La incógnita de apostar por otro lateral izquierdo tras la grave lesión de Juan Carlos

Juan Carlos, poco antes de ser operado./Germán Pozo
Juan Carlos, poco antes de ser operado. / Germán Pozo

El club decidió no aprovechar la posibilidad que se le presentaba de ocupar la plaza vacante del madrileño antes de la apertura del mercado

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Las prioridades para este periodo invernal de altas y bajas están definidas en el Málaga, pero ya se sabe que conforme pasan los días el mercado evoluciona y surgen novedades que de salida no están previstas. Quizá por eso sea una incógnita pronosticar si el club apostará definitivamente por reforzarse en el lateral izquierdo debido a la baja de larga duración (hasta que termine la actual temporada) de Juan Carlos.

Como ocurrió en noviembre del año pasado, al Málaga se le presentó la oportunidad de ocupar la plaza del futbolista madrileño. No obstante, si la temporada anterior no tardó en aprovecharla e incorporó al central Ignasi Miquel, operación que luego resultó muy satisfactoria desde el punto de vista económico debido a su traspaso al Getafe, en esta no lo ha hecho.

Paradójicamente, entre octubre y noviembre el Málaga apuró al máximo en la confirmación de la grave lesión de Juan Carlos con la intención de ganar tiempo para ajustarse al periodo estipulado para cubrir la baja con otro futbolista que compitiera en España. Fue el 5 de noviembre cuando el madrileño era operado por el traumatólogo José Manuel Fernández Medina en el Hospital Vithas Parque San Antonio de la capital de una rotura del ligamento cruzado anterior. En concreto, se llevó a cabo una plastia de cruzado con tendón de pata de ganso, además de hacer una regularización del menisco externo en la rodilla derecha.

Sin opciones interesantes

Pero durante todo el mes de noviembre el mercado no ofrecía opciones interesantes para la posición de lateral izquierdo y además en el seno del club se decidió reservar la cantidad disponible (de acuerdo con el tope salarial fijado por LaLiga) para dar prioridad al delantero centro y al centrocampista de contención.

Hoy por hoy, los objetivos no han variado, así que la opción de incorporar a otro lateral izquierdo está muy en segundo plano. Pero depende de cómo evolucione el mercado –de futbolistas que aparezcan y, sobre todo, de que la situación económica lo permita– el club puede dar un paso al frente en este aspecto. Dado que Juan Carlos estará fuera de combate todo lo que queda de Liga, el Málaga únicamente cuenta con un lateral zurdo 'puro', Ricca, lo que conlleva un enorme riesgo en caso de contratiempo con el uruguayo. En estos momentos las alternativas son Diego González, un central que evidentemente no tiene el recorrido necesario para subir la banda, y Torres, al que le beneficia su polivalencia y que, sin embargo, ya ha demostrado que tampoco tiene la vocación ofensiva adecuada. Ytodo ello, al margen de que apenas ha jugado en año y medio y tampoco entra en los planes de Muñiz.

Si se mira al Atlético Malagueño, las opciones serían Alberto, al que habría que hacerle ficha profesional porque ya no es sub-23 (pese a ello, se ejercita con frecuencia con el primer equipo), o Álex Robles, que en momentos puntuales ha jugado ahí (incluso con el primer equipo) pese a ser diestro.

 

Fotos

Vídeos