El Málaga femenino consuma una temporada decepcionante con el descenso a Segunda

Ruth corre tras el balón en el duelo de este mediodía ante el Rayo. /Germán Pozo
Ruth corre tras el balón en el duelo de este mediodía ante el Rayo. / Germán Pozo

Pese a ganar al Rayo Vallecano (4-2) este mediodía baja a Segunda perjudicado por el empate a puntos con el Sporting de Huelva y tras sumar dos victorias las últimas veinte jornadas

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

El Málaga femenino desciende a Segunda División. Se certifica el fracaso de una pésima planificación de fichajes y de escaso aprovechamiento de los recursos económicos disponibles (el presupuesto del equipo era de zona media-alta entre los dieciséis participantes en Primera) para mantener a la sección en la élite, justo en una coyuntura de clara expansión del fútbol femenino en nuestro país: éxitos de la selección española absoluta, de los combinados de categorías inferiores, grandes asistencias a los estadios, audiencia televisiva, el Barcelona en la final de la Champions o la negociación de un nuevo convenio colectivo que acerque la profesionalización.

El equipo blanquiazul derrotó este mediodía al Rayo Vallecano (4-2), pero fue insuficiente ante muchos de los otros resultados en la jornada final, jugada de forma simultánea en todos los campos. La carambola no fue posible. El Málaga estuvo salvado apenas unos minutos, desde el 1-0, obra de Adriana, de penalti. Pero pronto empezó a torcerse todo: empató y le dio la vuelta al resultado al descanso el Rayo (dos tantos de Altuve), y perdía el Sporting de Huelva en el feudo del Espanyol, con el equipo onubense perjudicando a las de Contreras en posibles empates.

Todo fue a peor en la segunda mitad, con los dos goles del Madrid CFF ante el Athletic. La remontada del Málaga, con dianas de María Ruiz, Kuc y Adriana, fue inútil. Baja a segunda junto al Fundación Albacete (que perdió en Logroño por 4-1 e igualado a puntos con el Sporting. De esta forma, se demuestra que el resultado clave para condenar a las malaguistas fue el 1-1 encajado en el minuto 94 ante el equipo onubense hace dos jornadas.

Más

El Málaga ha sido el único de los tres ascendidos esta campaña que pierde la categoría. El Madrid CFF y el Logroño se han salvado. Esto invalida los argumentos acerca de la dificultad para adaptarse a la nueva categoría, a pesar de que el desfase entre Segunda y Primera es enorme. No hay más que comprobar que Adriana, que marcó en torno al medio centenar de dianas en la división de plata apenas se ha prodigado en Primera, como la canaria Celia Ruano.

La política de fichajes foráneos (incluidos tres africanas en invierno que apenas han aportado nada) fue un desastre excepción hecha de la eslovena Dominika, la que mejores datos físicos ofrece en la plantilla. A la hora de la verdad, en el partido decisivo, el Málaga saltó al campo hoy con siete jugadoras del curso pasado, más Cazalla, Dominika, Leiticia y Patricia Mascaró. Además, el equipo sólo ha ganado dos partidos de los últimos veinte (la competición tiene treinta jornadas) y el club mantuvo a su entrenador, Antonio Contreras, pese a encadenar quince encuentros sin vencer.