Iván Alejo, en la puerta de entrada

Iván Alejo intenta arrebatarle el balón a Villa en el partido del Getafe ante su exequipo, el Valladolid ./EFE
Iván Alejo intenta arrebatarle el balón a Villa en el partido del Getafe ante su exequipo, el Valladolid . / EFE

El Málaga negocia la cesión a la espera de que haya alguna salida antes del cierre del plazo de fichajes

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El mercado invernal está tocando a su fin y el Málaga tiene todavía algunos frentes abiertos, aunque también podría cerrarse sin más novedades que las conocidas hasta ahora. Tras las llegadas de Seleznov y Ekik Morán, aunque esta cesión deberá hacerse todavía oficial, se encuentra ahora en la puerta de entrada el extremo Iván Alejo, del Getafe. Es previsible que esta incorporación, también a préstamo, se concrete en las próximas horas y el jugador vallisoletano pueda reforzar la plantilla de Juan Ramón Muñiz, si bien la operación está aún abierta (de hecho, el futbolista está hoy convocado con el cuadro madrileño en la Copa del Rey).

El gran problema del Málaga se centra ahora en su larga plantilla y en el ajustado tope salarial (dispone de un margen muy pequeño). Han llegado dos futbolistas y tan sólo se ha marchado Haksabanovic, por lo que el equipo blanquiazul dispone ya de un jugador más que antes. Sin embargo, hay varios candidatos a salir, pero las operaciones no avanzan y el tiempo se agota. También podría abandonar el conjunto malagueño el tercer portero, Andrés Prieto, para incorporarse al Albacete o, incluso, al Leganés, pero el club se vería obligado, en tal caso, a reforzarse con otro guardameta.

Cuando quedan menos de tres días de mercado, a la plantilla han llegado Seleznov y Ekik Morán (la cesión aún no es oficial), mientras que sólo se ha marchado Haksabanovic

Será necesario, de esta manera, que la dirección deportiva encuentre acomodo a algunos jugadores que cuentan con pocos minutos en los menos de tres días que quedan del mercado invernal, lo que dejaría una plantilla más corta y abriría las puertas de para en par a Iván Alejo, que se perfila, en cualquier caso, como la última incorporación para completar un equipo de garantías cara a la segunda parte del campeonato. La llegada del jugador del Getafe, además, dejaría las bandas del equipo muy pobladas, sobre todo por la adaptación que ha hecho Muñiz de algunos futbolistas a esas zonas, con es el caso de Juanpi.

Iván Alejo, de 23 años, es un futbolista desequilibrante por el que el Getafe pagó el verano pasado cuatro millones al Eibar. El extremo figuraba en la zona alta de una lista de candidatos para el ataque malaguista, en la que estaba junto a Machís. Pero este último se marchará al Cádiz, por lo que el Málaga centra ahora todos sus esfuerzos en el jugador del equipo madrileño.

El atacante, que fue internacional sub-19, se formó en la cantera del club de su ciudad, el Valladolid, de donde pasó al Atlético de Madrid y llegó a pertenecer a su segundo equipo (participó en algunos amistosos con el cuadro de Diego Simeone). Luego pasaría por el Villarreal B y el Alcorcón antes de incorporarse al Eibar, en Primera División. Y el pasado verano el Getafe lo compró al conjunto vasco por cuatro millones, pero ahora no está teniendo la participación esperada y el futbolista pretende salir antes de que se cierre el mercado. Tiene varias opciones para marcharse, aunque al jugador le seduce la posibilidad de jugar en un equipo como el Málaga, que aspira al ascenso a Primera. Habrá que esperar.

La Copa África da un respiro al equipo de Muñiz

La celebración de la Copa África al final de temporada supone un 'handicap' muy importante para el Málaga, que cuenta con dos jugadores muy destacados que tomarán parte en la misma (el medio centro N'Diaye y el portero Munir). Pero el club de Martiricos recibió ayer una buena noticia sobre este asunto, ya que la competición se retrasará una semana en relación a lo previsto por la celebración del Ramadán, pasando su comienzo del 15 al 21 de junio. El respiro, aunque sea mínimo, permitirá a los dos jugadores seguir casi una semana más (seis días). La competición, que se desarrollará en Egipto finalmente, concluirá el 19 de julio. El campeonato de Liga concluirá en el fin de semana del domingo 12 de junio, lo que permitirá que los dos futbolistas afectados, con toda probabilidad, podrán tomar parte en todos los encuentros ligueros, aunque ambos pretendían ya hacerlo sin el cambio de fechas. Pero las siempre probables eliminatorias para buscar el ascenso, en las que podría estar el equipo de Muñiz, se celebrarán después, por lo que N'Diaye y Munir, en su caso, tendrían muy complicado participar, incluso, en la primera de ellas.

Temas

Fútbol