Erik Morán vuelve a estar en el foco

Erik Morán, en su último partido antes de lesionarse, ante el Extremadura. /ÑITO SALAS
Erik Morán, en su último partido antes de lesionarse, ante el Extremadura. / ÑITO SALAS

La recuperación del centrocampista se ha dosificado y Víctor confía en que tenga un papel relevante en los 'play-off' de ascenso

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

'El mejor N'Diaye... sólo para tres partidos'. Cuando SUR publicó el pasado 15 de mayo que el centrocampista senegalés había recibido permiso para participar en el último partido de Liga con la obligación de incorporarse a la concentración de su selección al día siguiente, el cuerpo técnico del Málaga ya conocía desde pocos días atrás que había que empezar a analizar las distintas variantes en el centro del campo para los 'play-off' de ascenso. De ahí que durante las últimas semanas Víctor y su equipo de trabajo hayan estado muy pendientes de la recuperación de Erik Morán, porque existe confianza en que el vasco tenga un papel relevante en las eliminatorias decisivas.

Había muchas esperanzas en Erik Morán cuando llegó al Málaga en enero. Incluso, después de su esperanzador debut, frente al Almería. Aquella tarde tuvo que ser sustituido en el minuto 74 debido a que el físico no le daba para el partido completo. Había dispuesto de pocas oportunidades en el AEK Atenas y la falta de ritmo se dejó notar demasiado pronto. Tanto que poco a poco su rendimiento se fue resintiendo hasta convertirse en un futbolista intrascendente para el equipo, muy lejos del esperado rol de revulsivo para un centro del campo que no terminaba de carburar.

Después de los tres primeros partidos, todos como titular, Erik Morán comenzó a bajar en su juego. Pasó por el banquillo, volvió a contar con otras oportunidades y finalmente, cuando fue recuperado para la titularidad por Juan Ramón Muñiz, fue sustituido en el minuto 52 frente al Sporting y en el descanso contra el Extremadura. Los problemas musculares se acentuaron con una rotura importante que obligó a extremar las precauciones y que impidió al entrenador recién llegado contar con él desde su incorporación en el lugar de Juan Ramón Muñiz.

Opciones

Durante más de mes y medio se han medido mucho los pasos en la recuperación de Erik Morán. El técnico malaguista tiene especial confianza en el vasco, máxime cuando se supo hace casi un mes que N'Diaye no iba a estar disponible para los 'play-off' (el jugador lo confirmó a los dirigentes del club tras una última conversación con el seleccionador senegalés). Víctor considera que conforme avance la fase de eliminatorias el excentrocampista del Zaragoza o Leganés podrá ofrecer una aportación importante. Cabe recordar que junto a Keidi y Adrián el entrenador tiene las opciones de Lacen y Boulahroud (hasta el momento este ha contado más en las convocatorias que el francoargelino), aunque frente al Zaragoza situó en una de las dos posiciones de interior primero a Mula y después a Dani Pacheco. También con el regreso de Koné el sistema fijo empleado por el técnico madrileño (4-1-4-1) puede virar a un 4-4-2 con el marfileño como acompañante de Blanco.

Erik Morán se reincorporó al trabajo con sus compañeros el pasado lunes, aunque posiblemente hubiera estado disponible unos días antes. No obstante, la recuperación se ha dosificado al máximo para que cuando volviera a tocar balón estuviera en el tono adecuado para mostrarse optimistas sobre su ingreso en el equipo. Porque es evidente que en el seno del club siempre ha existido la convicción de que el centrocampista ofrecerá una aportación interesante si cuenta con el punto físico y el ritmo necesarios. Sin N'Diaye es más necesario que nunca.

Temas

Fútbol