El Málaga abre sus puertas y la afición responde

El equipo realizó su entrenamiento en abierto ante 200 aficionados /Ñito Salas
El equipo realizó su entrenamiento en abierto ante 200 aficionados / Ñito Salas

El equipo realizó su entrenamiento en abierto ante 200 aficionados que no cesaron de animarlo

ANDRÉS SAMPERMálaga

El Málaga ha completado esta mañana su primer entrenamiento a puertas abiertas de esta temporada. A tan sólo dos días del arranque liguero en Santander, y con la polémica que envuelve al club, el equipo fue acogido por la afición en el estadio de atletismo Ciudad de Málaga. El entrenamiento arrancó con la presencia de aproximadamente 200 aficionados, quienes, lejos de criticar a su equipo, intentaron infundirles los ánimos suficientes cara al debut este fin de semana. Fueron pocos, pero consiguieron darle al conjunto malaguista el apoyo que necesitaba con vistas al duro inicio del campeonato.

Los jugadores más aclamados durante el entrenamiento fueron Ontiveros, Juan Carlos o Adrián, entre otros. A la salida de los vestuarios, los aplausos y los gritos de ánimo dominaron la acústica del Ciudad de Málaga, en especial con la aparición del entrenador, que saludó mientras resonaban los gritos de «Víctor, Víctor». Cada salida de un miembro de la plantilla o del cuerpo técnico era aclamada por la grada, que en esta ocasión se olvidó de los problemas que vive el club y se centró en animar a los suyos.

Como nombres ausentes, cabe destacar a Santos y Mikel, mientras que, por su parte, Ramón y Mula, que faltaron ayer, sí completaron hoy el entrenamiento. Pese a que el resto de la plantilla concluyó sin problema alguno el entrenamiento, algunos de los jugadores son conscientes de la situación que vive el club y no tienen asegurado jugar el sábado en Santander debido al control económico de LaLiga al Málaga, situación aún pendiente de resolver.

Ñito Salas

Las sensaciones en el campo parecían serias al comienzo, pero al llegar los rondos los jugadores y el entrenador demostraron que el equipo llega en buena sintonía y que se sienten bien sobre el césped. Ontiveros fue uno de los más activos, bromeando constantemente con sus compañeros, y Víctor se mostró muy activo durante toda la sesión, interviniendo con sus jugadores y demostrando su implicación. Los partidos amistosos fueron el momento más vivido en la grada, con gritos y aplausos con cada acción destacable. Al finalizar el entrenamiento, el equipo fue despedido entre aplausos y gritos de «¡Málaga!, ¡Málaga!».

Desde la grada, los aficionados se centraron en disfrutar de su equipo. Cada gol en los ejercicios de entrenamiento se celebraba como si de uno en La Rosaleda se tratase. La afición coincide en que el equipo necesita más ánimo que quejas, y así se lo demostraron esta mañana en el que fue el primer entrenamiento de la temporada en el estadio Ciudad de Málaga. La situación del club sigue siendo complicada, y aunque la afición es conocedora de ello, saben que su equipo les necesita más que nunca y no van a dejarlo solo en este duro arranque de la temporada.

Temas

Fútbol