El Málaga se la juega ante un rival maldito

Paula Fernández y Pamela, tras la derrota en el campo del Sevilla. / OPTA
Paula Fernández y Pamela, tras la derrota en el campo del Sevilla. / OPTA

Nunca ha derrotado ni al Sporting de Huelva ni a su filial en la etapa actual

MARINA RIVAS

Logró la victoria el Málaga femenino de Raúl Iznata, en la campaña 2016-17 y la ha logrado el filial que dirige José Antonio Ayala este curso, pero en el caso del equipo de Antonio Contreras se ha convertido en su talón de Aquiles. Es habitual en el fútbol que un equipo se le resista repetidamente a un mismo rival o incluso un campo concreto y, en el caso del cuadro que dirige el técnico pacense se trata del Sporting de Huelva. En las dos temporadas que lleva Contreras al frente del conjunto blanquiazul todavía no ha ganado ni al primer equipo onubense ni a su filial.

El año pasado, durante la idílica campaña del ascenso de Segunda a Primera División, el Málaga sólo tropezó en tres ocasiones: dos empates y una derrota. Una de las tablas la firmó ante el Granada, con un 1-1 fuera; mientras, el otro empate y la derrota fueron ante el Sporting de Huelva B (2-1 a domicilio y 0-0 en casa). El único equipo que arrebató la victoria al conjunto costasoleño y también el único que le plantó cara en su feudo. Esta maldición, a pesar del ascenso del equipo, se extendió a la primera vuelta de la competición este año. A dos jornadas del parón de navidades y ante un primer equipo del Sporting que se planteaba accesible, el Málaga sufrió una nueva derrota en Huelva, esta vez por 2-0 y con un conjunto local que dominó durante todo el encuentro.

Este domingo, a las 12.00 y en el campo de la Federación Malagueña, el conjunto de Contreras tendrá ante sí un doble reto: imponerse a su rival maldito y, lo más importante, conseguir esa victoria por su propia supervivencia en la categoría. Esta es la penúltima 'final' en el feudo malaguista y no puede haberse configurado una jornada mejor para el cuadro costasoleño, que tiene la salvación a un punto (actualmente suma 20).

Las cuentas

Con el Madrid CFF (uno de sus rivales directos) ya abatido al caer este miércoles por 0-4 contra el Barcelona y con el Fundación Albacete midiéndose a un rival superior como es el Granadilla de Tenerife, el Málaga lo tendría todo de su mano para abandonar la cola. De perder el conjunto castellano-manchego, al equipo blanquiazul le valdría con un empate hoy para salir de la zona de peligro. Sin embargo, teniendo en cuenta que sólo quedan tres jornadas de Liga Iberdrola y este es el rival más sencillo a priori, el cuadro costasoleño sólo debe aspirar a ganar. Actualmente el Sporting es decimotercero, con sólo tres puntos más ,y aunque es el equipo menos goleado de la parte media-baja de la tabla (47 tantos), también es el menos goleador de toda la Liga (20 dianas frente a 21 del Málaga). Una victoria este domingo implicaría un gran salto en la tabla para el cuadro local; podría incluso escalar cuatro posiciones y ponerse duodécimo, justo por encima de un Logroño al que tiene el 'average' ganado y que esta jornada se medirá a un Rayo Vallecano superior.

De ganar esta jornada, el Málaga saldría del descenso e incluso podría ascender hasta el duodécimo lugar de la tabla

Sopla el viento a su favor y, más que nunca, dependerá de sí mismo. La última victoria en casa ante el Fundación Albacete, con un inesperado festival de goles (4-2) tras un sinfín de partidos sin ver puerta, dio alas al equipo para seguir creyendo en la salvación. Sin embargo, la pasada jornada en la casa del Barcelona volvió a pecar de los mismos errores que llevaba cometiendo toda la temporada: despistes en defensa, falta de contundencia e iniciativa y batallas perdidas en el uno contra uno. Sólo cabe esperar que el Málaga, con el apoyo de su público, saque su mejor versión en un duelo trascendental; de no ganar, sólo le quedaría implorar un milagro.