Un empate que sí supo bien

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

El Málaga consiguió un punto en Tenerife, lo mismo que hizo en Oviedo, y sin embargo, las sensaciones del partido de anoche en el Heliodoro Rodríguez fueron infinitamente superiores a las del partido de Asturias. Es más, me atrevería a decir que mejores incluso que en Zaragoza y en La Rosaleda ante el Lugo. Hubo un cambio sustancial en el juego malaguista, que fue más consistente, más vistoso incluso, que en los últimos partidos, en los que los de Muñiz aburrieron sin pudor pese a los resultados. Tenerife y Málaga disputaron un buen partido, muy entretenido en el que ambos se ganaron el punto, y cualquiera de los dos pudo haber conseguido la victoria. Fue de tal manera la cosa que si uno u otro hubiese ganado nadie podría haber dicho que hubiera sido injusto, para nada. El Málaga pudo ganar, curiosamente con cuatro disparos desde fuera del área, siendo el que firmó con la zurda Dani Pacheco el que mereció los honores de besar la red, pero los locales también tuvieron sus ocasiones, aunque en este caso fue Munir quien, de forma milagrosa en dos jugadas a la salida de saques de esquina, lo evitó, especialmente una doble intervención, felina y espectacular, en la recta final del choque.

Viendo jugar al Málaga así queda mejor sabor de boca que cuando gana haciéndolo mal, aunque esta afirmación no sea compartida por quienes prefieren los tres puntos a costa de lo que sea. Con el buen juego tienen que llegar también las victorias, sobre todo porque pocos equipos van a presentar la resistencia y la entidad de los tinerfeños, que han incorporado en este mercado de invierno a unos cuantos jugadores que sin duda han mejorado mucho sus prestaciones.

A lo dicho del Málaga, si acaso, un pero: faltó un poco más de ambición en los de Muñiz (y en el entrenador), porque el equipo acusó el miedo a un posible gol contrario en la recta final y replegó sus líneas, lo que hizo que los locales dispusieran de una peligrosa mayor comodidad sobre el terreno de juego. Pero por lo demás, una sensible mejoría en el juego. No se ganó, es verdad, pero se vio un Málaga muy mejorado y con empaque.

 

Fotos

Vídeos