El Málaga, ante tres oportunidades de oro para salir del peligro

Encarni, ante la Real Sociedad./OPTA
Encarni, ante la Real Sociedad. / OPTA

El cuadro blanquiazul rompió su mala racha inicial puntuando ante los que serán sus próximos rivales en la Liga Iberdrola

MARINA RIVAS

Como si de 'El día de la marmota' se tratara, la historia vuelve a repetirse para el Málaga. Regresa el bache del comienzo de la temporada, del que tanto le costó salir, aunque también le llega la oportunidad de reencontrar su mejor versión ante tres rivales consecutivos que pusieron fin a sus infortunios. Este sábado, el campo de la Federación recibirá al Valencia, a las 10.45 horas en un partido que se retransmitirá por beIN LaLiga y que medirá el compromiso del equipo local por cumplir su propósito y permanecer en Primera División.

En la primera vuelta, cuando más complicadas estaban las cosas, el cuadro malagueño empezó a demostrar sus cualidades y consiguió un meritorio primer punto en el feudo taronja, con una sensacional Chelsea bajo palos y una María Ruiz que apuntaba maneras. La situación apenas ha variado con respecto a aquel día, a pesar de que el Valencia sigue en el medio de la tabla (noveno), todavía no ha encontrado una regularidad; prácticamente mantiene su puesto gracias a nueve empates, siendo el conjunto que más veces ha concluído en tablas esta temporada.

Tras este 0-0, ya sea por el propio calendario o por el necesario cambio de actitud generalizado, el Málaga comenzó a despegar. La primera victoria llegó ante el Espanyol (2-1), en casa y con Dominika como la encargada de quitar las telarañas al marcador. El cuadro perico será el siguiente rival en el calendario malaguista y, sin saberlo, se ha convertido en su reflejo en la tabla. Ambos equipos llevan sin conseguir una victoria desde noviembre, concretamente desde la jornada décima. Aunque, mientras que el Espanyol ha forzado cuatro empates, el Málaga sólo ha logrado dos, lo que explica su decimoquinto puesto.

Después de este, tres días más tarde (el miércoles 13 de febrero) las de Antonio Contreras tendrán por delante su tercera y más valiosa oportunidad para volver a sumar y salir del descenso. Uno de esos rivales contra los que no está permitido tropezar, el Logroño. Colista ahora y también, por aquel entonces, el primer cara a cara entre recién ascendidos consiguió llevárselo el Málaga, de nuevo por 2-1, aunque en este caso se vio obligado a la remontada.