El Málaga visita al Espanyol, un rival al que ya superó en la primera vuelta

Dominika, en el duelo de la primera vuelta ante el Espanyol (su exequipo) /Germán Pozo
Dominika, en el duelo de la primera vuelta ante el Espanyol (su exequipo) / Germán Pozo

El equipo que dirige Antonio Contreras tiene el objetivo de salir de la zona de descenso, y su rival acaba de cambiar de entrenador

MARINA RIVAS

A veces, cuando un equipo no encuentra su mejor versión debe saber jugar con el hecho de que su rival también esté en horas bajas. El duelo que medirá hoy al Espanyol y al Málaga, a las 12.00 horas en la Ciudad Deportiva Dani Jarque, será un encuentro marcado por la necesidad. La del cuadro visitante por salir de los puestos de descenso, que ocupa desde hace dos jornadas, y la del conjunto catalán por abandonar una interminable mala racha que le ha llevado al undécimo puesto, a sólo dos puntos de la zona de peligro. Un rendimiento tan nefasto para un club consagrado en la élite que llevó a que su técnico, Joan Bacardit, que dirigía el equipo desde hacía una campaña y media, presentase hace una semana su dimisión.

En este encuentro, por tanto, se estrenará el nuevo entrenador perico, Salvador Jaspe, que debuta al frente de un equipo femenino. El gerundense se formó en la cantera del Espanyol como jugador, aunque su carrera no prosperó; pasó a dirigir clubes de base de varios municipios de Cataluña y ahora llega procedente del Llagostera B de la Primera Catalana. Junto a él se incorporó al cuerpo técnico un nuevo ayudante y un preparador de porteras, con experiencia en equipos de base, Gerard Batlle. El propio Jaspe aseguró el día de su presentación que el cuadro femenino se encontraba bajo de moral y que haría todo lo posible para lograr la salvación, aunque no podría hacer nada si sus jugadoras no salían al campo con confianza y concentración.

A mejorar

Con esta llegada de última hora, el Málaga deberá centrarse en su juego, en reforzar aspectos que fallaron en días anteriores, sobre todo por los huecos que concede en las bandas y la facilidad con la que permitían la penetración de sus rivales en el área pequeña, sin tiempo para la reacción en la portería. Además, esta será una buena oportunidad para comprobar la adaptación a la plantilla de los tres fichajes en la delantera, entre los que destaca el potencial de la sudafricana Ode, a falta de que Bassira debute.

Ante la incógnita del sistema de juego del nuevo técnico (además en fútbol femenino), sólo cabe esperar la respuesta de la propia plantilla catalana por sacar adelante al equipo. Mientras, el Málaga, que ya sabe lo que es enfrentarse a un dilema moral así, hará todo lo posible para no perder esta oportunidad de sumar, ante un equipo que tampoco gana desde noviembre y frente al que estrenaron su cuenta de victorias esta temporada. Quizá la mayor alegría que se vivió en el campo de La Federación, con Dominika (una ex del Espanyol) estrenando el marcador blanquiazul y la canterana María Ruiz rematando la faena. Un 2-1 que las de Antonio Contreras sueñan con repetir para zanjar su mala racha y salir así del descenso.

Liga Iberdrola. Jornada 20.ª

Campo: Ciudad Deportiva Dani Jarque (12.00 horas)

Árbitro: Cuesta Arribas (Comité gallego)

Málaga

Entrenador: Antonio Contreras

Su punto fuerte. Los refuerzos en la delantera tienen ya más tiempo de adaptación.

Su punto débil. Los huecos a la espalda de los laterales y la falta de contundencia para despejar centros del rival.

Atención a: Ode. La sudafricana, recién llegada al equipo, partió como titular en el último encuentro y participó con dos tiros a puerta y, al menos otras dos asistencias, con lo que fue la más activa arriba.

El rival: Espanyol

Entrenador: Salvador Jaspe

Su punto fuerte. La dureza de sus jugadoras en el centro del campo.

Su punto débil. Es el equipo de la Liga que menos goles ha sumado (un total de doce).

Atención a: Mariajo. La veterana guardameta, internacional con España, está considerada como una de las mejores del país, ágil y con buen juego de pies. Sólo ha encajado 29 goles esta temporada.