Dura derrota del jeque Al-Thani

El jeque Al-Thani, durante el juicio del caso 'BlueBay'. /SALVADOR SALAS
El jeque Al-Thani, durante el juicio del caso 'BlueBay'. / SALVADOR SALAS

Pierde el juicio por el 'caso BlueBay' y al menos deberá compartir la propiedad con la hotelera

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El jeque Abdullah Al-Thani recibe otro revés judicial, pero en esta ocasión es de mayor calado, más duro, y afecta de una forma directa, al menos, al reparto de las acciones del Málaga. Ayer, en la víspera del último partido del campeonato para el equipo blanquiazul, se conoció la esperada sentencia del 'caso BlueBay' después de varios años de proceso, y en ella se refleja que el titular del Juzgado de primera instancia número 12 de la Ciudad de la Justicia, Ramón Jiménez León, le da la razón a la empresa hotelera en su petición y la propiedad del club (las acciones que poseía el jeque al comienzo, cerca del 97 por ciento) pasará de nuevo a NAS Spain 2000.

La sentencia no es firme y podrá ser recurrida por el jeque, pero abre algunas incógnitas. ¿Este cambio cómo afectará al Málaga? En principio no deberá hacerlo, aunque se desconoce qué ocurrirá en el futuro, ya que BlueBay pretende mantener el control de la gestión del club, como en la etapa en la que la hotelera estuvo al frente de la entidad de Martiricos. La clave estará en el funcionamiento de NAS Spain a partir de ahora. Esta sociedad, que dispondrá de nuevo (cuando la sentencia sea firme) de la totalidad de las acciones con las que contaba el jeque al comienzo, tiene una titularidad compartida entre Al-Thani y BlueBay, disponiendo el primero del 51 por ciento y la hotelera, del 49. Pero, ¿quién tendrá el control del Málaga? Las dos partes disponían de un acuerdo para que fuera la hotelera quien lo hiciera, como ocurrió en 2013, pero se desconoce qué ocurrirá tras la sentencia de ayer.

A partir de ahora quedarán abiertos numerosos frentes. Por una parte, el jeque y sus empresas tienen veinte días para recurrir la sentencia, algo que harán con toda probabilidad, mientras que también queda abierta la opción de que BlueBay solicite en cualquier momento la ejecución de la sentencia. Y tampoco se descarta, siempre que haya predisposición por ambas partes, que se produzca un acuerdo al final para decidir qué ocurre con la gestión de la entidad. Aunque el jeque es mayoritario tanto en NAS Spain como en el club.

Repaso general del juez

El juez hace un repaso general en la sentencia sobre la gestión del club, analizando su situación a la llegada de BlueBay, con una deuda de unos 100 millones, y asegura que la hotelera cumplió con los compromisos adquiridos en el documento firmado. También habla de la escasa consistencia en las declaraciones del jeque en el juicio del pasado febrero, en el que negó casi todo y aseguró siempre que desconocía lo que estaba pasando en el club.

Asimismo, condena al jeque y a sus empresas al pago de las costas del procedimiento al considerarlos perdedores en esta causa, y también ordena «la inscripción de dicha titularidad en el Registro de Asociaciones Deportivas del Consejo Superior de Deportes, así como en el libro de registro de socios del Málaga Club de Fútbol SAD». El propietario principal es ahora NAS Football, pero, a la espera de la resolución de los recursos, pasará otra vez a manos de NAS Spain.

Las abogadas del jeque no quisieron hacer ninguna valoración sobre el fallo judicial

Este periódico, igual que lo hizo con BlueBay, también intentó conseguir las reacciones y las opiniones de la parte del jeque Al-Thani, pero no fue posible. El presidente todavía no se ha pronunciado de una forma directa, algo que suele hacer a través de las redes sociales, mientras que desde el club se desvinculan de este asunto, ya que la entidad no tiene nada que ver en lo relativo al proceso judicial. SUR, en cualquier caso, también contactó con una representante del equipo de abogados de Al-Thani, pero comentó que tampoco iban a hacer declaraciones sobre este asunto.