Todo o nada en la final del Málaga

Celebración del gol de Paula Fernández ante el Fundación Albacete./ GERMÁN POZO
Celebración del gol de Paula Fernández ante el Fundación Albacete. / GERMÁN POZO

El equipo blanquiazul debe ganar hoy su último partido de Liga, ante el Rayo Vallecano, sólo para optar a la carambola que le otorgue la salvación

MARINA RIVAS

Este no era el final de Liga que le hubiera gustado vivir al Málaga pero, dejando a un lado los lamentos y los culpables, lo último que puede hacer ahora es dejar de luchar por miedo a lo que pueda pasar. La ilusionante apuesta por construir un potente equipo que compitiera y se mantuviera en la Liga Iberdrola, la máxima categoría nacional del fútbol femenino, se fue desvaneciendo hace ya varias jornadas, cuando la salvación empezó a entenderse como todo un privilegio. El mismo por el que se debate este domingo, en su última final del año, a la que llega con opciones de todo, aunque sin depender de sí mismo. Lo único claro del duelo que medirá a las 13.00 horas al cuadro blanquiazul contra el Rayo Vallecano en la Federación es que, de no acabar en victoria local, todos los esfuerzos de esta y del pasado año habrán sido en vano.

Y es que llegó tarde la reacción, esa que, tras más de una docena de jornadas sin ganar, hizo creer de nuevo al equipo que la permanencia todavía podía conseguirse. Sin embargo, no es el único conjunto que camina por la cuerda floja en este cierre de la competición. Hasta tres equipos más apuran sus opciones, aunque el Málaga es el que más complicado lo tiene.Al ser colista en solitario, con 22 puntos, la victoria es obligada para forzar la carambola y salir del descenso. Eso sí, dependerá a su vez de que el Fundación Albacete (ante el Logroño, fuera) y el Madrid CFF (contra el Athletic, en casa), ambos con 24 puntos, no ganen sus respectivos encuentros. La otra opción en la que la salvación malaguista podría darse es que se produjera un triple empate a 25 puntos entre estos, coincidencia que ya se dio hace dos jornadas y que, por la suma de puntos logrados en los encuentros entre sí, hace que el Málaga se ponga por encima de ambos.

El doble filo de esta segunda opción por la permanencia es que, si el Sporting de Huelva (que suma 25 puntos) no puntúa hoy en casa del Espanyol y genera un cuádruple empate (o un triple con alguno de los anteriores equipos), el cuadro costasoleño no se salvaría. Son opciones fallidas fruto del peor 'goal average' general de la categoría (-43 goles), que perseguirá al cuadro de Antonio Contreras hasta el final del añadido.

Jornada unificada

Sería una manera cruel de llegar al cierre de una campaña que prometía, con una plantilla que mezclaba el talento de la cantera blanquiazul y hasta catorce fichajes en los dos mercados de la temporada, que llegó incluso a ocupar el décimo puesto de la clasificación antes del parón invernal. Este domingo, al Málaga sólo le queda salir al campo con todo lo que le quede por dar, sabiendo que al menos su rival (con el que perdió sólo por 1-0 en la primera vuelta) parte cómo décimo en la tabla y con lo más importante: la tranquilidad de no jugarse nada, ni los puestos europeos ni su salvación.

Además, las jugadoras competirán desde el desconocimiento del transcurso del resto de partidos, ya que en esta última jornada la competición ha unificado sus horarios. Esto desembocará en que la estampa más repetida al cierre de este partido sea sin duda la de aficionados y banquillo con un ojo en el campo y otro en el móvil, pendientes de que la compleja carambola se haya consumado. Entonces sólo quedará lamentarse por una muerte anunciada o celebrar un agónico éxito pensando que, cara al largo plazo, queda mucho que mejorar.

Llamamiento blanquiazul para copar la grada

Igual que en los dos últimos partidos de Liga, la entidad blanquiazul volverá a abrir hoy las puertas del campo de la Federación de manera gratuita, para todos los aficionados que acudan a apoyar al equipo. Mientras su primer llamamiento, en el partido contra el Fundación Albacete, no surtió demasiado efecto, en el último, ante el Sporting de Huelva, sí que se logró llenar la grada con alrededor de 900 asistentes. Esta será una cita fundamental en la que el conjunto necesitará de todo el ánimo posible para lograr la victoria.