Gustavo Blanco: «Desde chico me gustó el Málaga»

El jugador, este jueves durante su presentación. / Jon Sedano

El nuevo delantero confía en triunfar como blanquiazul: «Las oportunidades hay que aprovecharlas»

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El nuevo delantero centro del Málaga, el argentino Blanco, ha incidido esta mañana en su presentación en La Rosaleda en que la familia tuvo un peso importante a la hora de decantarse por la oferta blanquiazul cuando manejaba otras de Segunda. «Tuvimos una discusión íntima», ha recalcado después de apuntar que la presencia de otros compatriotas en el equipo años atrás también ha influido: «Estoy contento, desde chico me gustó mucho el Málaga por varios delanteros que tuvo, como Saviola. También porque estuvo Demichelis, ya que su agente también era el mío (Jorge Cyterszpiler, ya fallecido)».

Gustavo Blanco Leschuk (en su camiseta aparecerán sus dos apellidos) lleverá en su camiseta el número 9. A sus 26 años el delantero argentino es consciente de que necesita un punto de inflexión en su trayectoria después de dos temporadas de escaso protagonismo en el Shakhtar Donetsk: «Las oportunidades hay que aprovecharlas y deseo que todo salga bien para mi futuro y mi carrera». En este periodo en la Liga ucraniana logró cuatro goles en once partidos (nueve como titular) hace dos campañas y un tanto en 16 encuentros (ninguno como titular) en la anterior.

La opción de Blanco no surgió hace mucho, según admiten en el club, pero tanto el director deportivo, José Luis Pérez Caminero, como el entrenador, Juan Ramón Muñiz, coincidieron en que podía ser un futbolista interesante para el tipo de juego en Segunda. Más allá de su irrupción en el Karpaty (los siete goles en 17 partidos hicieron que el Shakhtar lo firmara para completar la delantera), en el Málaga vieron en él a un futbolista que no sólo debe aportar gol, sino que cuenta con otras características que gustan al técnico asturiano y que se asemejan, por ejemplo, a las que tiene un futbolista al que reclutó para el Levante, el bético Álex Alegría. Esta mañana Caminero se ha referido a ellas: «Mantiene bien la pelota, es un rematador nato, tiene corpulencia... Nos va a ayudar defensivamente y tiene lo que todos los delanteros tienen: olfato de gol. Esperemos que lo mantenga». El propio futbolista también se ha definido como «un delantero alto que va bien por arriba, rematador y muy trabajador que ayuda al equipo«.

Blanco reconoce que llega para jugar -«físicamente me siento bien y sólo me falta adaptación a lo que quieran mis compañeros y el cuerpo técnico»- y sólo ha tenido de momento «una pequeña charla» con Muñiz. Su estreno será en principio en los amistosos del próximo sábado, frente al Córdoba en el Marbella Football Center (a las diez de la mañana) y en Granada frente al equipo anfitrión en el Nuevo Los Cármenes (a las ocho de la tarde).

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos