El jeque abre la quiniela

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El jeque Abdullah Al-Thani sigue su estrategia de los últimos tiempos, desde que ya se hizo cargo de una forma directa de la gestión y las decisiones del Málaga. Hasta entonces eran sus hombres de confianza y los profesionales contratados a tal efecto los que organizaban la entidad, pero tras la marcha de Shatat y posteriormente la de Casado tomó las riendas del club, con sus hijos Nasser, Nayef y, sobre todo, su hija Hamyan en una escala de mando intermedia. Y el propietario se acostumbró desde entonces a anunciar los cambios a través de las redes sociales, fundamentalmente por medio de Twitter. Comentó varias veces que habría variaciones, y algunas veces las hubo: se marcharon Casado, Husillos o Arnau. Ayer volvió a plantear el mismo mensaje, dejando las mismas dudas. De esta forma quedó abierta la quiniela para ver en qué consistirá el plan o quién o quiénes serán los afectados.

Habrá que ver hacia dónde se dirige el malestar del Al-Thani. Se podrían encontrar circunstancias o candidatos que podrían estar en el punto de mira del propietario, pero habrá que ver cuál es la visión del jeque y dónde cree él que están los problemas. Y también sería muy importante saber la opinión de las personas a quienes les haya pedido opinión... Tampoco dijo cuándo llegarán esos cambios: ¿ahora? ¿al final del campeonato? Sería preferible, en tal caso, que espere a que acabe la competición para evitar alteraciones en el primer equipo, del que depende por completo todo el entramado malaguista. El cuadro de Muñiz está pugnando por las primeras plazas, las que permiten el ascenso a Primera, que es el único objetivo de la afición, del club y del jeque.

Con su mensaje, sin embargo, abrió la espita para la imaginación: ¿dónde tocará? ¿en quién se habrá fijado ahora? Los cambios en el club, al margen de los tuit de Al-Thani, están siendo relativamente importantes, ya que a los despidos de los propietarios hay que añadir las marchas voluntarias, lo que eleva este capítulo. El último fue el despido del director financiero Roberto Cano, pero todavía no se sabe por qué...