; a Raillo, del Mallorca. Expulsó al entrenador mallorquinista, Vicente Moreno, por protestar tras el segundo gol del Málaga.
campo.
Partido correspondiente a la décimo séptima jornada de la Liga 1/2/3 disputado en el estadio Son Moix ante 9.463 espectadores. Cata Coll, portera de la selección española sub-17 Cata Coll, campeona del mundo, realizó el saque de honor.

Cambio de rumbo. El Málaga recupera la sonrisa en un choque muy igualado y con gran equilibrio. Reaccionó en Mallorca y consiguió un triunfo crucial tras dos derrotas seguidas y un descenso importante en la clasificación. Ahora vuelve a brillar en la zona alta de la tabla y mantiene sus objetivos intactos a las puertas de un mercado invernal en el que probablemente se refuerce. El cuadro blanquiazul hizo su partido, utilizando sus recursos e intentando evitar los temidos desajustes defensivos, aunque acabó sufriendo mucho en los minutos finales.

El filial Harper abrió el marcador en un momento clave del encuentro, al final de la primera parte, lo que elevó las opciones de triunfo de un Málaga que no aguantó en esta ocasión el resultado favorable y encajó el empate en un momento muy delicado, cuando faltaba poco más de un cuarto de hora, lo que hizo que el once local se volcara y creyera ya en la remontada. Pero en una acción aislada, protestada por el cuadro local porque había dos jugadores en el suelo en el centro del campo (Raíllo y Harper), Cifu volvió a poner a su equipo por delante. Y ya sería definitivo pese al sufrimiento final.

Con el regreso de Adrián, Muñiz apostó por la continuidad del resto del equipo, a excepción de la presencia de Pacheco, y mantuvo su habitual fórmula de juego, con dos delanteros. Y el arranque estuvo muy equilibrado, con muy pocas aproximaciones de peligro, salvo un disparo de Lago Junior y un remate de cabeza de Diego González que se marchó fuera. El Málaga quería empujar. Con un N'Diaye muy participativo en ataque y con la movilidad de Blanco intentaba sin gran éxito crear juego de ataque y oportunidades.

Mientras, el Mallorca comenzaba a avanzar sus líneas y a presionar más arriba. El control del juego comenzó a ser local ante la falta de precisión visitante. El árbitro anuló un gol de Raíllo por un posible fuera de juego y este mismo jugador obligó a Munir a emplearse al máximo en otro golpeo de cabeza. El Málaga, que nunca renunció al ataque, estaba concediendo demasiadas opciones para generar juego al rival.

Pese a todo, Juanpi disparó dos veces sin gran acierto, mientras que el Mallorca insistía sin gran contundencia ni pegada. Pero el Málaga seguía buscando oportunidades hasta que, en la fase final del primer periodo, llegó el gol: remate preciso de Adrián que Parera no pudo despejar bien, lo que permitió que buscara el balón Blanco y que finalmente se quedara solo ante la portería Harper, que hizo su tercer tanto en el campeonato. Todo se le ponía de cara al equipo blanquiazul, que necesitaba el triunfo para mantenerse en el grupo de la zona más alta de la tabla.

La insistencia del Mallorca tras el descanso fue superior, pero sin inquietar excesivamente a un Málaga que llevaba más peligro a la meta contraria, aunque Juanpi tampoco estuvo acertado en sendos remates. De hecho, Muñiz cambió muy pronto al venezolano, dándole entrada a Ontiveros (poco después se marchó Adrián y entró Lacen). El cuadro local tenía más posesión, pero el sufrimiento defensivo del conjunto blanquiazul no era excesivo gracias a la solidaridad de todo el equipo, pero en un desajuste en una jugada aislada empató el equipo balear: centro de Gámez y remate de Álex López a gol.

Cambio de planes

El gol cambió los planes de los dos equipos, con un Málaga ahora más dominador y un Mallorca a la espera de los contragolpes. Y la primera gran ocasión fue para Ontiveros, que estuvo a punto de marcar en un 'mano a mano' con el portero, pero este rechazó el balón. A partir de ahí se intensificaron las defensas y las opciones de ataque comenzaron a descender hasta que el Málaga volvió a marcar, a ponerse otra vez por delante en el marcador, en una gran jugada de Blanco, Ontiveros y, sobre todo, Cifu, que controló y disparó. Excelente. Los locales protestaron debido a que dos futbolistas se habían quedado tumbados en el suelo en el centro del campo por un golpe. El árbitro aplicó la ley de la ventaja.

Faltaban cinco minutos y el descuento, pero en ese periodo el Málaga tuvo tiempo todavía para sufrir mucho. Muñiz dio entrada a Lombán, pero la presencia de un defensa más no resolvió los problemas que le esperaban, ya que el Mallorca se volcó por completo en esos últimos instantes y dispuso de varias ocasiones. Pero al final ya no hubo más cambios ni goles y el equipo blanquiazul logró un triunfo valioso, crucial. Ahora, a la espera del Cádiz.

Más

 

Fotos

Vídeos