Antonio Contreras: «Algún día jugaremos en La Rosaleda»

Antonio Contreras da instrucciones durante un entrenamiento./Migue Fernández
Antonio Contreras da instrucciones durante un entrenamiento. / Migue Fernández

El técnico del Málaga Femenino asegura que el equipo no dejará de morder y que cumplirá con los objetivos del año en Primera División

MARINA RIVAS

Muchos suelen pedir sinceridad ante todo, pero cuando alguien «va de cara», lo traducen como un alarde de superioridad. El entrecomillado anterior es una de las expresiones en las que más se refugia el técnico del Málaga femenino, Antonio Contreras. Lo hizo el pasado año, cuando logró dirigir al equipo hacia el ascenso a Primera, después de 10 años; en su debut liguero el pasado fin de semana, a pesar de la derrota ante el Atlético de Madrid y lo seguirá haciendo, hoy, a domicilio, ante la Real Sociedad y mientras siga manteniéndose en la lucha por darle al fútbol todo lo que a él le ha aportado (12.00 horas).

En realidad, comenzó en el fútbol femenino por pura casualidad, por que al conjunto del Puebla de su Badajoz natal le hacía falta un entrenador de porteras. Cuatro años después de aquello, su visión de equipo y su intensidad lo llevaron al banquillo del Atlético, al del Levante, e incluso al del Arsenal. Y mientras, más de uno seguirá pensando para sí mismo aquello de: «Es una gran trayectoria, pero es fútbol femenino», Contreras lo plantea desde otra visión: «La sociedad sigue siendo machista, en el deporte, en el trabajo… Queda mucho por hacer y menos mal que algo hemos mejorado», comienza. «Yo soy un loco del fútbol, podría disfrutar haciendo otras cosas, pero vivo por esto y ahora por el Málaga, al que le dedico las 24 horas», asegura.

Sólo lleva 13 meses al frente del equipo, pero ya consiguió meterse en su historia al lograr la gesta del pasado año, aunque ahora, con la nueva y exigente vuelta a Primera, categoría que él conoce de cerca, sabe que con la emoción de las jugadoras no será suficiente. «Es importante hablar de ilusión, transmitir valores, trabajo, esfuerzo y también hay que ir de cara siempre con todos y con las jugadoras también. Puedo asegurar que este equipo nunca va a dejar de morder mientras yo esté aquí», comenta el pacense.

Entre visionados de vídeos, apuntes tácticos y borrones en su cabeza, se exige darse un respiro de vez en cuando, yendo al cine aunque no sea su debilidad o saliendo a dar una vuelta por Málaga, acordándose siempre de que dejó a su familia a cientos de kilómetros para resaltar que vino aquí, exclusivamente, a trabajar. «Voy a luchar por estas niñas, luché porque sus camisetas estuvieran en la tienda y estas niñas seguirán creciendo, lograremos los objetivos y, algún día estarán jugando en La Rosaleda, con el tiempo se verá», vaticina el técnico. Como entrenador, le cuesta definirse, aunque sí que se identifica, en algunos aspectos con la filosofía 'cholista'. Eso sí, el haber pasado por varios clubes, le ha dejado amigos por el camino, de los cuales también ha aprendido. «Este trabajo me ha permitido conocer a grandes profesionales y compañeros, gente que yo puedo decir que me han aportado como persona… Como Rafa Benítez o Míchel…», destaca, entre otros.

Su futuro

En el futuro y, a pesar de dedicar toda su trayectoria al fútbol femenino e incluso haber sonado para seleccionador nacional, al mismo tiempo que Jorge Vilda (el actual), el malaguista aspira a compartir banquillo con una de esas personas que tanto le ha aportado, en un equipo masculino. Una decisión que, asegura, no le alejaría de su lucha por hacer ver la valía de las jugadoras. «Se puede y se debe luchar por el fútbol femenino también desde el masculino», se sincera, y pone un ejemplo: «El otro día me llamó Míchel, diciéndome que había estado viendo a las niñas por Gol, eso es apoyar al fútbol femenino aunque mucha gente no se de cuenta».

Eso sí, sabe que, de momento, su lugar está con ellas y no duda de que hará todo lo que esté en su mano para asentar al Málaga en Primera. Entrega que quiere ver cada día en sus jugadoras. «Ellas nunca han dejado de trabajar duro, me duele tener que dejar fuera a 8 o 9 para una convocatoria, por eso quiero que todas las que tengan la oportunidad de jugar lo den todo en el campo», asegura. E incluso, se atrevió a resaltar un ejemplo: «Ruth, si sigue así, irá a la Selección y antes de que yo llegara, Ruth no tenía minutos en Segunda; yo aposté por ella desde el año pasado y el tiempo lo dirá… Ella irá a la Selección», afirma. Contundente, como sus palabras, es su personalidad. Se entrega por aquello que le apasiona, aunque eso implique realizar duros sacrificios.

Málaga

Entrenador: Antonio Contreras

Su punto fuerte. Las jugadoras parten con la motivación de querer sumar sus primeros puntos y ofrecer una nueva cara del Málaga tras la derrota ante el Atlético.

Su punto débil. Al resultar una plantilla con tantas caras nuevas, es posible que requiera de más tiempo para alcanzar la regularidad.

Atención a:

Ruth. La joven central fue la más destacada ante el Atlético; destaca su rapidez y precisión cortando pases.

María Ruiz. Parte con posibilidad de salir desde el once incial; su fuerte está en generar ocasiones peligrosas cara al gol.

El rival: Real Sociedad

Entrenador: Gonzalo Arconada

Su punto fuerte. Es el tercer equipo de la liga con más jugadoras en la selección; gran experiencia y potencial físico.

Su punto débil. Reducir la intensidad en la segunda parte les hizo ver peligrar la victoria en la primera jornada

Atención a:

Ramajo. Es la capitana, la más veterana del equipo y golpea bien con ambas piernas.

Nahikari. Joven y goleadora; llamada a ser una de las grandes promesas españolas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos