Miriam: «Un buen resultado ante el Barcelona sería un 1-0 en el minuto 93»

Miriam, tras el entrenamiento de en el Francisco Romero de Rincón de la Victoria. /M.R.
Miriam, tras el entrenamiento de en el Francisco Romero de Rincón de la Victoria. / M.R.

La centrocampista catalana es la jugadora del equipo blanquiazul que más títulos acumula, con seis Ligas, siete Copas de la Reina y un Europeo sub-19

MARINA RIVASMálaga

En España lo ha ganado todo: 6 títulos de Liga y 7 Copas de la Reina repartidas entre el Barcelona, el Espanyol y el Rayo Vallecano, lo que la convierten en la jugadora del Málaga con el mayor palmarés a sus espaldas. A Miriam Diéguez, de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) y 32 años le quedó la espinita de levantar la Champions con el club azulgrana, pero siendo realista, explica que ahora su papel ha cambiado. Como centrocampista blanquiazul, ya sabe lo que es la titularidad y podría repetirla este sábado, frente a su exequipo.

¿Tiene ganas de que llegueel partido?

-Sí, al final estuve muchos años allí (6 temporadas) y es agradable encontrarse con las compañeras. Allí coincidí además con Chelsea y Paula Fernández, que estaba en el filial. Con Adriana coincidí pero en el Espanyol y el Rayo.

-¿Sigue manteniendo la comunicación con las que fueron sus compañeras en el cuadro culé?

-Bueno, con Leila, Mariona… Con algunas sí, pero las cosas han cambiado.

-También porque la situación en la que salió del equipo fue complicada por cuestiones de impagos, ¿no?

-Sí, el tema por suerte se ha solucionado este año. Yo tenía un contrato firmado, me dijeron que no contaban conmigo y yo luché por lo que era mío, por lo que tenía firmado.

-¿En estos casos las jugadoras recurren al asesoramiento de la AFE?

-Yo precisamente sí, recurrí a ellos con una compañera a la que le pasó lo mismo y se portaron genial, lo solucionaron todo ellos. Llevan muy poco tiempo con el fútbol femenino, pero la idea es esa, que nos ayuden a todos, porque a los jugadores estos temas se nos suelen escapar de las manos.

-Otra de las cuestiones de discordia son los salarios. ¿Hay tanta diferencia entre clubes como el Barcelona o el Atlético de Madrid y el resto de equipos de la Liga Iberdrola?

-Pues mira, el convenio colectivo precisamente trabaja para lograr un mínimo salarial porque al final cada club da lo que puede. Habrá chicas de cualquier equipo que cobren 150 euros al mes mientras que otra en el Barça no te lo puedes ni imaginar. Yo creo que el Barça incluso más que el Atlético, cada club tiene los recursos que tiene y con eso tenemos que luchar.

-Imagino que sus instalaciones también marcaban la diferencia…

-En sus instalaciones desayunábamos, comíamos, lo teníamos todo allí; los servicios médicos eran espectaculares… Todo, en general.

-Usted que ha vivido desde dentro toda la conversión del fútbol femenino, ¿qué aspecto es el que cree que más ha evolucionado?

-Pues de jugar en campos de tierra, viajar en autobús por toda España a lo que estamos viviendo ahora… La gente joven tiene que valorar esto. Las que hemos vivido el proceso, valoramos cada detalle: campos, instalaciones, recursos, especialistas… La evolución está siendo increíble.

-Si tuviera una máquina del tiempo, ¿le gustaría empezar ahora su trayectoria como futbolista?

-Al final a cada uno le toca vivir lo que le toca, pero sí que es verdad que en nuestra época no había selecciones sub-17, por ejemplo, no había gente esperando a saludarte después de los partidos… Ahora la gente conoce a las jugadoras.

-¿Cuándo considera que llegó su 'boom' como jugadora?

-Cuando estaba en el San Gabriel (Cataluña), me empezaron a llamar con la selección, quedamos campeonas de Europa sub-19 y me fichó el Espanyol (2002). Ahí creo que empecé a despuntar..

-Y después de una vida en la élite, 13 títulos nacionales y unas semifinales de Champions, ¿cree que ya lo ha dado todo como futbolista?

-En cuanto a títulos sí, pero por ejemplo se me quedó la espinita de no haber conseguido la Champions, por ejemplo… Pero hay que ser realistas, estoy en otra etapa, ahora todo lo que he podido vivir, intento que las niñas lo valoren y puedan aprender.

-Cuando le llegó la oferta del Málaga, ¿pensó que era una propuesta de un nivel inferior al que estaba acostumbrada ?

-No, porque conozco a Antonio (Contreras, técnico malaguista) desde hace años y sabía que el equipo que quería hacer era para mantener se en la categoría. Probé a venir sabiendo que no íbamos a estar arriba, sino en la otra parte, pero era la forma de seguir.

-¿Cuál sería un buen resultado para el Málaga ante el Barcelona?

-Un buen resultado sería un 1-0 en el minuto 93 (ríe). Lo que sea, pero pensar en la victoria y sino un empate; todo lo que sea sumar, perfecto.

 

Fotos

Vídeos