Luis Hernández: «Estamos fuertes y vivos; aún quedan tres meses»

Luis Hernández, en el entrenamiento de ayer en el Ciudad de Málaga /Germán Pozo
Luis Hernández, en el entrenamiento de ayer en el Ciudad de Málaga / Germán Pozo

El central malaguista asume que se han alejado de la pelea por el ascenso directo, pero afirma: «El equipo está en un grupo de seis aspirantes y suben tres»

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

En un ambiente cada vez más pesimista y desencantado en el entorno del Málaga, uno de los jugadores con más galones y experiencia del equipo, Luis Hernández, hizo de portavoz y asumió que la derrota del lunes aleja al equipo de la pelea por el ascenso directo, pero no dio nada por zanjado aún. «Todos esperábamos un resultado positivo y sabíamos la importancia del partido, pero el vestuario ha sido capaz de sobreponerse. Estamos fuertes y vivos y somos conscientes de lo que nos estamos jugando, y aún quedan tres meses de competición, trece partidos», dijo.

Respecto a la línea mala de resultados desde el comienzo de la segunda vuelta, con una victoria en las ocho últimas jornadas, comentó: «A todos nos hubiera gustado ganar los quince partidos últimos. Habrá que hacer una valoración global al final de la temporada, pero la línea del equipo toda la campaña ha sido muy regular. Es verdad que las últimas semanas no hemos sumado de tres en tres, que los dos de arriba (Osasuna y Granada) tienen una ventaja mayor que semanas anteriores, pero el equipo está en un grupo de seis aspirantes por ascender y suben tres. Esto no se va a decidir en un mes».

Sobre la remontada de Osasuna, la achacó a fallos imperdonables, sobre todo el del 1-1. «Lo explicó muy bien el míster. El equipo hizo la mejor primera parte de la temporada. No fuimos capaces de hacer el segundo gol y sentenciar. En el comienzo del segundo tiempo recibimos un gol que no nos podemos permitir con lo que nos estamos jugando, pero seguimos vivos en el partido y acumulando ocasiones».

«No tiene que ver con Primera»

Además, a Luis Hernández le volvieron a preguntar por la falta de gol de este Málaga y expuso: «Se debe a la competitividad de cada partido. Nunca hemos sido muy goleadores, pero desde la jornada uno. Intentamos sacarle provecho a las ocasiones que tenemos». También lanzó un mensaje de esperanza a la masa social del equipo, volcada en los últimos partidos: «A la afición poco le tenemos que decir, nos lo dicen ellos. Tiene que seguir confiando en el equipo. Esto no tiene que ver con Primera. Son 42 jornadas con 18 equipos que buscan el objetivo. Hemos estado siempre entre los seis aspirantes que van a pelear. Estamos ahí. Quedan trece partidos y vamos a seguir trabajando duro. Si vamos hermanados con la afición va a ser mucho más fácil».

Aunque da la impresión de que el saque de banda en largo de Luis Hernández ha perdido capacidad de sorpresa en los rivales, tras varios goles logrados indirectamente así en la primera vuelta, es casi imposible que el zaguero comparezca ante los medios sin que se le pregunte al respecto. «No vamos a marcar un gol de saque de banda cada domingo. Si no, todos los equipos lo harían. Vamos a seguir trabajando en eso», sostuvo, y cuando le insistieron acerca de si es algo que entrena cada semana para mejorar en potencia, le quitó hierro al asunto:«Es algo que llevo haciendo desde muy pequeño. Es una cuestión de técnica y no hago nada».

A diferencia de Al-Thani, presidente del club, que se ha quejado en las redes sociales esta semana del arbitraje del lunes (ante Osasuna, en relación a unas posibles manos de David García en el segundo tiempo ), Luis Hernández no apuntó en esta dirección como excusa: «Las actuaciones arbitrales están ahí. Son seres humanos. Aquí no hay la ayuda del VAR. No nos paramos a pensar en esto. Nos centramos en preparar el partido con responsabilidad y nada más».

Finalmente, apreció dificultades en la visita a Soria –«el Numancia está en una zona cómoda, pero practica un buen fútbol y nos pondrá las cosas difíciles»–, asumió estoicamente la celebración de otra cita en lunes –«nos estamos acostumbrando a jugar fuera de los fines de semana»– y pasó por alto el hecho de que haya podido completar al fin dos partidos de noventa minutos: «Contento no puedo estar, porque en los dos no pudimos sumar de tres en tres».

Temas

Fútbol