Luis Hernández: «Los de la temporada anterior tenemos una deuda pendiente con el malaguismo»

Luis Hernández: «Los de la temporada anterior tenemos una deuda pendiente con el malaguismo»

Tras volver en Córdoba al once titular, relativiza la racha de empates y cree que el equipo tiene sus posibilidades intactas cara al ascenso

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Aunque bajo el riesgo de volver a perder el sitio si Muñiz estima que Diego González, cumplida su sanción, ha de seguir jugando, Luis Hernández ha vuelto al once titular. Justo coincidiendo con el tramo decisivo de la temporada, el último tercio. Tras disputar al fin en Córdoba los noventa minutos de un partido meses después de la última ocasión, el central madrileño analiza sus sensaciones personales, cómo ve al equipo y las posibilidades de conseguir el objetivo del ascenso a Primera, una meta que, como todos los compañeros que ya estaban con él la pasada campaña, se afronta como una especie de redención personal.

-Comencemos en corto y al pie: ¿Hay que estar preocupados?

-Creo que para hacer una valoración esta tiene que ser global, desde el principio de la temporada. Está siendo muy igualada. Hay equipos históricos, con presupuestos importantes, y nosotros ya sabíamos que iba a ser una temporada muy larga, que se iba a resolver en el último tramo y que ningún equipo iba a destacar claramente sobre otro. Creo que el Málaga se ha adaptado muy bien a eso y ha mostrado una regularidad desde el primer día hasta hoy. Falta el último tercio del campeonato y el equipo está posicionado para pelear por los puestos de arriba. Todo está saliendo como preveíamos.

-En las últimas seis jornadas, cinco empates y el triunfo de Majadahonda. Aunque no se pierde, sumar de uno en uno penaliza al equipo si quiere optar realmente a las dos plazas de ascenso directo.

-Creo que la lectura tiene que ser muy positiva. Es verdad que llevamos muchos empates, pero también ocho jornadas invicto. Estamos en una Liga muy competida y este equipo va a pelear por ascender.

Muy personal

-Si le dan a elegir entre ver una comedia o un drama, ¿qué prefiere?

-Una comedia.

-¿Votará en las próximas elecciones?

-Votaré.

-¿Playa o montaña?

-Playa.

-Diga un lugar que le haya encantado haciendo turismo…

-Ibiza.

-¿Cuántos hijos tiene? ¿Le importaría que alguno fuera deportista?

-Dos, y me gustaría

-El segundo deporte que mejor se le da practicar.

-El pádel. En televisión me gusta seguir el tenis.

-¿Hay algo en la televisión que le atraiga?

-Veo sobre todo series.

-¿Ha hecho alguna promesa por el ascenso?

-No. No soy de hacerlas.

-¿Ni en su círculo más íntimo?

-No.

-Pero al menos coincide en que los empates penalizarán al equipo si se repiten a partir de ahora.

-Bueno, los empates valen un punto y los triunfos, tres. El equipo sale a ganar en cada partido, pero hay veces que no puede ser. Lo positivo es que no se pierde.

-¿El objetivo es el ascenso directo o subir como sea?

–El objetivo, no sólo de la plantilla, sino del club, la afición y todos los que rodean el malaguismo, es que el Málaga esté el año que viene en Primera.

-Pero el 'play-off' es un arma de doble filo, una prueba muy exigente, ¿no?

-Es como está montada la Liga. Quedando las jornadas que quedan, a tres meses vista, no tiene mucho sentido pensar en eso aún.

-Como bien dice, quedan tres meses: ¿Ha llegado ese momento de la verdad o todavía queda para el tramo decisivo?

-Quedan partidos para que sucedan muchas cosas y nada de lo que se dé en un partido tendría que ser definitivo, pero no cabe duda de que hemos entrando en el tramo decisivo de la temporada y así lo ha manifestado el míster. Ya dijo que el equipo tenía que llegar preparado física y mentalmente a este tramo y creo que lo hemos conseguido. El Málaga está un buen nivel.

-Sólo hay cuatro equipos que llevan menos goles marcados que el Málaga… ¿Tampoco hay que preocuparse por eso?

-Al final la única realidad es la clasificación. Pero no la actual, porque el calendario te condiciona en muchos partidos. La que vale es tras el último partido. El Málaga está compitiendo en los puestos de arriba con otro bloque de equipos y se resolverá en estos últimos meses.

-Pero esta falta de gol les obliga a hilar muy fino, a encajar pocos para poder rentabilizar con eficacia los escasos que se logran...

-Bueno, como ha sido el Málaga toda la temporada, un equipo sólido al que ha costado generarle ocasiones y hacerle goles. Los hemos rentabilizado muy bien. Mantenemos la regularidad.

«Falta el último tercio del campeonato y el equipo está posicionado para pelear por los puestos de arriba. Todo está saliendo como preveíamos»

-¿Ha afectado el nuevo sistema para agravar esa carencia de gol que tienen?

-No creo que tenga nada que ver. El míster hace la lectura durante los partidos. Podemos darle también otra interpretación. Desde enero el equipo no sufre derrotas, en una categoría tan competida.

-¿Cree que las lesiones han maltratado mucho al equipo o las que ha habido son una cifra normal?

-Entra dentro de lo normalidad. Esto está cada vez más igualado. Todos nos entrenamos y competimos al máximo y, por eso, la lesión es un factor normal. No sólo nos pasa a nosotros.

-Es decir, que las lesiones no son una excusa, un argumento en descargo frente a otros rivales...

-Ni mucho menos.

-¿Se sintió especialmente preocupado con su lesión?

-Cualquiera que sufre una lesión está preocupado. Nunca es plato de buen gusto, pero siempre lo afronté con optimismo, con todo el apoyo del cuerpo médico y técnico, y de mi familia. Ahora no tengo ningún problema, está superado.

-Devolver al equipo a Primera, si se consigue, ¿lo ve personalmente como una redención después del curso anterior?

-Siempre lo he dicho. Esta plantilla, sobre todo los que quedábamos del año pasado, teníamos una deuda pendiente con todo el malaguismo. Ojalá nos podamos resarcir de ello, pero no convivo todo el tiempo con ese pensamiento. Soy un profesional del Málaga y trato de ofrecer el mejor rendimiento al club.

-¿Es Osasuna el mejor equipo de la competición?

-No lo creo. No creo que sea el mejor equipo, igual que no creo que haya mucha diferencia entre el mejor conjunto y el siguiente. Es una liga muy igualada, y no sólo entre los cinco o seis de arriba. El nivel es muy similar y el que está arriba es porque es de los que mejor compite.

-Ganar diez partidos seguidos en casa no está al alcance de cualquiera y menos con la igualdad que hay…

-Está claro. Es un equipo importante de la categoría. Se ha hecho fuerte en El Sadar y está sacando los partidos adelante. Viene en una dinámica muy positiva y tiene muchas cosas buenas, pero ya intentaremos usar nuestras armas. Saldremos a competir, a por los tres puntos como lo hicimos en la ida, hasta que se nos complicó casi al final.

-¿Le tienen ganas a Osasuna?

-No. No nos paramos a pensar en lo sucedido. Nos centramos en lo que tenemos delante. Estamos preparando el partido del lunes con la máxima ilusión. Intentaremos dedicarles los tres puntos a la afición.

-¿Hasta que punto es importante para el futbolista sentirse arropado por la afición en un momento como el actual?

-Es fundamental. Ya dijimos que íbamos a necesitarles desde el primer día, y creo que lo están demostrando. Se nota cuando están encima y es de agradecer en Córdoba cuántos estuvieron y como se quedaron animando hasta el final. Va a ser determinantes hasta el final.

«No creo que sea el mejor equipo de Segunda, igual que no creo que haya mucha diferencia entre el mejor conjunto y el siguiente»

-Que se juegue en lunes, y a las 21.00, no parece la mejor manera de que haya buen ambiente en La Rosaleda, pero el partido es clave.

-No hay excusa. Al final nosotros no vamos a tener excusa jugando con este horario, ni el malaguismo, que sabe lo que no estamos jugando y va a llenar La Rosaleda.

-¿Cree que la clasificación no es del todo real porque hay equipos que ya han sumado los tres puntos del Reus (Granada y Albacete) y otros que tienen esos tres puntos asegurados, pero todavía no?

-Es irreal. No hemos jugado hasta ahora todos contra los mismos rivales, y está la peculiaridad del Reus. Lo importante es como queda todo tras el último partido.

-Está disfrutando de sus últimos partidos sin VAR. Pase lo que pase, salvo que este verano se marche a una liga menor o a Segunda B, dentro de unos meses competirá con él. ¿Qué le parece?

-Es un sistema necesario y, a medida que pasen los años, mejorará, como todo. Creo que le va a venir muy bien al fútbol.

-¿Qué defecto le ve?

-Sobre todo, que las decisiones se tienen que tomar con más rapidez, sin interrumpir tanto el juego. Para el aficionado también debe ser un deporte sin parones.