Crónica

El Málaga sucumbe en un partido de verdad

Momento del partido./LOF
Momento del partido. / LOF

Víctor probó en el último ensayo de pretemporada con un posible once liguero, y su equipo, fiel a su estilo, perdió en Cádiz víctima de una desatención de Lombán

PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Fue casi un partido de Liga. No podía esperarse menos del último ensayo cara al torneo en Segunda, del único duelo del verano contra un rival de la misma categoría, el Cádiz, y con más de ocho mil testigos en la puesta de largo del cuadro local en el Carranza. A la altura de las circunstancias, Víctor sólo hizo cuatro cambios y su once seguro que será analizado con lupa en los próximos días, porque no cabe duda de que se va a parecer mucho al que arranque la competición el próximo sábado en Santander.

En una misión no lo suficientemente reconocida, el técnico malaguista ha de maniobrar con onces viables, porque el límite salarial no le permitirá alinear a quien quiera el sábado. Por ahí se entiende que N'Diaye, Keko, Juanpi (algo 'tocado' también) y Santos, que es uno de los dos únicos delanteros puros con los que cuenta, se quedaran en Málaga. No cuentan para el debut.

1 Cádiz

David Gil (Alberto Cifuentes, m.46); Isaac Carcelén, Fali (Franco, m.80), Cala (Rhyner, m.46), Espino; Garrido (Edu Ramos, m.54; José Mari, m.60), Bodiger; Salvi (Moisés, m.46), Álex Fernández, Javi Navarro (Querol, m.54), y Caye Quintana (Jovanovic, m.73).

0 Málaga

Munir; Cifu, Lombán, Diego González , Cristo; Renato (Hicham, m.79), Keidi, Ramón (Boulahroud, m.63), Hugo (Ontiveros, m.63); Adrián y Dani Pacheco (Okazaki, m.63).

GOL
1-0, minuto 6: Caye Quintana.
Árbitro
Figueroa Vázquez (andaluz). Roja a Víctor por protestar (m.59) y a José Mari (m.68) por juego brusco grave. Amarilla a Garrido, Keidi y Álex Fernández.
CAMPO
8.150 espectadores en el Ramón de Carranza en la presentación del cuadro local, que por primera vez en muchos años no se produce en el marco del prestigioso Trofeo Carranza, en esta edición de clubes femeninos.

Tampoco Okazaki, que a día de hoy no parece que pueda ser inscrito debido al problema referido,y Ontiveros, a la espera de irse al Villarreal, fueron de la partida. La sorpresa fue ver a Dani Pacheco en punta y no a Hugo, pero esta variante también ha sido ensayada en los entrenamientos, y se confía en que Juan Carlos se recupere de sus molestias (tampoco viajó Mikel por este motivo) y relegue al canterano Cristo (excelente, por cierto, su nivel) para formar un once con tres fichas de cantera y conceder más margen de maniobra cara a cambios o expulsiones, pues un número mayor de jóvenes implica un riesgo.

El choque tuvo mucho más ritmo que cualquiera de los anteriores, y la prueba fue sin duda la más valiosa para extraer lecturas. El Málaga fue a remolque por una desatención de Lombán. Isaac Carcelén, uno de los mejores laterales de la categoría la pasada campaña, puso un centro con comodidad desde la derecha, y el central malaguista reclamó un fuera de juego inexistente y se dejó ganar la espalda por Caye Quintana. El 'jugador franquicia' del histórico Recreativo las últimas campañas, fichaje estelar del Cádiz, no perdonó ante Munir y lo fusiló por alto.

El Málaga no desentonó en la presentación de los locales, en un tipo de partidos en el que el visitante suele partir con cierto 'handicap'. Fue fiel a su estilo, con muchos apoyos en corto y sin negar la salida desde atrás. El choque se movió en el escenario previsto. El Cádiz de Álvaro Cervera (que arranca ya su cuarta campaña al frente del equipo) es muy reconocible. Desconfía de llevar la iniciativa de los partidos y promueve ataques veloces, casi siempre en recuperaciones o transiciones fulminantes, y con mucho protagonismo de las bandas.

Once titular del Málaga en Cádiz.
Once titular del Málaga en Cádiz. / SUR

Con esa idea, se puede decir que el Málaga tocó, pero el Cádiz percutió. Si se exceptúa un paradón de David Gil a tiro de Keidi, los de Víctor no amenazaron mucho más a su rival, con esa extraña pareja ofensiva en el 4-4-1-1, la de Adrián y Dani Pacheco, que mezcló mal, ante las características del pizarreño, muy lejos de ser un referente en el área, y las dificultades ya conocidas de Adrián para ver el fútbol de cara y buscar el últimopase.

Así las cosas, Álex Fernández, medio punta local, estuvo en casi todas y dispuso de tres ocasiones claras ante Munir: la primera, en la clásica falta lejana lateral, que bota en el área sin rematador y asusta al guardameta; la segunda, en un despeje de Cala que le llegó escorado a la izquierda e internándose hacia la portería, pero en esa opción y en otra psterior –en un error de Diego sacando el balón–, Munir estuvo providencial.

Prueba clara de que a Víctor no le gustó ver a Pacheco de 'nueve' fue que tras el descanso intercambió su posición con Hugo, muy deslucido. El choque se calentó con un pique de Keidi y Garrido, y Víctor fue expulsado por protestar y José Mari, por juego brusco grave ante Boulahroud. Ya con uno más y con Ontievros y Okazaki en el campo, el Málaga se volcó, pero falto de profundidad, sólo la que aportó Ontiveros, con su ya conocido remate al larguero tras penetrar hacia adentro.