Iván Alejo y Pacheco mejoran y trabajan ya sobre el campo

Mula conduce el balón, ayer en el entrenamiento. /GERMÁN POZO
Mula conduce el balón, ayer en el entrenamiento. / GERMÁN POZO

Harper y Erik Morán se entrenaron ayer en el gimnasio y continúan recuperándose de sus problemas físico

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La enfermería del Málaga sigue repleta de jugadores, aunque en la jornada de ayer echaron a andar ya Iván Alejo y Pacheco, que trabajaron sobre el césped del estadio de atletismo en la segunda parte de la sesión de trabajo (pero en solitario). Su participación en el choque del sábado es complicada y habrá que observar cómo es la evolución de ambos de sus molestias musculares en los entrenamientos de hoy y de mañana. En cualquier caso, Muñiz dispone de suficientes jugadores para los extremos, como son los casos de Mula, Renato, Ontiveros o algún otro futbolista que se puede adaptar a esas posiciones.

El resto de los lesionados, sin embargo, siguen a la espera de una mejora. Harper y Erik Morán, que estaban contando para el equipo en partidos anteriores, se ejercitaron en el gimnasio, donde coincidieron con Koné, Juankar y Werner. El técnico, sin embargo, no ha tenido más contratiempos y dispone del resto de la columna vertebral del equipo en plena forma para afrontar con garantías el crucial compromiso del sábado contra el Granada en el Nuevo Los Cármenes (a partir de las 18.00 horas).

Muñiz, sin embargo, deberá realizar algunas variaciones en relación a anteriores compromisos. Las novedades puede centrarse en el regreso en el centro de la defensa de Pau Torres, que no tomó parte en el choque contra el Sporting, y Mula, que disputó a un gran nivel los últimos minutos de este mismo encuentro. Y también será fundamental conocer cuál será al final el sistema de juego elegido por el preparador asturiano, lo que también condicionará el once titular. El técnico comentó la semana anterior el equipo está ofreciendo un rendimiento parecido el 4-4-2 y el 4-1-4-1.

Las ausencias de jugadores, sin embargo, son tan importantes en determinadas posiciones que el entrenador se vio obligado ayer a disponer de numerosos canteranos para completar la sesión de trabajo. Acudieron habituales y fijos como Iván y Keidi, en este caso junto a Iván Jaime, Hugo, Ramón, el portero juvenil Gonzalo y el extremo Hicham, que regresó al entrenamiento del primer equipo.