Dudas con Ontiveros y Mula; se busca a 'otro Rolan'

Ontiveros conduce la pelota en Vitoria. /Agencia LOF
Ontiveros conduce la pelota en Vitoria. / Agencia LOF

Los jóvenes extremos pueden salir cedidos después de no confirmar las expectativas y para que tengan continuidad. El último objetivo es un atacante que tenga desborde y que juegue en la banda o en punta

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Comienza la recta final del mercado invernal para el Málaga. Entre hoy y el miércoles debe concluir una reestructuración casi sin precedentes en la historia del club. En la temporada 2010-2011 llegaron seis caras nuevas, pero en realidad la sexta (el inolvidable ‘Willy’ Caballero) lo hizo por la grave lesión de Asenjo y ya en febrero. En esta ocasión, si se cumplen las previsiones, sí serán seis e incluso no se descarta una séptima incorporación si las facilidades económicas fueran enormes. A estas alturas ya nadie puede poner en duda que la planificación en verano fue desastrosa, máxime cuando la cifra de descartes puede incrementarse notablemente.

Ayer se produjo la cuarta salida después de las ya conocidas de Cecchini, Baysse y Jony. Cifu, que figuró ante el Girona en la convocatoria inicial de diecinueve jugadores por las dudas sobre el estado físico de Luis Hernández, ya sabía desde el viernes que se había cerrado el acuerdo para su cesión al Albacete (club del que es consejero delegado el malagueño Víctor Varela). Ayer por la mañana el lateral derecho granadino ya no se ejercitó en el estadio Ciudad de Málaga y se incorpora al equipo entrenado por Enrique Martín.

Jose va a tener la última palabra con los jóvenes, pero está decepcionado por su bajo nivel estas dos semanas

Previsiblemente Cifu no sea el último. Es cierto que el Málaga no cuenta con Cenk, aunque de momento no encuentra facilidades para la marcha del guardameta. La situación es opuesta a la vivida en junio, cuando el turco lle gó como compensación a su representante después de que este facilitara la marcha de Kameni al Fenerbahçe.

Pero pueden surgir más novedades en el capítulo de descartes. Y muy relevantes. De hecho, Ontiveros y Mula pueden salir en las próximas horas si finalmente así lo deciden el director deportivo, Mario Armando Husillos, y el entrenador, José González. En los últimos días se han disparado las dudas sobre la continuidad de ambos y probablemente todo va a depender de la impresión del entrenador. Paradójicamente, ha cambiado la situación respecto a los futbolistas procedentes del filial, porque en la lista de pretendidas salidas para este mes sólo estaba uno, En-Nesyri, que primero recuperó la confianza de Míchel y ahora se ha ganado la del sustituto del madrileño.

Visiblemente descontento

En los dos primeros encuentros de Jose lo más llamativo ha sido la ausencia de Ontiveros. El marbellí se quedó fuera de la expedición a Eibar junto a los lesionados y a Cifu y Rolón, y tampoco entró en los planes del nuevo entrenador para el partido en casa frente al Girona. Si Míchel trató de darle confianza –incluso cuando el futbolista no la merecía–, el gaditano no está dispuesto a dejarse llevar por la supuesta ‘fama mediática’ del joven jugador. Está visiblemente descontento con su trabajo en los entrenamientos durante las dos primeras semanas y por esa razón ahora sí se abre la puerta a una posible cesión. Desde luego, propuestas de Segunda no le faltan. Todos estos clubes habían recibido hasta ahora la misma respuesta: «No va a salir, se queda aquí».

No se descarta que incluso llegue otro centrocampista si cuadran las cuentas

Todo va a depender de Jose. Desde luego, de aquella irrupción espectacular de Ontiveros queda muy poco, casi nada. Es más, en sus últimas actuaciones en La Rosaleda los aficionados no se han quedado cortos al reprocharle su individualismo y sus errores. Nadie se explica en el vestuario que después de la llegada de un nuevo entrenador el marbellí mantenga su nivel habitual en las sesiones de entrenamiento.

El contraste a Ontiveros es Mula. Apuesta en firme de Míchel –a pesar de su muy pobre aportación en las eliminatorias de ascenso con el Atlético Malagueño–, si algo lo avala es precisamente su trabajo día a día. Ese esfuerzo encomiable le permitió durante la pretemporada hacerse acreedor a una plaza como titular por delante de Keko, Chory Castro o Jony. Sin embargo, a la hora de la verdad la aportación del extremo apenas se ha traducido en goles o ‘asistencias’ y, lo que es peor, en los encuentros ha mostrado los mismos defectos que habitualmente con el Atlético Malagueño. Con Míchel fue perdiendo protagonismo y Jose lo dejó fuera de la convocatoria para el partido frente al Girona tras su actuación en Eibar. Pero, ojo, pesaron más sus pérdidas en campo propio –una de ellas puso ser fatal para el equipo– que la oportunidad fallada ante Dmitrovic.

La incógnita de Rolón

Que Ontiveros y Mula salgan también va a depender de que la planificación se cierre como se desea. Porque si es así, sus opciones van a ser contadas y es obvio que con su edad no es bueno que estén semana tras semana en la grada. Igual sucede con Rolón, aunque el argentino no parece por la labor de marcharse. En cualquier caso, tampoco Husillos le ha trasladado hasta ahora una propuesta en firme de algún club para que salga cedido.

El futuro de Ontiveros y Mula también guarda relación con los planes previstos para estos últimos días. La llegada de Samu limita sus opciones, pero más aún si finalmente Husillos cumple su deseo de traer a ‘otro Rolan’. Ese es el perfil del atacante que se busca para que se sume a Ideye; es decir, un jugador que pueda actuar en la banda o en punta y que tenga capacidad para desbordar. Esa es una prioridad para un equipo que no se caracteriza precisamente por brillar en acciones de uno contra uno. ¿Ytraer a otro centrocampista? Va a depender del aspecto económico. Es una opción que no se descarta. Queda mucha tela que cortar en tres días...

Ideye, a punto de caramelo... si no surge la enésima petición

Desde el principio el Málaga no ha ocultado su cautela en lo relativo a las negociaciones con Ideye. El delantero nigeriano llegó el miércoles y de momento su fichaje no se ha cerrado. Su caso recuerda al de Meré o a los más recientes de Iturra y Bueno (estos, por la falta de celeridad del presidente en la autorización), pero es mucho más complejo. Precisamente el recelo del club ha obedecido siempre a que las negociaciones son complicadas cuando se trata de jugadores africanos (suelen aparecer varios representantes) o de clubes chinos. Parece que su incorporación está a punto de caramelo, aunque preocupa que vaya a surgir la enésima petición que impida oficializar el acuerdo total.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos