El juez de disciplina deportiva decide hoy si se disputa el Málaga-Reus

Panorámica de La Rosaleda desde una esquina del campo. /
Panorámica de La Rosaleda desde una esquina del campo.

La Liga propone la suspensión del partido por los múltiples problemas del club catalán

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El Málaga-Reus del domingo está más en el aire que nunca. Al margen de los problemas directos del club catalán, que dispone de pocos profesionales para afrontar el choque por sus dificultades económicas y la salida de futbolistas, la situación creada obligó a LaLiga a la apertura de un expediente contra el Reus, un procedimiento que sigue su curso y hoy espera el fallo del juez de disciplina deportiva encargado del caso. De esta manera, decidirá si finalmente se disputa el partido previsto para el domingo, en La Rosaleda, a partir de las 20.00 horas.

Para determinar si se juega, el juez contará con la opinión del club afectado, de los futbolistas, de la Federación y de la propia Liga, que ha propuesto la suspensión de este partido y también del que deberá jugar el Reus contra el Numancia, según informó 'El Desmarque' y después confirmó este periódico.

La anomalía provocada por los dirigentes del Reus con los impagos de varias mensualidades de los jugadores ha abierto una crisis importante en el fútbol profesional español, que está muy cerca de perder a uno de sus participantes en plena competición. De ahí que LaLiga intentara solucionar el problema haciéndose cargo de los pagos de los futbolistas, pero las denuncias de estos provocaron la rescisión de cinco de esos contratos, y algunos más también podrían quedar resueltos en breve. De ahí que la situación del equipo catalán sea ahora extrema debido a que en poco tiempo podría quedarse fuera de la competición por no disponer de siete profesionales, que es el mínimo para tomar parte en un partido.

La decisión del juez llegará a apenas dos días del encuentro de La Rosaleda. Es probable que el Reus intente disputar el encuentro a toda costa, utilizando todos ls recursos legales que tenga a su alcance, aunque el margen de maniobra será muy escaso y las posibilidades de que se juegue el choque comienzan a reducirse de una forma considerable con el paso del tiempo.

Mientras todo esto ocurre en los despachos, desde Reus intentan transmitir una sensación de tranquilidad máxima, lo que supondría disputar el encuentro.

Por parte del Málaga, aunque sigue a la expectativa, su plantilla prepara el encuentro con absoluta normalidad, aunque sabiendo que a última hora podría suspenderse. La Rosaleda, asimismo, se prepara para un encuentro solidario y la organización del choque trabaja con normalidad a la espera de las decisiones que se puedan tomar en las próximas horas. La escasa viabilidad del Reus está provocando que los problemas aumenten cada día para la entidad catalana, que puede quedarse fuera de la competición hoy mismo.

En el caso de que el Reus sea apartado de la competición, sus rivales sumarán los tres puntos a partir de ahora en el momento en el que les corresponda medirse al cuadro catalán. Aquellos que ya se enfrentaron a este equipo, mantendrán el resultado que se diera. De esta forma, el Málaga sumaría los seis puntos posibles, ya que el choque del domingo corresponde todavía a la primera vuelta y quedaría un segundo compromiso para el final del campeonato.