Lombán: «El equipo tiene algo fundamental, que es creer en lo que estamos haciendo»

David Lombán, en la grada del estadio Ciudad de Málaga. /Francis Silva
David Lombán, en la grada del estadio Ciudad de Málaga. / Francis Silva

«Cuando expones todo en el campo poco se puede reprochar; todos vemos que es la manera de lograr el objetivo», afirma el central, la gran apuesta de Víctor

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

David Lombán (Salinas, 1987) es la gran apuesta de Víctor Sánchez del Amo, hasta el punto de dejar en el banquillo a Luis Hernández. Sus cambios de orientación y su salida limpia del balón han convencido al nuevo técnico malaguista. El zaguero asturiano, más que experimentado en diferentes clubes españoles de Primera y Segunda, analiza las opciones de ascenso del Málaga siempre desde el prisma del optimismo que conduce su carrera. Lombán es también un profesional atípico, que destina un 1% de su ficha a un fin benéfico.

-El panorama se complica en la clasificación. Esta jornada hay una amenaza real de salir de las seis primeras posiciones si el equipo perdiera en Cádiz.

-Nosotros lo último que somos es pesimistas y negativos. Por estar en el club en que estamos y la gente que tenemos detrás tenemos la obligación de ser ambiciosos. La plantilla se ha formado con gente competitiva. Miramos hacia arriba, no nos preocupa la gente que viene por debajo. Lo importante es sumar tres puntos y recortar distancias.

-Vistos estos dos últimos partidos, se aprecia un claro cambio de estilo entre lo que proponía Muñiz y ahora Víctor...

-Es evidente que cada entrenador tiene una forma distinta de entender el juego, otra filosofía. Lógicamente esto hace que cambie en el terreno de juego. La posición del equipo es más alta, se presiona más en campo contrario incluso si jugamos fuera. Se trata de recuperar el balón lo más rápido posible, porque pensamos que así se puede hacer más daño al rival. La gente que tenemos arriba hace daño a nivel ofensivo, así que esa es la idea.

«Hay que ver el lado bueno de las cosas y que estamos en disposición de conseguir el objetivo» optimismo

-Sintetizando mucho, y a fuerza de resultar un tanto simple, el Málaga ataca más y mejor, pero asume más riesgos defensivos...

-Bueno, cuando expones más descubres también más otra parte. Pero no tiene por qué ser así. Si consigues el equilibrio, que es lo que todos los equipos buscan a nivel ofensivo y defensivo, no tienes por qué sufrir. Si eres bueno con el balón y acabas las jugadas al rival le va a costar más construir y hacerte daño. Ese es el objetivo nuestro.

-Lo mostrado por el equipo ante el Mallorca (0-1) ofreció una línea de continuidad con lo ofrecido en Alcorcón (1-4). Lo que no coincidió en absoluto fue el resultado...

-No. Las sensaciones fueron distintas, porque el resultado fue diferente y todo el mundo quiere ganar, pero lo intentamos todo para conseguir los tres puntos. Tuvimos muchas llegadas al área contraria, con más o menos acierto, jugamos mucho en campo contrario, y tuvimos mucha posesión. Cuando expones todo en el campo poco se puede reprochar. La afición lo supo reconocer y todos vemos que es la manera de conseguir el objetivo. Lo primero que tenemos que hacer es creer en ello.

-Pero el Málaga no le gana a un solo rival directo las últimas semanas.

-Es así. Son partidos muy igualados. En la categoría hay muy poca diferencia de nivel entre los equipos que estamos arriba y son detalles y efectividad lo que decide, como nos pasó en Majadahonda o Tarragona. El Mallorca con poco se puso por delante en el marcador.

«Coincidí con él en el Granada y marca las diferencias por sus condiciones físicas» machís

-El ascenso directo, a nueve del Granada y con el 'goal average' perdido, queda descartado, ¿verdad?

-Mientras matemáticamente sea posible no. Lo dije hace una semana. Debemos tratar de ganar todos los partidos que nos quedan. Esa es la mentalidad. Luego, cuando acabe la temporada veremos dónde estamos y las posibilidades que tenemos.

-¿Es optimista cara a lo que puede lograr este Málaga?

-Soy optimista. Me gusta competir para ganar. Me gusta irme a casa con buenas sensaciones después de competir, y ser pesimista no te ayuda para nada. Hay que ver el lado bueno de las cosas y que estamos en disposición de conseguir el objetivo que queremos. Las sensaciones son buenas y el equipo tiene algo que es fundamental, que es creer en lo que estamos haciendo.

-¿Temen a Machís?

-Tuve la suerte de coincidir con él en el Granada y le conozco bien. Es un jugador que marca las diferencias en esta categoría por sus condiciones físicas, pero creo que el Cádiz está donde está no sólo por un jugador. Además, llegó en enero.

«Desde pequeño siempre me ha gustado mucho jugar con el balón, y supongo que de allí lo habré sacado» sus cambios de orientación

-Un jugador que es potencialmente más peligroso con metros libres a la espalda de la zaga, ¿verdad?

-Depende. Si estás lejos de tu portería y no le dejas correr, porque las ayudas son buenas, puede sufrir. Donde más daño puede hacer es cerca de la portería, porque tiene buen tiro y uno contra uno. Tanto a él como Vallejo y Lekic pensamos que nos pueden hacer menos daño desde lejos.

-Sus estadísticas muestran que ha jugado 137 partidos en Segunda y 130 en Primera, un dato curioso. Entonces, ¿es Lombán un central de Primera provisionalmente en Segunda o uno de Segunda que ha jugado mucho en Primera?

-Me considero un profesional, un jugador de fútbol que ha tenido la suerte de jugar muchos años en Segunda y muchos en Primera, en la mejor liga del mundo. He podido ser importante en todos los equipos en que he estado y participar en la mayoría de encuentros. Intento disfrutar cada día de la profesión.

-Nunca tuvo un estreno más movido con un equipo que el vivido con el Málaga en Pamplona, ¿verdad?

-Sí, fue un poco caótico. Cuando salí se revolucionó el partido y el resultado. No es lo que deseamos y más en una posición como la de central, en la que siempre es difícil entrar de suplente en los partidos. En el resto de encuentros me he ido con buenas sensaciones.

-Ya que hablamos de Osasuna, lleva catorce triunfos seguidos en Segunda. Conociendo la categoría, parece algo más que un logro...

-Vemos la fortaleza que tienen de local. Tienen muy buena plantilla, con muchos jugadores que han participado en Primera, y yo sí que valoro lo que están haciendo. Están cerca de conseguir el objetivo.

-Hay que pensar en el Cádiz, pero dentro de apenas diez días viene el Oviedo a La Rosaleda y para usted ha de ser sin duda especial.

-Sí, es el equipo de mi nacimiento futbolístico. Cuando apenas tenía 10 años ya empecé a formar parte de las categorías inferiores del Oviedo y le tengo mucho cariño a ese club. Me ha educado como persona y futbolista.

-Dónde aprendió a esos cambios de orientación tan precisos siendo un defensa?

-No sé. Va un poco con mis condiciones. Otros tendrán otras. Yo debuté con el Valencia de lateral derecho, y no es una posición que me encante. Mi puesto natural es de central, y también he participado en el centro del campo. Pero desde pequeño siempre me ha gustado mucho jugar con el balón y supongo que de allí lo habré sacado.

-En su palmarés le dan una Copa del Rey, en 2008, con el Valencia. ¿Algún título más?

-No. Sólo ese. Fue un año convulso en el Valencia, con tres jugadores apartados y eso me permitió debutar y participar en el equipo. Disfruté de esa Copa como el que más, porque desde diciembre ya estaba en el primer equipo.

-Ha logrado convencer a alguien en el Málaga para el proyecto de Common Goal (creado por Mata), por el que futbolistas profesionales destinan un 1% de sus ganancias a un fin benéfico? He comprobado que aparecen Dominika y Mayara, dos jugadoras del femenino...

-Bueno, no se trata de convencer a nadie. Ha de ser voluntario. Al sumarme consideré que era una iniciativa bonita. Cuando llegué aquí me comentaron que había dos jugadoras interesadas y nos convertimos entonces en el primer club con participación masculina y femenina en el movimiento.

-Es el futbolista más egoísta que el trabajador de otro ámbito?

-No lo creo. Sí que es verdad que somos competitivos por naturaleza. Es obligado para llegar a la élite, pero no pienso que se tenga que confundir eso con egoísmo. De hecho, para jugar al fútbol tienes que compartir campo con diez y vestuario con veinticuatro o los que sean, y ahí es donde más solidario tienes que ser.

Muy personal

-Tiene alguna promesa personal en caso de ascenso?

-No. No me gusta prometer ni hacer nada en esos casos. Me gusta venir cada día aquí y disfrutar de lo que tengo.

-¿Vio los programas de actualidad política la noche del domingo?

-Sí. No soy un experto en política, pero me gusta estar informado de la actualidad.

-Playa o montaña?

-Playa.

-Sigue la última temporada de 'Juego de Tronos'?

-Vi hasta la temporada cinco, pero estoy esperando a que disponible el resto para verlo.

-Es religioso?

-Soy creyente, pero no practicante.

-Ha visto algo de la Semana Santa de Málaga?

-He dado vueltas por el Centro, pero no he ido a ver ningún trono en concreto. Estuve también con familiares, que fueron a verla.

-Dígame algo que le molesta.

-La mentira.

-Qué deporte que no sea fútbol le gusta practicar?

-El tenis.

-Qué tal escancia sidra?

-Regular (risas).

-Tiene mascota?

-No.

-Elija una película.

-Me gustó últimamente 'Plan oculto', y la última que he visto fue 'Vengadores'.