Ali Muñoz: «Creo que el Málaga logrará la salvación»

Ali Muñoz, en un partido de esta temporada con el Deportivo Abanca. /DEPORTIVO DE LA CORUÑA
Ali Muñoz, en un partido de esta temporada con el Deportivo Abanca. / DEPORTIVO DE LA CORUÑA

Experta en luchar en la zona baja, la delantera del Deportivo de la Coruña se muestra optimista con el equipo

MARINA RIVAS

Ali Muñoz es una veterana de guerra del fútbol español. Con largos años de experiencia en Primera y en Segunda División, la delantera ha luchado en seis fases de ascenso con el Albacete, el equipo de su tierra. Su séptimo 'play-off' comenzará hoy mismo con su nuevo equipo, el Deportivo de La Coruña, en el que casualmente comparte filas con la malagueña Silvia Mérida. Ambas, como líderes invictas del grupo I de Segunda, se juegan una ansiada plaza en la Liga Iberdrola, el mismo recorrido que el pasado año siguió el Málaga, que ahora camina por la cuerda floja intentando buscar la salvación en sus dos últimas jornadas. En este caso, Muñoz es toda una experta.

Sin lugar a dudas, la que se está disputando este año es la temporada más igualada que se recuerda en la máxima categoría del fútbol femenino. A falta de dos partidos el Málaga está justo al límite de la zona de peligro, y el Fundación Albacete y el Madrid CFF, en la cola, empatan a 21 puntos y ocupan las dos plazas de descenso. Todos buscan sumar desesperadamente aunque, sin quererlo, dependen los unos de los otros. El cuadro blanquiazul lo tendrá complicado en su penúltima jornada; juega este sábado a las 18.00 horas en casa del Athletic, cuarto y con una de las plantillas más potentes. Por su parte, el cuadro castellano-manchego recibe al Espanyol con opciones de sumar y el conjunto de la capital viaja al feudo del Levante, asentado en el tercer puesto.

La veterana delantera explica la tensión por la que pasan los equipos que, como el blanquiazul, se lo juegan todo en la recta final

Para remontarnos a una recta final de campaña similar en cuanto a igualdad tenemos que retroceder a la 2016-17. A falta de tres jornadas, el Albacete de Muñoz era penúltimo, con 16 puntos;el Tacuense, último, con 14 y, justo al borde del descenso, el Oiartzun, con 17. Sin embargo, el cuadro albaceteño obró el milagro al igual que en la campaña 2014-15, cuando se salvó en la penúltima jornada. Además, casualidades del destino, en 2017 también comenzó con un empate contra el Sporting de Huelva, al igual que el Málaga la pasada jornada; tras este sumó cuatro puntos más, con los que consiguió la permanencia in extremis.«Recuerdo que terminamos el último partido y no pudimos celebrar nada, porque se estaba jugando otro partido y dependíamos de ese. Era frustrante, no podíamos reír ni llorar, todos pendientes del móvil», explica la delantera.

Mente fría

El factor psicológico es fundamental. «Las últimas semanas de competición pasábamos mucho tiempo juntas y nos hacíamos reír continuamente con tal de distraernos. Intentábamos no pensar demasiado en que si perdíamos, descendíamos. Nos unimos más que nunca. En estos momentos hay que centrarse en el partido que tienes por delante, ofrecer el doscientos por cien y no dar un balón por perdido. Hay que jugar con el corazón», se sincera.

Como amante de este deporte, también ha seguido el desarrollo de la Liga Iberdrola este año y sobre el juego del Málaga asegura: «Creía que quedaría entre los ocho o nueve primeros, porque lo he visto varias veces y como bloque me gustan. Y con Antonio Contreras salen a atacar. Yo creo que en los dos partidos que les quedan lograrán la salvación, pero que no pierdan los nervios».

Liga Iberdrola