Un Málaga ilusionante ya tiene su primer Trofeo Costa del Sol

Las jugadoras malaguistas posan con el trofeo junto al cuerpo técnico y Hamyan Al-Thani./Migue Fernández
Las jugadoras malaguistas posan con el trofeo junto al cuerpo técnico y Hamyan Al-Thani. / Migue Fernández

Vence de forma clara al Futebol Benfica después de una primera parte arrolladora

MARINA RIVAS

Hoy las integrantes de aquel triplete histórico (el de 1998) del decano del fútbol femenino andaluz, el por aquel entonces Club Atlético Málaga, estarían orgullosas de ver en lo que se ha convertido el equipo. Aquellas 'locas del balón', como muchos las llamaban, conforman ahora un equipo que ha recuperado la ilusión y que también pasará a la historia, en su caso, por ganar la primera edición del Trofeo Costa del Sol femenino, que se disputó en Torremolinos. El triunfo se produjo con contundencia, sin pasar mayores apuros, con la sensación incluso de haber estado toda una temporada jugando juntas, cuando casi todas se estaban empezando a conocer con las botas puestas.

4 Málaga

Chelsea; Ruth, Marta, Encarni, Leticia; Raquel, Dominika, Natalia; María Ruiz, Adriana y Armisa, Celia (min. 20). En la segunda parte, el equipo salió con: Stefany, Alba Hoyas (min. 77); Postigo, Shiv, MInori, Miriam; Pamela, Mayara, Leticia; Patricia, Adriana, Celia

0 Benfica

Francisca; Adriana, Carla, Inés, Sofía; Patricia, Silvia, Francisca; Andreia, Edite y Mafalda. En la segunda parte, el equipo salió con: Katia; Carla, Jenny, Rita, Mariana; Joana, Bral, Patricia; Ximena, Catarina y Andreia V.

goles
1-0, minuto 4: María Ruiz; 2-0, minuto 23: Celia; 3-0, minuto 31: Natalia; 4-0, minuto 34: Celia.
árbitro
María José Villegas (Comité andaluz), sacó la amarilla a Ruth en el minuto
campo
Las gradas del campo municipal de El Pozuelo (Torremolinos) se llenaron en la primera edición del Trofeo Costa del Sol femenino, con en torno a 500 espectadores.

El primer encuentro de pretemporada de este Málaga de Primera acabó con cuatro goles a su favor, frente al Benfica, que no guarda relación con la sección femenina oficial del poderoso club luso. Era el Futebol Benfica, un cuadro de media tabla de la Primera portuguesa.

La primera parte hizo la boca agua a los espectadores, no sólo por el calor sofocante que llegaba hasta los 500 aficionados, sino porque un esquema prácticamente impecable, hacía las delicias para el espectador. La pobre defensa de este Benfica creó la locura en un cuadro blanquiazul muy ofensivo. Así, el primer gol, de la malagueña María Ruiz, llegó a los cuatro minutos del pitido inicial. La extremo colocó el balón entre redes con una vaselina al alcance de muy pocas. Pasaron unos minutos (23) hasta que llegó el 2-0, de la que fuera pichichi en Segunda División con el Femarguín el pasado curso. Con la rapidez como principal virtud, Celia marcó el primer tanto y más tarde convirtió el doblete (minuto 34), en el último tanto del partido.

El gol de Natalia, el tercero, con una defensa tratando de sacar el balón desde dentro.
El gol de Natalia, el tercero, con una defensa tratando de sacar el balón desde dentro. / Migue Fernández

La internacional mexicana Natalia fue la encargada de poner su marca en el resultado con el 3-0 (minuto 31), en plena vorágine de goles. Lo hizo, además, con gran firmeza. Controló primero con el pecho y remató después, con la portera ya batida. Pero para hablar de tranquilidad, toca mencionar a la ya veterana Chelsea. Sin duda, la cancerbera fue una de las protagonistas de la primera parte y es de las que no le tiembla la mirada para afrontar el 'mano a mano' con una atacante rival. Porque el Benfica llegaba poco, pero llegaba bien.

Menor intensidad

No todos fueron aplausos en la grada, y es que en la segunda parte la intensidad de juego bajó por momentos, mal acostumbrados quizá al toque del primer tiempo. Si hasta entonces primó el ataque y los choques en el centro del campo, el segundo tiempo se asemejó más a un 'peloteo' sin demasiada estructura. Salieron hasta ocho novedades al campo, repitiendo únicamente Leticia, Celia y la capitana, Adriana. Ataviada con el mismo brazalete que Recio, con la bandera de España y el escudo impoluto del equipo, demostró la calidad que mantiene su currículo. Estaba en ataque y en defensa, llegaba arriba, centraba e incluso, destacaba con sus pases en profundidad. A muchos les bastó con verla para darse cuenta de que mereció la pena el trayecto al campo.

Sin embargo, más allá de la falta de ritmo de la segunda parte, en la que el Benfica, derrotado, no supo tomar parte en el partido, hubo que destacar a varias jugadoras. Sobre todo, a Shiv y su potencia y la calidad técnica que tanto Leticia como Patricia dejaron entrever en momentos puntuales. Esta última disfrutó de la última oportunidad del choque, antes de los dos minutos del añadido y sólo unos instantes antes de levantar la copa. Esa que ha permitido a las de Contreras entrar con paso firme en la historia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos