La ilusión no fue suficiente para el Málaga femenino

La ilusión no fue suficiente para el Málaga femenino
Francis Silva

Pese a que plantó cara al comienzo, no pudo en el día de su estreno en Primera con un contundente Atlético de Madrid

MARINA RIVAS

Cuando un día comienza gris, hace falta más que una buena excusa para salir a la calle e intentar extraer algo positivo de las cosas. Ayer era un día grande para el Málaga femenino y lo fue a pesar de la derrota, nada menos que 0-4 en casa ante el vigente campeón, el Atlético de Madrid. Sólo el hecho de contar con cientos de personas que, más allá del diluvio, el horario –cercano al partido del equipo masculino– y la falta de un techo para resguardarse, acudieron a apoyarlas ya significó mucho. A pesar de que permanezca la opción, más cómoda, de quedarse en casa y ver el partido por televisión, en ellos y ellas prevaleció querer salir a apoyar a las suyas, a buscar un rayo de luz.

0 Málaga

Chelsea; Encarni, Marta (Shiv, min. 61), Miriam, Ruth, Leticia; Dominika, Pamela (Celia, min. 64), Raquel (María Ruiz, min. 71), Paula (Natalia, min. 52) y Adriana.

4 Atlético

Lola; Linari, Aleixandri, Kenti (Calligari, min. 66); Menayo, Sosa, Kaci (Chidiac, min. 58); Esther, Jenni Hermoso, Amanda (Olga, min. 70) y Ludmila.

goles
0-1, minuto 14: Ludmila. 0-2, minuto 46: Ludmila. 0-3, minuto 52: Jenni Hermoso. 0-4, minuto 87: Leticia, en propia puerta.
árbitro
Martínez Martínez (Murcia). Amonestó a las jugadoras rojiblancas Kaci, por una entrada a Paula Fernández (minuto 25) y Jenni Hermoso, por otra falta a María Ruiz (min. 76).
incidencias
A pesar de la alerta naranja por lluvias en la provincia y de que el final del partido estaba cercano en horario al del primer equipo masculino, alrededor de 800 aficionados se dieron cita a las cuatro de la tarde en el campo de la Federación.

La lluvia pareció dar tregua al inicio del partido y las jugadoras lo agradecieron. El Málaga saltó al campo con un once dentro de lo previsible, más allá quizá de la incorporación de la exatlética Raquel, que tras llegar la pasada campaña se estrenaba en Primera División. También debutaron en la élite dos malagueñas: las defensas Ruth y Encarni, precisamente dos de las mejores del encuentro. Destacó la más joven, Ruth, que cortó incesantes llegadas del Atlético e incluso resistió todo el encuentro a pesar de haber sufrido molestias al final de la primera parte.

Ya en el minuto 14, con el primer gol del encuentro (tras un pase al hueco que aprovechó la delantera rojiblanca Ludmila), se dejaban notar la presencia y el portento físico de las jugadoras madrileñas. Sí, las visitantes dominaron durante todo el encuentro, pero en la primera parte la balanza llegó a equilibrarse bastante, hasta el punto de que todavía nadie podría aventurarse a vaticinar un resultado final. Una llegada de Adriana tras un pase de Marta pudo ser la ocasión perfecta en esta dura e igualada parte, pasada por agua, aunque no pudo llegar a rematar la capitana.

Unos 800 aficionados apoyaron al equipo en el campo de la Federación pese al diluvio

El inicio del segundo tiempo sentaría como un jarro de agua fría a las de Antonio Contreras. Fue tras recibir el segundo tanto, el que suponía el doblete de Ludmila, sólo un minuto después del arranque. No se recuperaron las malaguistas de aquello, no al menos cara a la portería rival. El juego pasó a concentrarse en el centro del campo y en el área de la portera blanquiazul, Chelsea. No bastaron sus incesantes paradas, incluso luciéndose con alguna que otra 'palomita' o una buena acción por alto. La meta encajó el tercer gol, de la internacional española Jenni Hermoso, y más tarde, el de su propia compañera Leticia, en propia puerta, tras un lío dentro del área pequeña que acabó por sumar en negativo.

Al Málaga le faltaron suerte, algo de potencia y creación de juego cara a la portería, pero sí que hubo momentos de lucidez en los que el nuevo equipo de Primera resistió la presión del vigente campeón liguero, que dentro de dos días disputará partido de Champions ante el Manchester City. A las malaguistas sólo les queda asumir que cometieron tantos aciertos como errores y que, pese a que dieron la cara (sobre todo en la primera parte), deberán dar el doble si quieren demostrar para lo que han trabajado. De momento, tras los noventa primeros minutos en la máxima categoría y tras frenar en seco la lluvia, a más de uno de los presentes les sirvió para ver su entrega en el campo, un rayo esperanzador con el que ponerle una media sonrisa al día. Más que útil en un día gris.

.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos