Keidi, opción para el once ante la posible ausencia de la pareja titular de 'pivotes'

El albanés Keidi, en la sesión de entremamiento del lunes con el primer equipo. :/Germán Pozo
El albanés Keidi, en la sesión de entremamiento del lunes con el primer equipo. : / Germán Pozo

El albanés del filial, que se entrena a diario con el primer equipo, competirá con Lacen y Boulahroud ante las previsibles bajas de Adrián y N'Diaye

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

A la espera de las resoluciones del Comité de Competición esta tarde, entre las que podría haber cinco jugadores sancionados para el Málaga, el cuerpo técnico ya analiza las diferentes posibilidades cara al once que presentar el domingo en El Molinón. Después de la remontada sufrida en Pamplona (2-1) ante Osasuna y de perder el liderato, se antoja más importante si cabe sumar, pero no va a ser fácil si se añaden cinco sancionados (cuatro, si prospera alguna alegación del Málaga por Blanco o N'Diaye) y varias bajas confirmadas por lesión.

Salvo novedad, el Málaga no dispondrá de Ricca, Adrián, N'Diaye, Ontiveros y Blanco, además de Mula, Juan Carlos y Harper. Cifu ya ha comenzando a entrenarse con normalidad, pero podría ser prematuro su regreso en Gijón después de un mes de inactividad, y queda comprobar la evolución de Diego González (sobre el que el club no ha ofrecido información acerca de sus molestias, aunque el sábado se iba a someter a una resonancia), Juanpi (sobrecarga en un gemelo, que le hizo abandonar el partido en El Sadar) y Koné (golpe en la zona genital el sábado).

Es fijo en el Malagueño y Muñiz lo compara por sus características de juego con Toribio

Uno de los principales dilemas está en el eje del centro del campo, en el que el Málaga puede quedarse sin su pareja de 'pivotes' titulares. Así las cosas, los teóricos reemplazos son Lacen y Boulahroud, pero este acaba de salir de un proceso gripal. Así, cobra fuerza la opción de que Muñiz apueste directamente por Keidi, el último fichaje del verano para el Atlético Malagueño.

Dinámico y con futuro

«Este chico ha entrado con muchas ganas y mucha fuerza. Eso genera competencia. Es un futbolista que estuvo dos días con nosotros y es muy posible que esté casi todos. Luego, si no juega con el primer equipo, es interesante que juegue con el filial, que no esté parado», manifestó Muñiz el pasado 2 de septiembre acerca de este medio centro dinámico y de 21 años, al que el asturiano en su día no le importó comparar con otro de los jugadores que ha tenido a sus órdenes y al que hizo debutar en su momento en Primera División: «Es un poco como Toribio. Tiene buen ritmo, buena intensidad, buen manejo de balón. Es parecido».

El albanés no pudo debutar con el filial hasta la sexta jornada, la última del mes de septiembre, debido a una grave sanción que arrastraba del curso anterior en una expulsión sufrida con el Atlético de Madrid B, debido a los insultos incluidos por el árbitro en el acta.Sin embargo, a la postre se ha convertido en indiscutible en el once del segundo equipo malaguista, tanto para Dely Valdés como para su sucesor, ManoloSanlúcar.

Keidi llegó al Atlético de Madrid con 15 años, pero no pudo debutar hasta los 18 por trabas burocráticas. Destacó en el juvenil, ascendió con el filial y ha disputado dos partidos de la Copa del Rey y varios amistosos con el primer equipo. Quizás el episodio de su importante sanción disciplinaria tuviera que ver en su salida, pero el director deportivo del Málaga, José Luis Pérez Caminero, conocía bien sus posibilidades y lo reclutó tras una gestión del director de La Academia, Rafa Gil.

Varios aspectos del juego no han terminado de convencer del todo a Muñiz acerca de Lacen y Boulahroud. El primero, jugador sobrado de experiencia, es un poco lento y ya no le acompaña tanto el físico, mientras que el marroquí ha de mejorar tácticamente y no incurrir en pérdidas en zonas de peligro.Son factores que obran en favor de Keidi, internacional sub-21 albanés y que puede estar ante su gran oportunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos