Koné: «Somos terceros y tenemos que ganar para quedarnos en esa plaza»

Inmagen de archivo de Koné/
Inmagen de archivo de Koné

El delantero afirma que tuvo «buenas sensaciones» en su vuelta a la titularidad en Albacete después de una larga ausencia por lesión

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El delantero Koné se ha convertido tras recuperarse de su larga lesión en uno de los 'fichajes' del Málaga para la disputa de los 'play-off', igual que algún otro compañero suyo que también ha vuelto al equipo en las últimas semanas. Para el marfileño, la situación actual del conjunto blanquiazul es óptima, pero no quiere cambiar la actual posición en la tabla. «Creo que estamos en un buen momento. Somos terceros y tenemos que ganar para quedarnos en esa plaza», asegura el futbolista en referencia al partido contra el Elche, el que cierra el campeonato regular, el sábado en La Rosaleda a partir de las 20.30 horas.

Todavía no están definidas las posiciones exactas de los equipos que disputarán la fase de ascenso, y también queda una por adjudicar entre el Deportivo, Cádiz y Oviedo. Sin embargo, Koné tiene muy claro que no le importa el rival tanto como el lugar que ocupe el equipo al final en la clasificación. «Es importante conseguir el tercer puesto porque, en el caso de empate, logras el ascenso si estás en esa posición», afirma para insistir en la necesidad de cerrar la Liga con una victoria más.

En cuanto a su rendimiento personal al ocupar la titularidad en Albacete después de varios meses lesionado, el futbolista se muestra satisfecho y optimista. «Tuve muy buenas sensaciones después de tantos partidos sin jugar. Cuando nos quedamos con uno menos apareció el cansancio», afirma, a la vez que hace referencia a la demarcación en la que jugó en el Carlos Belmonte, como extremo: «Estuvimos ensayando toda la semana en la banda, pero no salió cómo el entrenador y yo mismo queríamos. Luego ya estuve en el centro, y todo estuvo mejor. Estoy más cómodo en punta. A ver esta semana a quién pone el entrenador arriba por la baja de Blanco, porque estamos varios».

Su larga lesión, sin embargo, pudo prolongarse aún más, ya que Koné asegura que las previsiones eran peores de lo ocurrido después. «Al principio me dijeron que cinco meses, pero al final he podido jugar antes», destaca el delantero, que considera que el Ramadán no le ha afectado en su preparación y también elogia la labor del equipo cuando se queda con uno menos: «La verdad es que estamos trabajando muy bien y los compañeros se ayudan en el campo. Con la expulsión de Blanco tuvimos que trabajar mucho más».

Temas

Fútbol