Keidi: «No me conformo con poco; voy a seguir trabajando para llegar muy lejos»

Keidi, ayer tras el entrenamiento en las gradas del estadio Ciudad de Málaga./Germán Pozo
Keidi, ayer tras el entrenamiento en las gradas del estadio Ciudad de Málaga. / Germán Pozo

El albanés, que debutó el domingo de titular, admite que pasó los peores meses de su vida debido a una sanción de nueve partidos

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Keidi Bare (Fier, 1997) conoce el castellano casi tan bien como ese universal juego de la pelota llamado fútbol que le ha permitido llegar al profesionalismo. Su historia de superación, al llegar a España desde Albania siendo un adolescente, ha cuajado ya en un jugador con una extraordinaria proyección gracias a su potencial físico y a lo que sea capaz de crecer tácticamente. Muñiz valora sus cualidades y le dio la alternativa como titular el domingo en Zaragoza. La entrevista con SUR es la primera que concede en Málaga.

Con 15 años ya debutó en la máxima categoría de su país (en las filas del Apolonia Fier). Hay jugadores precoces pero eso ya...

-La verdad es que en Albania suele funcionar así. Los futbolistas mejores debutan muy pronto. Me crié en el Apolonia Fier y el estreno fue muy emocionante. Ahora pienso que un jugador de 15 años aún no está preparado para eso, para estar como uno de 21 o más, pero físicamente sí que estaba formado.

-¿Es de familia futbolera?

-Todos mis familiares han sido deportistas. Mi padre, Artan Bare, fue futbolista, también medio centro e hizo toda su carrera en Albania. Estuvo también en el Apolonia Fier. Además, mi tío, Arbër Mone también juega en Albania, en el Ferizaj. Empezó de medio y ahora es lateral izquierdo.

-Ustedes tienen un solo nombre y un apellido...

-Sí, el apellido sólo se adquiere del padre. Mi nombre no está repetido, he escuchado aquí más nombres iguales.

-Nació en Fier. ¿Cómo es aquella ciudad? ¿Qué atractivos tiene?

-Bueno, tenemos la playa a unos 25 minutos y estamos a una hora de Tirana, la capital. Es una ciudad pequeña, pero muy bonita, y no lo digo porque me haya criado allí. Se vive de la restauración y de la riqueza en gas.

-¿Cómo de diferente puede ser la vida en Fier y en Málaga?

-Los albaneses son muy acogedores con los visitantes, aunque algo más fríos y menos cariñosos que en Málaga. Evidentemente, aquí tenemos más sol.

-En diciembre de 2013 superó una prueba clave en Tiblisi (Georgia) para fichar por el Atlético, ¿verdad?

-Sí, me entrené cuatro días en El Cerro del Espino y fui a una prueba allí ya jugando con el Atlético. La verdad es que me fue muy bien y fui nombrado el mejor centrocampista del torneo.

-¿Quién se encargó de que pudiera pasar una prueba con el Atlético?

-Yo tuve con las categorías inferiores de la selección un entrenador croata, Mustedanovic, que me ayudó mucho y que me recomendó que hablara con mi representante para ir. Le estoy muy agradecido.

-Muñiz le comparó con Toribio la primera vez que habló de usted en una sala de prensa. ¿Sabe quién es?

-Sí, cuando escuché ese nombre me fui a Internet y lo escribí, y vi que juega en el Alcorcón. El míster lo sabrá, porque nos ha visto a los dos, de ahí que nos comparara.

-¿Qué pensó cuando se enteró en Zaragoza que iba a jugar de titular?

-Fue un momento que no me esperaba y menos ante un rival tan grande. En el fútbol pasa de todo y hay hueco para todo. Me sorprendió mucho. Siempre, cuando te llega una oportunidad, tienes que estar ahí.

-¿Se considera más un centrocampista ofensivo o defensivo?

-Depende del partido, del rival, de mi equipo. No puedo decirle si soy más ofensivo o defensivo.

-Aquí decimos una palabra haciendo un juego de palabras: 'todocampista'...

-Sí, eso me dicen todos. Mis amigos, entrenadores,..

-¿Cómo se vio en el partido?

-Creo que el choque fue bien. Mis compañeros me ayudaron mucho y les doy las gracias. Cuando debutas en el once es difícil entrar en el juego.

-Le vimos a Javi Ros muy enfadado salir del campo tras una falta suya. Cuando fue a disculparse no estaba de muy buen humor. ¿Hablaron después?

-Es normal que estuviera enfadado, porque tuvo que salir del campo. Pero yo le pedí disculpas dentro y fuera de él.

-Aunque no ha tenido una relación total con el equipo ni ha podido ver todos los partidos, ¿qué balance haría de la primera vuelta del primer equipo malaguista?

-Creo que lo más importante es que el equipo está ahí arriba. La primera vuelta ha sido muy buena, pero queda mucho más. Hay que ir paso a paso, partido a partido.

-Aquella sanción de nueve partidos en un partido ante el Fabril con el filial del Atlético (hubo insultos graves y desconsideración al árbitro), ¿cree que supuso un antes y un después en su forma de comportarse en el campo?

-La verdad es que estuve mucho tiempo pasándolo mal por eso. Sin duda, fueron los peores momentos de mi vida. No me sentía bien entrenándome ni conmigo mismo. Yo no suelo hacer esas cosas y me sorprendí de mí mismo. Me sigo arrepintiendo de lo que hice.

-¿Tuvo que ver la salida del Atlético de Madrid con ese incidente?

-No, yo quería algo nuevo. Una oportunidad para probarme si de verdad valgo o no para esto. Por eso quería salir de allí.

-¿Qué sueños tiene?

-Un futbolista siempre piensa en lo más alto, en llegar muy lejos. No me conformo con poco. Voy a seguir trabajando como lo hago ahora para llegar muy lejos.

-¿Le gustaría jugar en Primera?

-Por supuesto. ¿A quién no? Con el trabajo todo se consigue.

-Además, han habido muy pocos albaneses en la Liga.

-Cuando llegué, ninguno. Luego vimos a Sadiku en el Levante, pero ya no sigue allí.

-Su día más feliz en un campo de fútbol.

-Cuando llegué a debutar con el primer equipo del Atlético, en la Copa (ante Las Palmas, cuando tenía 19 años). También tras mi gol en la final de la Audi Cup (en Múnich) ante el Liverpool. Y en mi debut como titular con el Málaga hace unos días.

-¿Se ve jugando también de titular el sábado ante el Lugo?

-Esto lo decide el míster. Sólo puedo decir que estoy preparado.

Muy personal

-¿Cuántos idiomas habla?

-Albanés, español, inglés y algo de italiano.

-¿Vive solo?

-No, con mis padres.

-¿Es católico?

-Sí, soy cristiano. Creo mucho en Dios. Cuando salgo al campo y fuera de él pienso en él. En Albania hay cristianos y musulmanes, casi a partes iguales, pero con buena relación.

-¿Qué es lo que más le gusta del Málaga?

-La gente, y su carácter. También el disfrutar de tantas horas de sol.

-¿Tiene algún 'hobby'?

-Tengo pocos. Estoy centrado sólo en el fútbol. Mi padre está obsesionado conmigo y siempre voy a correr a la playa o a entrenar.

-Diga una serie que haya visto recientemente.

-'La casa de papel', 'Peaky Blinders',... veo muchas

-¿Un ídolo en el fútbol?

-He tenido muchos. Me gusta mucho Iniesta o Modric.

-¿Le generó una presión extraordinaria que en su etapa alternando con el primer equipo del Atlético le llamaran el yerno del 'Mono' Burgos (tuvo una relación con una de sus hijas)?

-No. Yo llegué al Atlético con mis piernas, y el gol contra el Liverpool lo marqué yo, no el 'Mono' Burgos.

Temas

Fútbol