El Málaga suma un punto en su visita a Barcelona que no le saca del descenso

Adriana (suplente) se prepara para rematar una acción a balón parado en el duelo./Opta
Adriana (suplente) se prepara para rematar una acción a balón parado en el duelo. / Opta

Reaccionó en la segunda parte tras irse con desventaja al descanso, y Ode empató el choque ante un rival directo

OPTA

1 Espanyol

Mariajo, Inés, Baudet (Paula, minuto 83), Del Estal, Brenda, Julve, Dulce, Paloma (Ainhoa, min 63), Katherine (Llompart, min 76), Elba y Torrodà.

1 Málaga

Chelsea; Leti, Cazalla, Ruth, Raquel, Encarni; Pamela, Miriam, Dominika; Mascaró (Gaëlle, minuto 76) y Ode (Adriana, min 59).

GOLES
1-0, minuto 39: Del Estal. 1-1, minuto 46: Ode
ÁRBITRO
Cuesta Arribas (Comité gallego)
INCIDENCIAS
El partido correspondiente a la 29ª jornada de Liga Iberdrola se celebró en la Ciudad Deportiva Dani Jarque (Barcelona)

El Málaga empató a domicilio contra el Espanyol en un duelo que se avecinaba emocionante por la comprometida posición en la clasificación de ambos conjuntos, metidos de lleno en el mismo objetivo. Las visitantes, en zona de descenso, estaban a solo dos puntos del combinado 'periquito', por lo que una victoria les permitía escapar de las garras del descenso. Sin embargo, el empate en el marcador no acaba de satisfacer ni a andaluzas ni a catalanas, que siguen metidas en la parte baja de la tabla. El equipo local, en el que debutó Salvador Jaspe como técnico del primer equipo, se adelantó en el marcador por medio de la delantera Eli del Estal, tras un clamoroso error por falta de entendimiento entre Chelsea y una de las centrales del combinado boquerón. Al poco de empezar la segunda mitad, Ode remató de cabeza un centro medido de Dominika para poner el definitivo empate en el luminoso.

En la primera parte empezó reinando la anarquía. La tensión y los nervios derivados de la posición en la tabla de ambos conjuntos condicionó los primeros minutos de juego, que se caracterizaron por un cúmulo de imprecisiones. Sin embargo, fue el Espanyol quien tomó las riendas del encuentro, mientras el Málaga optaba por el juego en largo en busca de la velocidad de la hiperactiva Ode. A pesar del dominio local, fue el cuadro 'boquerón' el primero en acechar el arco rival a través de una manifiesta ocasión de Ode que, tras regatear a Mariajo, la portera local, definió por encima del larguero con todo a favor. A partir de ahí, las siguientes ocasiones de peligro pertenecieron al Espanyol, hasta que en el minuto 39 Eli Del Estal, la vigorosa atacante local, se aprovechó de un grave error de la defensa malagueña para adelantar a las suyas. Mención especial para Chelsea, ya que de no ser por sus magistrales intervenciones, las catalanas bien podrían haber sentenciado en la primera mitad.

Renacer de sus cenizas

En la reanudación, el Málaga renació de sus cenizas con un tempranero gol de la sudafricana Ode, que remató de cabeza un centro preciso de la ex del Espanyol Dominika para poner la igualada y estrenarse como goleadora. El empate imprimió al partido un ritmo frenético y una constante sucesión de idas y venidas de ambos conjuntos. En este escenario, las andaluzas se sintieron como pez en el agua, con Miriam como brújula del equipo y con Dominika como una de las jugadoras más destacadas del encuentro. Las malagueñas, que disfrutaron de múltiples aproximaciones al área rival, tal vez merecieron mayor premio en su empeño por buscar el segundo tanto. Antonio Contreras movió el banquillo, dando entrada a Adriana, la máxima realizadora del equipo y sorprendente suplente, y también a Gaëlle, una de las nuevas incorporaciones del mercado invernal, pero ninguna de las dos consiguió decantar la balanza a favor del Málaga.

Con este resultado, el cuadro que dirige Contreras sigue ocupando puestos de descenso con 16 puntos, los mismos que el Logroño, que tiene una mejor diferencia de goles. Sin embargo, se puede celebrar que ninguno de los ocho últimos clasificados de la Liga Iberdrola ha conseguido la victoria, por lo que la parte baje de la clasificación sigue al rojo vivo. En la próxima jornada, este miércoles, el campo de la Federación Malagueña deberá vestirse de gala para recibir al Logroño en lo que es otra final cara a la salvación. Hasta entonces, un punto ante el Espanyol para seguir creyendo en la permanencia.

.