Jony, a la espera de que se cierre su cesión gratis al Lazio italiano

Jony posa sonriente ayer en Roma con una bufanda del Lazio. /@OfficialSSLazio
Jony posa sonriente ayer en Roma con una bufanda del Lazio. / @OfficialSSLazio

El club romano, que deberá recibir los documentos firmados del Málaga, anunció que el extremo llegó al aeropuerto para incorporarse pronto

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La salida de Jony era algo cantado, ya que su contrato contempla esta posibilidad si el Málaga está en Segunda, como es el caso. De ahí que sólo era cuestión de tiempo. El jugador todavía del club de Martiricos está sólo a la espera de que se cierre la operación y se rubriquen los documentos para que su cesión gratuita sea una realidad. Se incorporará, como ya se sabía, al Lazio italiano, que apuesta por el rápido extremo después de la gran campaña realizada en el Alavés.

El gran problema para el Málaga se centra en que el futbolista se marchará un año más fuera, y al final de temporada finalizará su contrato y quedará completamente libre. El descenso llevó consigo estas complicaciones colaterales que impedirán al club malagueño ahora sacar algún rendimiento económico por la marcha del futbolista, que llegó al equipo blanquiazul con grandes perspectivas, pero que nunca consiguió alcanzar el nivel que se esperaba de él tras una gran trayectoria en el Sporting.

El Alavés quiso comprar al jugador en el mercado, pero el jeque rechazó la oferta

El asturiano, de 28 años, se incorporó al Málaga hace casi tres años y medio, después del mercado invernal de la campaña 2015-2016, y llegó también libre, sin que el club de La Rosaleda tuviera que pagar dinero por su traspaso (acababa su compromiso con el Sporting). Pero las expectativas no se concretaron y Jony no funcionó. Lo que parecía un gran fichaje que se incorporaba gratis se fue desvaneciendo poco a poco hasta que regresó cedido al Sporting, en este caso en Segunda.

Con el descenso del Málaga ya podía marcharse, siempre que el equipo de destino estuviera en Primera y se hiciera cargo de su ficha al completo. Muy rápido apareció el Alavés, dirigido por un viejo conocido por el jugador, Abelardo. Y el extremo volvió a recuperar las sensaciones perdidas y se convirtió de nuevo en uno de los jugadores más destacados del campeonato, consiguiendo cinco goles y ofreciendo nada menos que once asistencias en los 37 encuentros jugados en la temporada.

Cara a la campaña que viene existían varias opciones, que dependían del posible ascenso del Málaga. Al no conseguirlo, todo vuelve a estar como antes y el jugador se marchará cedido, pero ya no volverá. En las últimas semanas se conoció el interés del Lazio, que quiso entablar contactos con el club de Martiricos para comunicarle sus planes y acordar la salida del futbolista. Pero desde la entidad malagueña todavía no habían encontrado respuesta durante la jornada de ayer.

Foto del jugador

El Lazio, sin embargo, ayer colocó una foto en sus redes sociales en las que aparecía Jony en el aeropuerto romano (esta es la imagen que acompaña la información), lo que implica que su incorporación será relativamente rápida para que el asturiano pueda realizar la pretemporada desde el comienzo con el cuadro romano, como ya informó este periódico hace algunos días.

Para que se cierre la operación, sin embargo, deberán rubricarse los documentos, algo que tendrá que hacer el jeque Abdullah Al-Thani. En cualquier caso, esta firma seguramente será un simple trámite, ya que el Lazio puede incorporar al futbolista debido a que el contrato de Jony con el Málaga lo permite. Luego, el club italiano cerrará la operación con el futbolista para que continúe en este equipo al finalizar la campaña que viene. El asturiano, de esta manera, se beneficiará en la entidad romana de la nueva fiscalidad de este país para los extranjeros y aquellos que no residieron en Italia en los dos últimos años.

Cabe destacar, asimismo, que el Málaga rechazó una oferta de cerca de dos millones en el pasado invernal por Jony. El Alavés quería hacerse con el futbolista y se puso en contacto con el Málaga, pero el jeque pidió más dinero. La negativa suponía un riesgo en el caso de no subir, como así fue. Si el equipo hubiera ascendido, la situación sería distinta, ya que el jugador se marcharía también, pero a cambio del dinero de un traspaso. Ahora se incorporará al Lazio, y el equipo blanquiazul está obligado a aceptarlo tarde o temprano, lo que supone el adiós definitivo al extremo, que aportó muy poco al cuadro de Martiricos durante su estancia en el mismo. Cuando firme el jeque se cerrará el ciclo.