Guardiola, delantero del Getafe, en la agenda del Málaga

Guardiola, en su etapa en el Córdoba, protege la pelota ante el acoso de Borja./Ramón Gómez
Guardiola, en su etapa en el Córdoba, protege la pelota ante el acoso de Borja. / Ramón Gómez

Varios equipos optan a la incorporación del punta, que apenas jugó con Muñiz hace tres años en el Alcorcón y que marcó 22 goles la pasada temporada en el Córdoba

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El Málaga busca delantero para el mercado invernal y tiene apuntado en su agenda a Guardiola, uno de los máximos goleadores de la Segunda División la pasada temporada (marcó 22 tantos, dos de penalti) y que de momento ha tenido contadas apariciones en el Getafe. Eso sí, son varios los equipos que optan a la incorporación del atacante murciano.

Sergi Guardiola, que a finales de mayo cumplirá 28 años, es un futbolista que explotó la campaña anterior en el Córdoba. Sin duda fue junto a Kieszek (guardameta que en la actualidad milita en el Málaga) el salvavidas del equipo blanquiverde. No sólo superó la veintena de goles y marcó en 19 de los 22 partidos. En la espectacular recta final, que permitió consumar la remontada y evitar el descenso, el delantero nacido en la localidad murciana de Jumilla vio puerta en cinco de los siete últimos encuentros.

Como ya apuntó este periódico hace dos semanas, el Málaga tiene en la rampa de salida a Héctor –cedido por el Atlético de Madrid– e incluso el representante del canario, Manuel García Quilón, ya ha comenzado a moverlo en el mercado dadas las escasas oportunidades que ha tenido como blanquiazul. El club quiere completar el cupo en ataque con un delantero centro que se sume a Harper, Koné y Blanco, y también sondea el mercado internacional.

Nunca repitió equipo

La trayectoria de Guardiola es muy peculiar, porque nunca ha tenido continuidad en un mismo equipo dos temporadas seguidas. En la 2010-2011 jugó en el equipo de su tierra, el Jumilla; en la 2011-2012 estuvo en La Nucía; en la 2012-2013, primero en el Ontinyent y después en el filial del Getafe; en la 2013-2014, en el Novelda; en la 2014-2015 destacó en el Eldense en Segunda B; en la 2015-2016 fue fichado por el Alcórcón, del que se desvinculó en diciembre para recalar en el filial del Granada; en la 2016-2017, cedido por el Granada, emigró a Australia para comenzar una aventura en el Adelaide United y a mitad de la campaña volvió a Murcia para jugar en el histórico equipo pimentonero, y en la 2017-2018 lo contrató el Córdoba. En cualquier caso, saltó a la popularidad por una cuestión extradeportiva: hace tres años, por estas fechas, el Barcelona lo fichó para su filial, pero pocas horas después fue despedido a raíz de que el club catalán descubriera que el delantero tenía en su cuenta de Twitter mensajes contra el propio Barcelona y Cataluña.

Sin opciones

Si se analiza su trayectoria, Guardiola coincidió con el actual entrenador malaguista, Juan Ramón Muñiz, en el Alcorcón hace tres temporadas. El delantero murciano había destacado en el Eldense en Segunda B (había marcado 17 goles), pero a la hora de la verdad no tuvo opciones debido al magnífico rendimiento de David Rodríguez, Óscar Plano o Mayor. El primero de ellos logró 11 goles en la primera vuelta, y el segundo, seis. El hoy delantero del Getafe sólo intervino en cuatro partidos de Liga, todos como suplente, con un total de 66 minutos.

El extraordinario rendimiento en el Córdoba es el mejor aval para Guardiola, que en el Getafe no ha tenido muchas posibilidades a la sombra de Jorge Molina, Ángel y Mata. Conviene recordar que las relaciones entre el Málaga y el club presidido por Ángel Torres son magníficas después de que el pasado verano se cerraran el traspaso del central Ignasi Miquel y el fichaje del pizarreño Dani Pacheco.

El club no se planteó fichar a jugadores del Reus: «Sabíamos que se solucionaría...»

Definitivamente parece que la situación del Reus se ha reconducido y el club catalán hoy no perderá a sus jugadores, que el viernes anunciaron que rescindirían sus contratos amparados en el convenio colectivo debido al impago de tres mensualidades. El panorama ha cambiado notablemente con la llegada de un inversor, aunque los futbolistas quieren garantías sobre el cobro de sus salarios hasta el final de la temporada y también sobre las nóminas del cuerpo técnico y los empleados del club.

Las dudas se mantienen porque, según trascendió la semana pasada, varios jugadores tenían apalabrado su futuro con otros equipos. Por ejemplo, el Zaragoza ya daba por hecho que podría hacerse con el delantero centro Linares, que ya estuvo en su filial, el Aragón. Conviene recordar que el Reus comenzó la jornada en puestos de descenso, aunque paradójicamente es uno de los equipos más vistosos de la categoría en cuanto a juego. La limitación numérica de su plantilla –LaLiga impidió que fueran inscritos varios futbolistas a finales de agosto e incluso impidió que se tramitara la ficha del extremo Cuenca– ha pesado en no pocos encuentros debido a la necesidad de recurrir a canteranos con muy poca experiencia.

En el Málaga no se habían planteado fichar a jugadores del Reus porque, según apuntan a este periódico, «sabíamos que se solucionaría...» En La Rosaleda reinaba la convicción de que el equipo catalán se mantendría en competición y, por lo tanto, habría partido el 5 o el 6 de enero. Otra cuestión es que el agente de Mikel, el zaguero blanquiazul cedido en el cuadro reusense, vea mejor otro destino para el venezolano a partir de enero.

 

Fotos

Vídeos