Contreras: «Todavía no hay nada decidido»

El técnico del Málaga Antonio Contreras, durante el partido ante el Sporting de Huelva./ GERMÁN POZO
El técnico del Málaga Antonio Contreras, durante el partido ante el Sporting de Huelva. / GERMÁN POZO

Tanto el técnico malaguista como la autora del gol, Cazalla, explicaron que el equipo seguirá creyendo en la salvación hasta la última jornada

MARINA RIVAS

 

Un empate insuficiente cuando lo que se perseguía era una victoria ante el Sporting de Huelva. Aunque un empate que, de momento, ha sacado al Málaga de los puestos de descenso. Una información que el técnico del equipo Antonio Contreras todavía desconocía en su comparecencia post partido, que comenzó: «Con la parada de Chelsea, todos nos veíamos donde este equipo se merece. Luego viene ese córner, que nos lleva a que nos encontremos el vestuario como no se merecen estar mis jugadoras». Sin embargo, no se lamentó. «Toca seguir, quedan dos partidos y aquí todavía no hay nada decidido».

Aunque ninguno de los dos equipos lograron llegar a puerta con soltura, Contreras valoró: «Yo creo que hemos dominado el partido, el Sporting de Huelva ha generado ocasiones, pero muchas veces de errores nuestros y a balón parado». Sobre los últimos minutos más intensos del rival, añadió: «El único peligro que veía del rival era la falta que paró Chelsea. Yo insisto, la jugadora le pega mal en el último córner, no va ni a centrar ahí y le sale, ¿cómo controlas eso?, le ha pegado mal y luego la otra chica define muy bien». A lo que aprovecha para advertir que, bajo su punto de vista, el cierre del partido debería haberse dado tras la parada de la meta blanquiazul: «No hay que achacar nada a los árbitros, pero en la jugada de Chelsea el partido estaba acabado, pita el final y se acaba el partido. Es muy fácil decirlo aquí pero yo no soy el árbitro».

Concluido el partido, ahora sólo queda pensar en los dos siguientes, los últimos de la temporada. El primero fuera ante el Athletic y el segundo ante el Rayo Vallecano en casa. «A Bilbao ahí que ir a ganar el partido, con cabeza, sabiendo que será difícil y que no dependemos sólo de nosotras. Hay que ver los resultados y yo sigo pensando que vamos a tener vida hasta el último partido. Que lleguemos sin depender de nosotros puede ser, pero que vamos a tener vida hasta entonces, yo creo que sí. Ahí me tengo que agarrar». Siempre positivo, concluyó agradeciendo a Ben Barek que entrase a vestuario para hablar con las jugadoras. «Estoy fastidiado, pero ya vengo llorado de casa porque si no aquí lloramos todos, pero como ha dicho Ben Barek, que ha entrado hoy a hablar con las niñas, cuando una persona lo da todo y siente el escudo, se puede jugar mejor o peor pero no se le puede reprochar nada».

Cazalla: «Es resultado no nos conviene»

También con un inevitable gesto serio, la autora del gol del Málaga Marta Cazalla puso voz a sus compañeras: «Hemos tenido muy mala suerte. Sabemos que los partidos duran hasta el minuto 98, como nos vienen pitando toda la temporada y al final un fallo de concentración nos ha costado los tres puntos, pero quedan dos jornadas y vamos a seguir peleando por quedarnos en Primera». La central madrileña se ha convertido en una de las sorpresas del cierre de campaña malaguista, entre otros motivos, por anotar de forma consecutiva en los dos últimos partidos caseros. Eso sí, poco le duró la alegría por volver a marcar: «Todas queremos aportar nuestro granito de arena. Estoy contenta por el gol, pero lo que importa es el resultado y eso no nos conviene».

En el momento de su valoración tras el encuentro contra el Huelva, Cazalla explicó que el equipo se mantenía ajeno a los resultados de la jornada: «Lo importante ahora es que nuestro equipo se levante de la mejor manera posible, dependemos de nosotras mismas y los demás equipo ahora mismo nos dan un poco igual». En aquel momento tampoco sabían que unos minutos después saldrían del descenso gracias a un triple empate en la cola. La madrileña, firme en su seriedad, explicó que era un momento complicado: «El vestuario está fastidiado, porque queríamos los tres puntos y se nos han ido en el último minuto, pero ahora lo importante es el próximo partido. Hasta el último de partido tendremos opciones, tenemos que seguir peleando». Una continua guerra como la de este domingo, en la que volvieron a sentirse arropadas por su afición, esta vez en torno a 900 malaguistas que coparon la grada de la Federación. Sobre este apoyó comentó: «No tengo palabras para describir a esta afición. Llueva o haga sol están aquí presentes, han sido el jugador número 12 y nos han llevado en volandas todo el partido. Una pena no haberles brindado la victoria pero espero que hasta el final de temporada sigan ahí».