Lombán: «El proyecto del Málaga era muy bonito»

Lombán: «El proyecto del Málaga era muy bonito»
Salvador Salas

«Desde hace años era simpatizante de este equipo», asegura el central avilesino de 31 años, que ha firmado hasta 2020

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El central avilesino David Lombán, con 31 años y portador del dorsal '18', fue presentado este martes en La Rosaleda como el duodécimo fichaje de la temporada (hasta junio de 2020). Sólo en su condición de jugador libre, sin equipo, ha podido ser incorporado a estas alturas, después de que se cerrara el mercado veraniego. «Ha sido todo muy rápido, tanto que no me dio tiempo ni a hacer la mudanza. Las dos partes estábamos interesadas en cerrar el acuerdo, y estoy contento de llegar a este gran club», afirmó. Además, dejó claro que le tiran los colores blanquiazules, dato con el que sorprendió a todos: «Buscaba un proyecto que me ilusionase a corto y largo plazo. Este era bonito, y las referencias eran positivas. Desde hace años era simpatizante de este equipo, me gustaba. Me muevo un poco por ilusiones, por motivaciones».

Lombán, que completó este martes su primer entrenamiento con el grupo, reconoció que recibió buenas recomendaciones por parte de Charles, excompañero en el Eibar la pasada campaña, y de Adrián, con el que coincidió en el Elche. «Tuve propuestas este verano, pero la más cercana siempre fue la del Málaga. No tuve un acuerdo cerrado con nadie», reconoció en relación a la opción de haberse ido al Cádiz antes de que el club de La Rosaleda lo atara. El jugador explicó también su situación anterior: «Había firmado sólo un año en el Eibar. Acabé jugando, pero no decidieron renovarme. Estaba libre y me planteé la posibilidad de esperar a que llegara un club que me transmitiera motivación». Dicho esto, quiso dejar constancia de su cariño hacia la entidad guipuzcoana, un club de funcionamiento casi familiar, pese a no seguir en él: «Mi opinión sobre el Eibar es espectacular. En el fútbol se toman decisiones por diferentes motivos, y nosotros vamos recorriendo un camino. Estoy encantado de mi trayectoria, y siempre voy a hablar bien del Eibar, es un club que hace espectacularmente las cosas».

Humildad y solidaridad

Respecto a cómo ve el Málaga actual, un líder espectacularmente enrachado, dijo: «Una cosa fundamental que tiene que tener el equipo es la humildad, que es lo que permite estar en lo más alto. Si nos creemos que esto va a ser fácil estaremos equivocados. La actitud está siendo positiva. La solidaridad es lo que mantiene al equipo arriba. Todo lo que se necesita para jugar en Segunda se está dando ahora. Ser solidario y no encajar goles». A pesar de estas palabras, el jugador asume que todo lo que sea seguir sin encajar goles y ganando complica su entrada en el equipo. «Voy a aportar lo que pueda en el vestuario, siempre poniendo por delante lo colectivo sobre lo individual», sostuvo y ni siquiera se refirió a la posibilidad de estar ya a punto para jugar o no. Con suma modestia, lo dejó al criterio del técnico.

Sobre el interesante duelo del domingo (18.00 horas peninsulares) en Las Palmas, entre el primero y el segundo de la tabla, no se atrevió a pronosticar un resultado: «Es complicado prever, pero al menos que se siga en la línea mostrada hasta ahora. Hay que intentar no encajar gol, que el equipo transmita orden tácticamente, que parezca serio y que en cada partido se compita de la misma manera».

Lombán estuvo acompañado por el adjunto del director deportivo, el exmalaguista Juan Rodríguez, que se refirió a la posibilidad de que lleguen nuevos jugadores aún:«Todavía hay fichas libres (dos), pero ya estamos en una situación en la que es complicado, porque el mercado está cerrado. Se trabaja también cara al futuro. Creo que hay una plantilla compensada, con mucha competencia, y eso es lo bueno».

Solidario, gracias a su amigo Juan Mata

La iniciativa partió del jugador del Manchester United Juan Mat, y enseguida colaboró su paisano y amigo de la infancia Lombán. El proyecto Common Goal consiste en que los profesionales del fútbol comprometan el 1% de sus ganancias a un fondo central. De ahí se asigna a organizaciones de alto impacto que aprovechan el poder del fútbol para avanzar en los objetivos mundiales de las Naciones Unidas. Secundando a Mata y Lombán hay otros jugadores como Chiellini, Hummels, Verónica Boquete, Borja Lasso, Bruno Saltor, o el técnico alemán Julian Nagelsmann. «Se dona un uno por ciento para intentar cambiar el mundo, mejorarlo. Las personas que iniciaron ese movimiento son muy cercanas y las conozco bien. Seguro que va a crecer mucho en el futuro», comentó el ahora zaguero malaguista.

Temas

Fútbol
 

Fotos

Vídeos