La duda no cesa por las lesiones

Miguel Torres, Pau Torres y Lombán, en el entrenamiento de ayer en el Ciudad de Málaga. /Germán Pozo
Miguel Torres, Pau Torres y Lombán, en el entrenamiento de ayer en el Ciudad de Málaga. / Germán Pozo

Las recuperaciones de jugadores del Málaga se eternizan entre la falta de información médica y la cautela del cuerpo técnico

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

La enfermería no termina de vaciarse en el Málaga. Siendo un síntoma normal en un equipo de fútbol profesional a estas alturas de la temporada, en el caso del conjunto de Martiricos hay dos matices que complican el asunto: uno es la escasa o nula información oficial acerca de las lesiones, y un segundo es la cautela que adopta el cuerpo técnico en la recuperación de los jugadores, al reducir al mínimo el riesgo por temor a recaídas y con el argumento de que en una temporada tan larga (de casi diez meses de competición) es vital que todos lleguen bien al tramo decisivo.

Durante el curso son varios los ejemplos de jugadores cuya reincorporación está tardando más de lo previsto. Los de Mula, Luis Hernández, Koné y Harper son los casos más claros. Este último sufrió un esguince de tobillo de grado 1, según la información que trasladó el club, el 28 de octubre, en la víspera del choque en casa contra el Numancia. Incluso, no se le descartaba tajantemente para el choque. Al final el delantero no reapareció hasta el 1 de diciembre, contra el Granada. Entre medias, Muñiz reconoció en rueda de prensa el 2 de noviembre que el jugador tendría al menos para tres semanas más, pero fue una confesión aislada, ya que este tipo de mensajes en los últimos tiempos no son frecuentes en el Málaga.

Los casos de Harper, Mula, Luis Hernández y Koné, ejemplos claros en una enfermería a la que se suman Juan Carlos y ahora Ontiveros y Hugo

Luis Hernández cayó en un entrenamiento el 7 de noviembre. Fue una lesión muscular en el adductor derecho, que a tenor de lo que pudo averiguar este periódico podía considerarse de cierta entidad. El plazo general era el regreso para después del paréntesis navideño, pero el jugador sufrió una sobrecarga poco antes del partido ante el Reus tras empezar a trabajar con normalidad con el grupo el 31 de diciembre. Ayer sufrió otro parón «preventivo». El club informó de que ayer permaneció en el gimnasio, cuando podía tener ya serias opciones de ir convocado para el choque ante el Lugo de mañana. Su regreso se antoja cada vez más importante, toda vez que Diego González y Pau Torres están apercibidos de sanción.

El Lugo recupera a cuatro jugadores cara a La Rosaleda

El técnico del Lugo, Alberto Monteagudo, recupera a cuatro jugadores (los defensas Luis Ruiz, Borja San Emeterio, Campabadal y José Carlos)cara al choque de mañana en La Rosaleda. Cabe recordar que ante el Extremadura (1-1 en el Anxo Carro), en la última jornada, el técnico tuvo que recurrir a una defensa de cinco que es atípica en el equipo ante la plaga de ausencias en la zaga. Al no contar casi con Jona (el malagueño, desvinculado esta misma semana) y Guille Donoso, sólo pudo convocar a quince jugadores de la primera plantilla y completó con tres del filial.

Cara a mañana, se prevé un once con Juan Carlos; Campabadal, Josete, Miguel Vieira, Luis Ruiz; Pita,Seoane, Azeez; Iriome, Escriche y Lazo. Otra opción es precindir de un medio centro para hacer hueco a Cristian Herrera (autor del gol en el duelo de la priemra vuelta) en el ataque.Monteagudo ofrecerá hoy la lista este mediodía antes de viajar a Málaga, donde esta tarde habrá otro entrenamiento en el Anexo.

Tampoco Koné va rápido en su puesta a punto. Se lesionó el 17 de noviembre en el duelo ante el Gimnástic (2-0), que no pudo acabar por una lesión muscular de grado 1-2 en el cuádriceps de la pierna izquierda. Este ha sido el parte completo más reciente que se recuerda de la entidad, pero el marfileño sigue sin ejercitarse al nivel del grupo cuando hoy se han cumplido ya dos meses del percance.

La paciencia de Mula

Más paciencia le ha tenido que echar Mula, que se lesionó el 8 de septiembre: rotura del menisco externo de la rodilla derecha, de la que fue operado una semana después en el Vithas Parque San Antonio. Lo que no estaba previsto es que sufriera una infección hospitalaria, lo que retrasó el que fuera dado de alta, hasta el 7 de octubre, pero el club no informó tampoco de este percance, que trascendió debido a las fotos en las redes sociales de compañeros que fueron a visitarle en su estancia hospitalaria. Mula se reintegró al trabajo con el grupo el pasado día 11, y su larga inactividad no invita a pensar que pueda volver muy pronto.

Luis Hernández sufrió ayer otro parón «preventivo» en su puesta a punto

Las dudas se ciernen también sobre el último fichaje del equipo, Seleznov, que  no compite desde el 3 de noviembre (en un compromiso de la Liga turca con su exequipo, el Akhisarspor), con lo que está siendo necesario un trabajo en los entrenamientos de puesta a punto, además de la adaptación a otra liga y a la barrera idiomática. Así las cosas, no está claro que el ucraniano sea una de las novedades en la lista de convocados ante el Lugo, un extremo que seguramente no se conozca hasta mañana mismo, salvo que Muñiz dé pistas al respecto hoy, en su comparecencia ante los medios. Seleznov se perfila como un fichaje invernal importante, al ser un 'nueve' puro, un estilo de jugador que no había en la plantilla.

Todos estos casos analizados se suman al de Juan Carlos, cuyo último partido fue el 15 de septiembre, tras lo que decidió volver a operarse debido a continuar con molestias en la rodilla que le obligó a perderse casi toda la campaña anterior. La falta de información ha presidido este caso desde su origen.

Ontiveros y Hugo, los dos últimos en incorporarse a la lista

Dos extremos de la cantera, Ontiveros y Hugo, tampoco estarán ante el Lugo. El marbellí tiene al parecer un esguince en la rodilla derecha, producido en la semana previa al duelo ante el Reus. Aunque inicialmente se informó de un simple «golpe en la rodilla», lo cierto es que no parece que pueda reaparecer al menos hasta febrero, y es otro jugador clave en el esquema malaguista por su capacidad de desequilibrio en el campo.

Además, el granadino Hugo, que debutó ante el Reus y que ya fue titular en Zaragoza, se tuvo que retirar al descanso del choque con lo que, según informaron algunos medios ayer, es una rotura fibrilar de grandes dimensiones, de unos siete centímetros. Esto le llevará a ser baja al menos dos meses, con lo que se frena su extraordinariaprogresión, ya que empezó la campaña en el equipo juvenil de División de Honor y saltó después al filial. Esta semana ha tenido que renunciar a concentrarse con la selección española sub-19. Su baja eleva de nuevo las opciones de Hicham de volver a las convocatorias tras un tiempo bien aprovechado con goles en el Atlético Malagueño.De hecho, el marroquí, fijo los primeros meses en las listas con Muñiz, no se entrenaba con la primera plantilla.