El 4-D, el juicio de BlueBay; hay tiempo... ¿Y dinero?

El 4-D, el juicio de BlueBay; hay tiempo... ¿Y dinero?

De momento Al-Thani es el dueño del club y sus decisiones ya las conocen: son las que son... Pero la base del futuro está en el que se siente en el banquillo

PACO CAÑETE

El domingo por la mañana saludé a dos conocidos en distintos puntos de Torremolinos. Los dos me soltaron la misma frase: «Esta noche vamos a disfrutar. El Málaga va a ganar». Por supuesto que me encogí de hombros, aunque me dio tiempo a recordar que uno de ellos era seguidor del Barça. ¿Motivo para reflejar este comentario? Que la afición al fútbol no se parece a ninguna. Se aleja de la normalidad. Por eso es un deporte diferente. A pesar de la temporadita, no pierde la ilusión. Horas después, al filo de las 19.30, anuncian el once blanco. Varias bajas en relación al conjunto que se enfrentó a la 'Juve'. De cualquier manera, un equipazo. Con el balón en juego hubo actitud en los visitantes. En los primeros 45 casi se convirtieron en un monólogo, salvo un arranque espectacular de Rolan que tres veces seguidas puso en práctica el antiguo trabalenguas 'del caño al coro'. En la segunda parte los visitantes bajaron de tono. En el minuto 71 sonó una fuerte ovación. La despedida de Isco, el más destacado. Los de casa no lograron esos 90 minutos para el recuerdo. No hay más cera que la que arde. La flauta no sonó. Imposible.

Queda menos para que dos y dos sean cuatro, aunque el Málaga cara al futuro es de Segunda. En presente está más que asumido. De hecho creo que ya trabaja como club de esa categoría. Con lentitud y la lógica pérdida de tiempo se van desgranando interrogantes más que importantes. La primera anunciada, el juicio del 'caso Blue Bay', señalado para el 4 de diciembre. Largo lo fiáis, pero así hay que asumirlo. La vista se celebrará en el Juzgado de Primera Instancia número 12. De su fallo dependerá el control del Málaga. Hasta entonces, ¿qué? De momento Al-Thani es dueño del club y sus decisiones ya las conocen: son las que son... Para él, que no deja de ser una incógnita muy lejos de los problemas. Las interrogantes chocan. La primera, deportivamente hablando, de momento es el entrenador que pretenden contratar. Se barajan una serie de nombres más o menos baqueteados en Segunda. Se habla de ascensos conseguidos por algunos, no muchos, esta es la verdad. Claro que si miramos el reverso de sus currículos, las destituciones son variadas y numerosas. En la categoría el Málaga es un club atractivo, dineros aparte. La base del futuro está en el que se siente en el banquillo. Deseo toda la suerte del mundo para dar en la diana. Los técnicos que se han perfilado en los comentarios, de momento, ni fu ni fa, sino todo lo contrario.

Otra duda. Limpieza del plantel. Los jugadores con contrato en vigor que tienen que salir por la puerta de atrás. Ni han demostrado nada cuando han jugado, ni mucho menos se les espera. Para rescindir, dinero por delante. Trabajo duro, meticuloso y difícil. Y como antes de entrar hay que dejar salir, otra incógnita que se convierte en problema: los fichajes. Dicen, hablan y apuntan a elementos curtidos en la categoría de plata. Esta es otra. Nos referimos a los que llegarán para potenciar, para superar a los que se marchan. En fin, hasta mediados de mayo, mucha labor por delante. Digo trabajo, y no fullerías como las cometidas este año. Las dudas crecen y se convierten en dificultades que terminan enredándose como las cerezas. Ya comenté hace una semana que hay que ponerle los cascabeles al gato. Hasta el 4 de diciembre, tres plazos. Seis jornadas en Primera, el verano con 'compro -vendo-presto' y casi cuatro meses de Liga. Por delante hay tiempo, ¿y el dinero?

En un reportaje de 'Marca' se recoge que los 187 jugadores nacidos en España pertenecen a los veinte equipos de Primera. Sale una media de catorce por club. De las 52 provincias españolas, once no cuentan con futbolistas en la División de Honor. Madrid y Barcelona están en cabeza, con 37 y 28, respectivamente. Málaga figura en décima posición. Estos son los nombres: Isco (Real Madrid), Samu Castillejo (Villareal), Juanmi (Real Sociedad), Loren y Francis (Betis), Samu y Recio (Málaga), Alexis (Alavés), y Portillo y Dani Pacheco (Getafe). A excepción de Loren y Francis, los demás han pasado por La Rosaleda y han protagonizado transferencias más o menos importantes. Si a la relación de traspasados añadimos los jugadores que han crecido en equipos de la cantera, la lista resulta sumamente importante en euros. Pero como la vida es del día a día, hoy, aquí, figuran 28 elementos en la plantilla -uno, el meta Cenk, sin ficha-, 14 de ellos foráneos, 12 nacionales y dos, sólo dos malagueños. Supongo que se habrá negociado en muchos idiomas. ¿Para qué?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos