El Málaga: Ni acción ni reacción

Una jugada del encuentro. /Salvador Salas
Una jugada del encuentro. / Salvador Salas

El equipo de Antonio Contreras consigue un insuficiente empate ante el Logroño, que le deja sin movimientos en los puestos del descenso

MARINA RIVAS

Este era el partido, la ocasión para reivindicar la permanencia, para poner fin a la mala racha del equipo y para dar por fin un salto en la tabla. Ya antes del pitido inicial, el Sevilla, último, empató y devolvió al Málaga a la cola, y había que salir de ahí. Sin embargo, la falta de ritmo inicial y las prisas por intentar chutar a portería, en ocasiones sin sentido, condenaron al cuadro costasoleño, que sólo pudo aspirar al empate (1-1) ante el Logroño, su rival más directo, con el que sigue igualando números en la tabla. Un punto que les vuelve a poner en la decimoquinta posición, con 17 puntos.

Para la once, el técnico malaguista, Antonio Contreras, optó por intentar reducir errores atrás y reforzó la defensa y el centro del campo, dejando sola arriba a Patricia Mascaró. Y se acabó viendo esta falta de ataque en la primera parte, donde casi no hubo juego ni por parte de un equipo ni por parte de otro. Quizá el Logroño llegó a acercarse en momentos puntuales en al área malaguista, pero no vio portería hasta el gol, el que fuera su primer tiro contundente del partido, en el minuto 26 y por obra de Jade Boho, aunque gracias a una jugada personal de Cami. Esta sorteó a varias malaguistas por la banda derecha y dio el pase atrás, donde estaba su compañera. Se durmió totalmente la defensa malaguista, que tuvo tiempo de cortar la asistencia, pero no lo hizo.

Para buscar una reacción temprana, hubo que hacer un cambio tras en el descanso. Se retiró Mascaró, que no tuvo acierto en la primera parte, y entró la sudafricana Ode al terreno de juego y sí que cambió la situación. Sólo cuatro minutos después, aunque no gracias a ella. Leti ya tuvo la mejor ocasión del Málaga en la primera parte, justo al final, tras una jugada personal por la banda derecha que terminó con un tiro desde fuera del área que se marchó alto. Y, prácticamente repitiendo este esquema, la lateral madrileña anotó el gol de empate. Tras driblar a una jugadora, chutó al borde del área y a la portera riojana se le escapó de las manos. Las esperanzas no duraron demasiado. Hubo ocasiones contadas de nuevo en un partido intermitente, por ambas partes. .

La falta de intensidad volvió a condenar al cuadro blanquiazul, que veía como se aproximaban las rivales e incluso dejabna botar con soltura balones del cuadro riojano dentro del área pequeña, algo imperdonable. Ni la entrada de Ode, ni la de Armisa en la delantera, ni la de Adriana en la derecha resolvieron los problemas del equipo para crear jugadas con personalidad o al menos peligro. Al menos hasta el término del partido. Faltando escasos diez minutos para el pitido final y el añadido, comenzó a despertar el equipo. De haber mantenido esa fuerza y esa agresividad positiva durante todo el partido, hubieran ganado de calle. En ese tiempo, el balón no bajó del área rival, con varias ocasiones para Ode y algún tiro suelto de Pamela, Miriam o Adriana, todos ellos desviados. Sin embargo, ya era tarde para reaccionar. Un solitario punto subió al marcador en un partido clave.

1 Málaga

Chelsea; Leti, Cazalla, Ruth, Raquel, Encarni; Pamela, Paula Férnandez (Armisa, minuto 77), Miriam, Dominika (Adriana, min 62); Mascaró (Ode, min 46).

1 Logroño

De la Nava, Tejada, Vanesa (Silvia, minuto 66), Saray (Ida, min 54), Boho (Irene, min 70), Bárbara, Ana Velázquez (Soruco, min 65), Falknor, Dorine, Vlderas y Cami

goles.
0-1, minuto 26: Jade Boho. 1-1, minuto 49: Leti.
árbitro.
Martínez Madrona (Comité murciano), amonestó a Saray y a Pamela con cartulina amarilla.
incidencias.
Unas 250 personas acudieron al campo de la Federación en el partido correspondiente a la jornada 21ª de Liga Iberdrola.