Los 4,5 millones para continuar con las obras de La Academia del Málaga, a punto

El jeque, junto con Pedro Rodríguez, del grupo Sierra Blanca. /
El jeque, junto con Pedro Rodríguez, del grupo Sierra Blanca.

Al-Thani y el empresario Pedro Rodríguez rubrican ante notario los documentos a la espera de un último trámite para el traspaso del dinero

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Un paso más para la reanudación de las obras de La Academia, que acumula retrasos de una forma sistemática por distintas circunstancias desde que la iniciativa se pusiera en marcha hace más de ocho años. El presidente del Málaga, Abdullah Al-Thani, y el empresario Pedro Rodríguez, de la constructora Sierra Blanca, rubricaron ayer ante notario los documentos para el pago por parte de este último al club de los 4,5 millones que permitirán proseguir con la construcción del recinto de Arraijanal.

La cantidad referida corresponde a la compra de la parcela recibida por el Málaga como permuta debido a la expropiación de sus terrenos de El Viso. Esta parcela, la única propiedad del club, al margen de sus jugadores, pasará a formar parte de la Universidad de Málaga en la ampliación de su campus. SUR ya apuntó semanas atrás que el parón en las obras de La Academia se había producido como consecuencia de la falta de financiación a la espera de recibir el pago que ayer se firmó definitivamente.

La disponibilidad de este dinero por parte del Málaga, sin embargo, aún va a retrasarse algunas semanas debido a que el proceso administrativo deberá superar todavía un nuevo trámite. No obstante, se trata de un mero formalismo, por lo que las obras en Arraijanal, adjudicadas a la constructora Bilba, se reanudarán a corto plazo.

Este importante proyecto para el Málaga arrancó con la colocación de la primera piedra hace más de un año. Los trabajos se pusieron inmediatamente en marcha hasta que se agotó una primera partida económica aportada por el club, que ya tuvo menos disponibilidad como consecuencia del descenso a Segunda. Entonces Bilba paró las obras y todo quedó a expensas de los referidos 4,5 millones que ahora permitirán que se concluya, al menos, la obra civil de la primera fase del proyecto.

Lo que queda descartado es que los trabajos acaben antes del verano, como ya adelantó este periódico. Los equipos de las categorías inferiores, de esta manera, deberán arrancar en sus respectivas pretemporaradas esparcidos por numerosos campos de la ciudad, como hasta ahora.

La primera fase se cerrará con la construcción de tres campos, uno de hierba natural y con graderío y el resto de los elementos complementarios de una instalación de estas características, además de la urbanización de toda la parcela que se dedicará a La Academia del Málaga. Ahora no hay una fecha ni tan siquiera aproximada de cuándo acabará todo, aunque después de finalizar la obra civil de Bilba el club deberá acometer con empresas especializadas la construcción de los tres terrenos de juego.

Los pequeños accionistas piden explicaciones

La Asociación de Pequeños Accionistas del Málaga han enviado un burofax al club de Martiricos para que les expliquen algunos aspectos relativos a las cuentas que se aprobarán al final de mes, con cuatro meses de retraso. Pretenden conocer al detalle, sobre todo, los préstamos que han llevado al jeque Abdullah Al-Thani a tener al final de la pasada temporada una deuda de 4,3 millones con el propio club (al margen de los sueldos de los componentes de la familia que pertenecen al consejo de administración). Quieren conocer por qué no han devuelto dinero alguno del prestado desde hace años y cuáles son los gastos que paga el Málaga del presidente y de sus cuatro hijos que tienen una relación más directa con la entidad: Hamyan, Nasser, Rakan y Nayef. Asimismo preguntan, entre otras cosas, por el fondo de maniobra negativo del club por un valor superior a 13 millones.