María Ruiz, el alma del Málaga

María Ruiz en la celebración de su último gol, el domingo ante el Granadilla. /Ñito Salas
María Ruiz en la celebración de su último gol, el domingo ante el Granadilla. / Ñito Salas

En un equipo que marca cada 126 minutos, la benjamina, proyecto de la cantera, se presenta como la más acertada cara a la portería rival con dos goles en su cuenta

MARINA RIVASMálaga

No faltan jugadoras en la plantilla, ni ganas de competir, ni actitud en el campo... Falta definición, resistencia, puntería... En definitiva, lo que le falta a este Málaga femenino para terminar de dar el salto es el gol. Al cierre de la séptima jornada en la élite del fútbol nacional, sólo un equipo de la tabla ha sumado menos tantos en su cuenta: el Espanyol. Sin embargo, le lleva un lugar de ventaja a las costasoleñas, únicamente por un dato. Y es que el cuadro barcelonés le supera por un gol de diferencia en el 'average': mientras que el Málaga suma 5 a favor y 15 en contra, el catalán lleva 4 a favor y 13 en contra.

En una liga cada vez más competitiva y estricta, los errores condenan más que nunca y los aciertos pueden marcar la diferencia entre la estabilidad y la supervivencia. Que todo lo bueno acaba se demostró el pasado domingo tras caer ante el Granadilla 1-3 en casa. Una remontada que acabó por empañar el mejor gol del Málaga esta temporada, el de María Ruiz. Producto de la cantera, malaguista desde pequeña y con mucho que demostrar todavía, la joven malagueña (natural de Almáchar) fue la encargada de rematar una de las mejores jugadas colectivas que se haya visto este curso al equipo. Tras la asistencia de Adriana, María remató a la primera, sin pensarlo dos veces y como a ella le gusta hacerlo, ajustando al palo. Poco pudo hacer la portera ante aquel gol, que la malagueña no tardó en celebrar haciendo piña con el resto del equipo.

Casi un 'déjà vu' de su primer tanto en Primera, en la quinta jornada, ante el Espanyol, donde dio el gol de la victoria al equipo, acostumbrada ya a los tantos decisivos. Con sólo 17 años y siendo la benjamina del equipo, la delantera disfrazada de extremo se ha convertido en una referencia en el primer equipo. Aunque alguno ya la viera venir cuando, en su debut en el conjunto sénior anotó su primer gol poco después de saltar al césped, en un torneo amistoso en la campaña 2016-17 a las órdenes de Raúl Iznata.

Titularidad indiscutible

Ahora, dos años después de aquello, dos de los cinco goles del equipo llevan el sello de la malagueña a pesar de que sigan siendo insuficientes. El equipo suma un tanto cada 126 minutos, es decir, prácticamente cada partido y medio y, sin embargo, encaja otro cada 42. Una estadística descompensada por los estragos de las cuatro primeras jornadas sin anotar y las tres primeras sin puntuar. Aunque sí que se viera un cambio en el juego a partir de la tercera. Aquel encuentro en casa, ante el Betis, en el que el técnico malaguista, Antonio Contreras, aseguró todavía roto por la derrota, que por fin aquel equipo demostraba ser del Primera. Aquel, fue el primer partido de María Ruiz como titular y, desde entonces, nunca se ha bajado del barco del once inicial.

Un sello de calidad para el equipo, que después de aquel día comenzó a rodar con otra cara diferente, una mucho más ofensiva y, en parte, gracias a la benjamina, acompañada de las incesantes ocasiones de Adriana o Patricia Máscaro, que comenzaron a verse en el empate ante el Valencia, el primer punto del año. Junto a Ruth, en la zaga, María Ruiz se ha convertido en el sello de la provincia y del Málaga, ejemplo de que los talentos también pueden surgir de la cantera. Eso sí, todavía necesita algo de tiempo para superar las once dianas del pasado año, en Segunda División, que la convirtieron en la cuarta máxima goleadora del equipo, sin olvidar que fue ella además, la que puso nombre y apellidos al gol del ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos