Gustavo Blanco: «Esperaba jugar en Gijón»

Gustavo Blanco, hoy en la sala de prensa./Germán Pozo
Gustavo Blanco, hoy en la sala de prensa. / Germán Pozo

El delantero malaguista, con pocas dudas, considera justa la decisión del Comité de Competición

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Parco en palabras, como es habitual en él y contra la tendencia habitual de los argentinos, el delantero malaguista Gustavo Blanco analizó este mediodía en la sala de prensa con calma y frialdad la buena nueva de que el Comité de Competición le retirase esta mañana la segunda amarilla en Pamplona y pueda jugar el domingo en Gijón: «Lo esperaba. Desde el momento en que se produjo. En la jugada no fui con intención mala, así que sí que lo esperaba». El de Mendoza no considera que sea un jugador difícil para los colegiados y duro para los rivales. «Recibo muchas faltas. No digo nada, no protesto, sigo jugando... El trabajo se lo doy a los árbitros, y a veces s equivocan y a veces no; esto es fútbol y son humanos», expuso. Además, aclaró que De la Fuente Ramos no le dio explicaciones del motivo de su segunda amarilla en el campo: «No me dijo nada. Me acerqué a decirle algo y me dijo '¡al vestuario!'».

Conocido que puede competir el fin de semana, el máximo goleador malaguista, ya únicamente quiere mirar hacia adelante: «El partido ya pasó, casi lo olvidé. Ahora hay una cita en Gijón y estoy pensando en eso». Al hilo de la visita al Sporting, no se mostró especialmente preocupado por la plaga de bajas que sufrirá el equipo: «Tenemos buenos jugadores, hay buenos sustitutos. El cuerpo técnico y los compañeros confiamos en nosotros. Esperamos hacer un buen partido allí, aunque sabemos que va a ser un duelo muy difícil, como el último, con el mismo publico o más«.

En el plano personal, en su primera experiencia en España y con seis goles en doce jornadas, no ocultó un «estoy contento de cómo me va, pero sobre todo, porque hay un buen grupo». «Estamos muy unidos y eso es lo que más me satisface», añadió, y reconoció también que este verano estuvo cerca de ser jugador del próximo rival: «Me llamó el técnico (Rubén Baraja) y analicé. Estoy muy agradecido a él, pero ahora estoy aquí y si hay que hacer goles los voy a hacer».

Finalmente, Blanco relativizó el hecho de que el Málaga, después de dos meses, ya no sea líder del torneo en Segunda: «Esto es muy largo. No pensamos en si estamos arriba, segundos o terceros. Tenemos que trabajar y faltan muchos meses y partidos No hemos llegado a la mitad del campeonato. En un par de meses lo veremos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos