El jeque quiere más dinero por Jony

El centrocampista Jony se ejercita con el Málaga en la pretemporada de la campaña anterior. /Pepe Ortega
El centrocampista Jony se ejercita con el Málaga en la pretemporada de la campaña anterior. / Pepe Ortega

El Alavés ofrece cerca de dos millones, pero el propietario del Málaga exige una suma mayor

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El jeque Abdullah Al-Thani no quiere vender a ningún jugador. Este es su punto de partida. Pero se da una situación excepcional con Jony, un jugador del Málaga que está cedido esta temporada en el Alavés. Por las condiciones de su contrato y también por concluir su vinculación al club de Martiricos la temporada que viene, la opción de ser traspasado en este mercado invernal al conjunto vitoriano se vería con buenos ojos. Sin embargo, el propietario del club no está de acuerdo y pide más dinero para aceptar esta operación.

El Alavés ha ofrecido una cantidad próxima a los dos millones por la compra del extremo asturiano, que no pudo demostrar sus cualidades en el Málaga durante una campaña y media. Y según la información que llega desde tierras vascas, los negociadores de ambas partes tienen un acuerdo muy avanzado para cerrar este traspaso, aunque la última palabra la tendrá el jeque, que es el máximo responsable y el propietario de la entidad de Martiricos. En principio, se niega a dar el visto bueno, pero no se descarta que pueda hacerlo a última hora.

Jony llegó al Málaga el verano de 2016 con unas perspectivas espectaculares tras su gran temporada anterior en el Sporting. El club de Martiricos había fichado al jugador varios meses antes, sin ningún coste por el traspaso debido a que acababa su contrato con el Sporting. Comenzó el campeonato con Juande Ramos como entrenador, mientras que después lo sustituyó Marcelo Romero y finalmente llegó Míchel. El equipo se salvó de una forma muy ajustada, pero el extremo apenas brilló. No se adaptó bien y tuvo muchas dificultades para desarrollar su juego. En cualquier caso, tomó parte en 26 partidos entre la Liga y la Copa del Rey.

Malas sensaciones

Pero el arranque de la temporada siguiente, la anterior, fue todavía más negativo para Jony, ya que se vio también contagiado por la mala racha del Málaga, que ya auguraba un campeonato complicado, desastroso. Hasta la Navidad había intervenido en siete encuentros entre las dos competiciones. Pero el jugador y el club de Martiricos apostaron porque se incorporara al Sporting, su equipo de siempre, donde coincidió con otro malaguista cedido, el uruguayo Michael Santos. El equipo asturiano tuvo un buen rendimiento, pero cayó en la fase de ascenso y se quedó en Segunda. Para esta campaña, sin embargo, con el equipo blanquiazul ya en la categoría 'de plata', su contrato contemplaba que se podía incorporar a un equipo de Primera, siempre que se hiciera cargo de su ficha al completo. Y así fue. Se marchó al Alavés, donde estaba ya Abelardo en el banquillo, y su rendimiento está siendo óptimo en la élite.

Desde Vitoria aseguran que ya existe un pacto para la venta del jugador, pero la operación está parada hasta que Al-Thani la autorice

Para la temporada que viene, en el caso de que el Málaga no ascienda, el futbolista podrá salir cedido a un equipo de Primera, seguramente otra vez al Alavés, y al final de campaña quedaría completamente libre. De seguir en Primera el equipo de Martiricos podría retener al jugador, aunque es previsible que también quisiera marcharse en ese caso debido a que con la camiseta malaguista no pudo ofrecer sus cualidades.

Otra de las opciones que también ha intentado el Málaga se centra en una renovación del contrato para alargar la finalización de su compromiso, pero, dadas las circunstancias, era poco probable que el jugador y su agente aceptaran esta posibilidad en el momento actual, con Jony en pleno ciclo ascendente en Primera en un Alavés que está situado desde el comienzo del campeonato en la zona alta de la clasificación (ocupa la quinta plaza a un solo punto del cuarto, el Sevilla).

La situación, de esta manera, es muy compleja para el Málaga, por lo que deberá acertar en su decisión para no perder la posibilidad de ingresar dinero, que le hace mucha falta en este momento. Se desconoce si los negociadores han pactado un plazo concreto para resolver este asunto, aunque es previsible que se solucione antes de que finalice el mes, lo que serviría también para que la dirección deportiva malaguista pueda acometer algunas incorporaciones.

El club necesita ingresos para fichar en el mercado invernal

El Málaga tiene ahora equilibrado su tope salarial con la salida de Haksabanovic y la incorporación del urcraniano Seleznov. Disponía de menos de medio millón para fichajes, y ya lo ha consumido, por lo que a partir de ahora deberá esperar la llegada de ciertas salidas o algún ingreso, como podría ser el correspondiente al traspaso de Jony. Con la venta del asturiano al Alavés, que ofrece cerca de dos millones, el club solucionaría por completo sus problemas y podría entrar en este mercado con fuerza para hacerse con varios futbolistas de nivel, con la mente puesta en el regreso a Primera. La entidad de Martiricos se ha encontrado esta temporada con una plantilla muy larga y con gastos muy importantes, como les ocurre a todos los equipos que descienden (por ello dispone de una partida muy importante de ayuda por parte de LaLiga, algo común en todos los conjuntos que bajan). De ahí que su tope salarial haya estado al límite desde el primer instante, incluso antes de que arrancara el campeonato. La marcha de jugadores y los traspasos en su momento de En-Nesyri, Ignasi Miquel o Recio permitieron la incorporación de futbolistas ya adaptados a la nueva categoría. El actual mercado invernal, asimismo, se presenta clave para que el Málaga refuerce la plantilla y aspire al ascenso en su primer intento.

 

Fotos

Vídeos