Blanco:«Los dos goles son importantes; si no hago el primero, no hay empate»

Blanco:«Los dos goles son importantes; si no hago el primero, no hay empate»
Salvador Salas

El delantero valora la victoria como un trabajo de equipo y explica que hay que seguir trabajando

MARINA RIVASMálaga

El héroe del choque, Gustavo Blanco, no transmitía euforia a pesar de ser el autor de los dos goles de la remontada. «La victoria fue muy importante, un gran trabajo de equipo, y estamos muy contentos. Los dos goles son importantes, porque si no hago el primero no hay empate», dijo a su paso por zona mixta, con la tranquilidad que le caracteriza. Muchos en la grada dudaron sobre si el primer gol se trató de una jugada de estrategia o sólo un golpe de suerte. «La pelota iba al primer palo, pero parece que la dejaron pasar y aparecí atrás, me quedó justa y la metí», aseguró. «Hay que seguir así. Esto es muy largo. Empezamos muy bien, pero prefiero no decir nada todavía. Esto es fútbol». Además, el delantero reconoció el apoyo de la grada:«La afición es impresionante.Se merece esto y para nosotros es muy importante que nos apoyen cuando estamos en la cancha».

Así fue el partido

Una de las novedades en el Málaga ayer fue Kieszek, titular ante la ausencia de Munir con su selección. «Es importante para el equipo tener a dos o tres porteros muy buenos, y todos sabemos que Munir es muy bueno. Yo no soy estúpido y sé que Munir juega bien y es el número uno para nosotros en este momento, así que yo seguiré trabajando», aseguró el polaco tras el encuentro.

En dos partidos, Kieszek sólo ha encajado un gol. Tras el encuentro en el que debutó contra el Tenerife ayer volvió y casi detuvo un penalti, el 0-1. «Estuve más lejos de pararlo de lo que podía verse a simple vista. Creí que podría defenderlo, pero no», se sinceró, prudentemente. También se refirió a la clasificación idílica del equipo. «Esta racha es la mejor situación que podía esperar desde mi situación el 28 o 29 de agosto», dijo, y felicitó al público malaguista por su reacción durante el encuentro. «Es fantástico, porque sé que en España, cuando un equipo pierde, muchos aficionados de su club empiezan a decir cosas malas, y aquí al contrario. Yo le pregunté a otros jugadores cómo se portaba la afición si empezábamos a perder, y decían que muy bien», comentó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos