La Liga 123

La falta de autoestima y el balón parado, debilidades y fortalezas del Nástic

La falta de autoestima y el balón parado, debilidades y fortalezas del Nástic

Hace tres semanas cambiaron de entrenador, pero el efecto del nuevo, Enrique Martín, aún no se ha visto reflejado en los resultados y el juego del equipo

BORJA GUTIÉRREZ

Es el primer colista que visita La Rosaleda esta temporada, un partido trampa, para no confiarse. Todos los indicativos e informes que ha dejado el Nástic esta temporada dan una supuesta victoria segura del Málaga, pero especialmente en esta Segunda División todos los rivales pueden poner en problemas a los de arriba. Estos son los puntos fuertes y débiles del Club Gimnàstic de Tarragona.

Fortalezas: el balón parado

El balón parado

Poseen buenos cabeceadores como Fali, Albentosa y Barreiro, y muchos de sus pocos goles esta temporada han sido en acciones en estático.

Nuevo jefe en la oficina

Hace tres semanas llegó Enrique Martín, un veterano entrenador, muy conocedor de la categoría (con esta cumple 14 temporada en Segunda) y ha cambiado algunas formas de trabajar en el club. Creen en él y es la referencia, algo positivo en la preocupante deriva del equipo.

Motivación de jugar en La Rosaleda

La división de plata no es una liga de enfrentamientos fáciles, todos son complicados. El colista puede y quieren de hecho tomar el mítico estadio blanquiazul para corregir su trayectoria. Con nada que perder, una victoria en tierras malagueñas sería un chute de alegría para los catalanes.

Debilidades: falta de autoestima

Falta de calidad

No fue todo bien desde el principio. Metido ya en pleno verano, el club cambió de secretaría técnica y el entorno entiende eso como un 'hándicap', existen muchas dudas sobre el nivel de la plantilla. Es de un perfil bajo.

No genera fútbol

Lo anterior viene hilado a esta circunstancia. Solo ha marcado 9 goles en 13 partidos. El peor registro de la liga junto al Reus.

El físico

Su crítica situación le está motivando a empezar los partidos con una alta intensidad, un condicionante que los deja exhaustos alrededor del minuto 60. Dejan patente una baja forma física hasta el momento.

Depresión

Es innegable que el ambiente que se vive en Tarragona es de pleno derrotismo. El equipo acarrea los peores números del último lustro en un arranque liguero.

 

Fotos

Vídeos