El 'estilo Muñiz' en su apogeo

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Si alguien dudaba que esta Segunda División es una categoría perra, tras ver el partido de anoche en La Rosaleda ya no tendrá vacilación de ningún tipo. Aquí no vale más que ganar sea como sea, y el buen juego, el gusto por tocar el balón, por hacer cosas agradables para la vista del espectador quedan en el limbo o para otras categorías. Málaga y Cádiz disputaron un partido con una entrega y una fuerza increíbles, pero sin ni siquiera dos pases o dos regates seguidos. Lucharon lo indecible, pero ahí quedó todo, en un partido que en su primera parte, sobre todo por el Málaga, fue infame, un verdadero aburrimiento. Los locales apenas si llegaron a la meta gaditana y ni siquiera dispararon, y las buenas hechuras del Cádiz hacían presagiar pocas cosas buenas, aunque esta vez la diosa fortuna se alió con los de Muñiz cuando unas manos de un defensor blanquiazul en el área no fue sancionada por el colegiado, al que ese fallo marcó para el resto del partido, ya que anduvo totalmente perdido...

Como no hay lógica en Segunda, después del pésimo primer período, tras el descanso el Málaga fue quien tomó el mando del partido y el Cádiz que había estado más que aseado, se vino abajo. Gol anulado a los locales, un par de claras ocasiones... Se mascaba lo que llegó en las botas de Ricca, que disfrutó como lo hacían los jugadores de antaño al conseguir el gol que le dio los tres puntos a su equipo después de una acción genial de Harper, que por cosas como la que hizo tiene que mantenerse en el terreno de juego.

Tras el 1-0, lo que podríamos denominar 'estilo Muñiz' se impuso de manera contundente, y el Cádiz, que llevaba siete partidos consecutivos ganando, no tuvo recursos para ni siquiera poner en apuros a Munir, cuyo mayor susto fue en una cesión de uno de sus defensas que no advirtió que el marroquí estaba muy adelantado...

En suma, el 'estilo Muñiz' en su pleno apogeo: mucha igualdad, nada de juego, pocas ocasiones, pero los tres puntos se quedaron en La Rosaleda. No hay mejor noticia que ese final...

 

Fotos

Vídeos