Por encima de todo, el club

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El foco va a estar puesto esta semana en el juicio del 'caso BlueBay' sobre la propiedad y el control de la gestión del club. Al-Thani ha dejado su retiro de año y medio fuera de España por causa de fuerza mayor para volver a pisar Málaga y La Rosaleda. Es obvia su preocupación, como también la que debiera existir en el malaguismo. El contencioso entre el jeque y la empresa hotelera sólo puede provocar distracciones y, según la sentencia, medidas en una u otra dirección que pueden generar incertidumbre. Sea cual sea el dictamen del juez, convendría que las partes implicadas entendieran que el Málaga está por encima de todo. Me da la impresión de que no pocos olvidan que esta temporada es crucial para el futuro. El club dio el paso de quedarse de una tacada con la compensación por el descenso -básicamente porque cuenta con unas fichas desorbitadas que en algunos casos no ha podido quitarse de encima-, así que es obligado subir sí o sí. En caso contrario, en el siguiente ejercicio los ingresos televisivos serían mínimos, habría que ajustarse mucho el cinturón (que tomen nota los actuales dueños), las dificultades para pergeñar una plantilla de calidad o para mantener la estructura a todos los niveles serían extremas y, como consecuencia, un ascenso en el futuro implicaría estar muy por debajo en todos los parámetros económicos respecto a los conjuntos ya asentados. Los Al-Thani y/o BlueBay deben tener muy claro que por encima de ellos y sus intereses está el Málaga. El juicio no puede ser otra piedra en el camino para un equipo que también va a afrontar un decisivo mes de diciembre con Mallorca, Cádiz y Oviedo en el calendario tras las dos primeras derrotas seguidas. La Segunda División no permite descuidos y obliga a estar al cien por cien para cumplir el objetivo. Otra cuestión es que ya es más que evidente que se requieren dos o tres caras nuevas en el mercado invernal, porque abundan los jugadores sobrevalorados. Pero, como intuyo que ni los Al-Thani ni BlueBay van a invertir, habrá que hacer de nuevo encaje de bolillos o soltar lastre para tener más margen salarial. No queda otra. El Málaga no puede pensar en el futuro más allá del 30 de junio.

 

Fotos

Vídeos