El jeque accede al traspaso de Ricca al Brujas por tres millones

El once del Málaga en Santander puede parecerse mucho a este, el de Cádiz. /LOF
El once del Málaga en Santander puede parecerse mucho a este, el de Cádiz. / LOF

La operación queda únicamente a falta de la firma de Al-Thani, y también se acerca la salida como cedido de N'Diaye al Getafe

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El jeque Al-Thani parece haber comenzado a dar su brazo a torcer. El traspaso de Ricca al Brujas, ahora ya sí inminente y además en unas condiciones muy ventajosas para el Málaga, puede ser el primer paso, y el segundo en salir oficialmente podría ser Alfred N'Diaye, al Getafe. Aunque no hay nada definitivo y a pesar de que a día de hoy el Málaga sigue sin poder inscribir nuevos jugadores, parece que la situación crítica en la entidad de Martiricos comienza a destensarse, a apenas tres días del comienzo de la competición liguera y cuando únicamente tiene once profesionales alineables en Santander el sábado.

A falta de la firma en el contrato, Ricca saldrá traspasado al Brujas por tres millones de euros, de los que una pequeña parte corresponderán a su club anterior, el Danubio (Uruguay). Hay que recordar que el lateral zurdo, capitán del equipo la pasada campaña, se fue de la concentración en Estepona rumbo a Bélgica pese a no estar cerrado el acuerdo. Con el torneo regular belga ya iniciado, el defensa aún no ha podido debutar con su futuro conjunto ante la resistencia de Al-Thani a aprobar la salida.

Hay que aclarar que este futbolista, al igual que otros como Santos y Jony, tenían recogido en su contrato la posibilidad de salir unilateramente cedidos a equipos de Primera División sin que el Málaga pudiera impedirlo. Sucedió así con la marcha de Santos al Leganés o la de Jony al Alavés. Pero la resistencia de Al-Thani provocó que el Brujas accediera a abonar un traspaso para hacerse con el jugador. Las negociaciones han sido cambiantes y el Málaga, que pedía el importe de la cláusula de rescisión de Ricca, ha accedido al final a un acuerdo por los mencionados tres millones de euros, un desenlace con el que está de acuerdo el jeque.

Además de esos tres millones, que llegan como maná, en la crítica situación actual del Málaga, el club se ahorra la ficha del jugador, que era de las más altas en la escala salarial. Y no sólo eso: Al-Thani también parece ser proclive a la salida de N'Diaye al Getafe, el club que más se ha interesado hasta ahora por los servicios del poderoso medio centro senegalés. Es ahora el hermano del jugador, una pieza clave en su trayectoria deportiva, el que de momento frena el permiso a la operación, que ahorraría una importante ficha.

Operación gravosa

La operación para la llegada al Málaga de N'Diaye el pasado verano, a préstamo por el Villarreal, se ha revelado con el tiempo como una de las más gravosas para el club de La Rosaleda, más allá de que en determinadas fases de la última campaña el futbolista confirmara su valía en el campo. Y es que hace meses se conoció que en realidad se había pactado una atípica cesión por dos temporadas del internacional senegalés, con opción de compra obligada del Málaga al término del periodo, y fijada en unos seis millones de euros. De esta forma, el Málaga, a pesar de liberarse de la carga salarial del jugador este curso, no se libraría de acometer este elevado pago dentro de unos meses, para lo que sería mucho más viable haber ascendido a Primera.

Al margen del traspaso de Ricca y de la cesión avanzada de N'Diaye, el principal frente para el Málaga en estos días de tensa planificación es la venta de Ontiveros al Villarreal, porque podría proporcionar algo más de siete millones de euros de liquidez. La entidad de Martiricos trata en todo momento de evitar que el club castellonense se retire de la operación, y además los cálculos que se manejan incluyen la posibilidad de inscribir a Okazaki y a otros jugadores si se cerrara ese traspaso, el de Ricca, la salida de N'Diaye y otras acordadas o muy ultimadas, como las de Jony (Lazio), Santos (puede ir al Huesca) o Diego González (a Osasuna). De momento, el equipo sólo podría competir el sábado en Santander con once profesionales: Munir, Cifu, Lombán, Luis Hernández, Diego González, Juan Carlos, Renato, Boulahroud, Ontiveros, Adrián y Dani Pacheco. Y de ellos, uno, Luis Hernández, recién salido de una larga lesión.

Aunque en las últimas horas se había extendido también la duda en torno a la posibilidad de que el entrenador, Víctor Sánchez del Amo, no pudiese sentarse en el banquillo en Santander por no estar tampoco inscrito –debido al problema del tope salarial–, este extremo ha sido desmentido por fuentes del club.

Granada y Las Palmas

Además, ayer uno de los otros dos clubes del fútbol profesional español con problemas con el tope salarial, el Granada (recién ascendido a Primera), hizo oficial que la situación queda casi resuelta al haber podido ampliar en diez millones de euros en los últimos días este límite. Ese extremo fue confirmado públicamente por el director general del Granada, Antonio Fernández Monterrubio, tras recibir una penalización de 4,2 millones por parte de LaLiga por presuntas irregularidades la campaña anterior en los pagos a Adrián Ramos.

Mientras, el tercer club afectado por el control económico de LaLiga, LasPalmas, cuenta a día de hoy con diecisiete jugadores inscritos cara a su debut en la competición (recibe al Huesca el domingo, a las 20.00 horas), frente a los once del Málaga. La lista la forman el portero Raúl Fernández; los defensas Álvaro Lemos, Aythami, Dani Castellano, De la Bella, Deivid, Curbelo y Mantovani; los centrocampistas: Benito, Javi Castellano, Maikel Mesa, Ruiz de Galarreta, Srnic y Timor, y los delanteros: Araujo, Pekhart y Rubén Castro. De ellos, no podrían jugar los lesionados Raúl y Maikel Mesa, mientras están en sendos procesos de recuperación Rubén Castro y Araujo.