David Grande da al Malagueño un triunfo intrascendente

David Grande trata de proteger la pelota durante el partido. /SUR.ARCHIVO
David Grande trata de proteger la pelota durante el partido. / SUR.ARCHIVO

Una jugada individual de Deco terminó en el penalti que acabó transformando el delantero centro del filial malaguista

EMILIO MORALES

Málaga. El Malagueño por fin gana en la Federación. Lo hizo en un partido intranscendente ya que el conjunto blanquiazul estaba matemáticamente descendido antes de que el encuentro se disputase. Además, por añadirle un tono gris al encuentro el Real Murcia figuraba en el puesto once de la tabla y tampoco se jugaba nada. Fue por ello un partido en el que los 22 jugadores que pisaron el verde pudieron desplegar una version relajada. No había nada en juego.

Esto no quiere decir que no fuera un partido competido. Los hombres de Manolo Sanlúcar querían visiblemente brindarle una victoria a su afición, una hinchada que no dejó de apoyarle en una temporada difícil de empeorar. Durante la primera mitad el tanteo de los equipos y la seguridad en la zaga de ambos hizo que el marcador no se moviese. Esta ha sido una tónica habitual en toda la temporada en la que sin duda el fútbol ha brillado por su ausencia.

Ayer el entrenador no dio entrada a los menos habituales confiando en los que han jugado duraba toda la campaña. Fueron estos los que tras la reanudación subieron una marcha y comenzaron a monopolizar el juego. Fue el momento de Deco, un peso pesado, que tras una buena acción personal provocó un penalti que transformó a diez minutos del final el que ha sido el mejor jugador de la plantilla en estos últimos meses: David Grande. Quizá si hubiese llegado antes a las filas blanquiazules la historia hubiese sido diferente. Es justo decir también que Iván Jaime y Juan Cruz también aportaron al partido.

En los ultimos diez minutos el Malagueño supo defenfer su feudo y logró tener un encuentro plácido en su ocaso. Le quedan minutos para saborear el sueño de Segunda B.