El Málaga, ante su primer 'match ball'

Boulahroud, Cifu y Koné, en el entrenamiento de ayer. /Germán Pozo
Boulahroud, Cifu y Koné, en el entrenamiento de ayer. / Germán Pozo

Descartada la vía del ascenso directo, al equipo se le presenta ya la opción de amarrar el pase al 'play-off' si derrota al Zaragoza esta noche y se dan otros dos resultados a su favor

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

El Málaga encara su primer 'match ball'. Descartada la vía del ascenso directo, su obsesión es ya asegurarse el 'play-off', lo que en el mejor de los casos podría lograrse el lunes por la noche. Todo pasa por derrotar hoy al Zaragoza, en un duelo de equipos 'jugones', el de los representantes de las dos mayores ciudades en Segunda, y que se den otros dos resultados a favor: que el Oviedo no gane el domingo en Tenerife y que el Deportivo pierda el lunes. El fútbol dictará sentencia esta noche acerca de si le ha perjudicado al Málaga dejar de competir once días tras su mejor actuación de la temporada, aquel arrollador 3-0 al Oviedo jugando más de una hora en inferioridad numérica.

Tal exhibición invitaría a pensar en que Víctor tratará de repetir aquel once inicial, en la medida de lo posible, pues Keidi está castigado disciplinariamente. Pero surgen algunas incógnitas: ¿Volverá Lombán tras su sanción o seguirá de titular Luis Hernández? ¿Desbancará Juan Carlos a Ricca, ya recuperado? ¿Es el momento ya de jugársela con Kieszek, que será el portero de la fase de ascenso? Y la más compleja: ¿cómo resolver la ausencia de Keidi? Acerca de esto último, Víctor no convocó ayer a Lacen. Así las cosas, lo más normal sería retrasar a N'Diaye y situar a Boulahroud de interior, ya que el marroquí parece no adaptarse a las exigencias tácticas de la posición de 'pivote'. Pero hay muchas más opciones: que juegue Lombán de medio centro, que aparezca Mula por dentro como medio punta, incluso Dani Pacheco, otro de los que reaparece en la lista, o que se juegue con un 4-4-2.

Más

En todo caso, el choque que abre la cuadragésima jornada promete. Los dos 'víctores' son fieles a su estilo y han pergeñado sendos equipos que tratan de sacar el balón jugado desde atrás, siendo protagonistas en el juego y prodigándose mucho en ataque, con laterales ofensivos. La tendencia, nada dominante en Segunda, resulta atractiva, y la permanencia virtual del cuadro maño también hace creer que actuará esta noche muy liberado en Martiricos. A la convocatoria del cuadro maño, en el que no se sabe si Víctor Fernández renovará (no era su intención inicial, pero el entorno se lo exige por aclamación) vuelven Alberto Benito y Dorado, y se han quedado fuera Álex Muñoz, Aguirre, Lasure y Soro, además de los lesionados Zapater, Toquero y Grippo.

El Málaga tiene las cuentas cada vez más claras: el camino ya sólo pasa por la temida fase de ascenso (premio para uno de cuatro aspirantes); afronta esa primera bola de partido para asegurar su presencia, si coincide con otros dos resultado); conoce que simplemente con los dos triunfos de casa (ante Zaragoza y Elche) nadie le podrá arrebatar el 'play-off', y mira también hacia la tercera plaza, que ocupa el Albacete, al que visitará el domingo 2 de junio. La tiene a tiro incluso este fin de semana si ganase (y enjugara la diferencia de goles general adversa de '-4' respecto al cuadro manchego) y, a su vez, no venciera el Mallorca.

El himno, 'a capella'

En una propuesta de los aficionados desde las redes sociales, respaldada por el Málaga, el himno malaguista será cantado 'a capella' por los seguidores, iniciativa que ha gustado mucho también a Víctor Sánchez del Amo. Asimismo, antes del partido, tras el calentamiento de los equipos, los consejeros Martín Aguilar y Ben Barek entregarán a la familia Pérez Frías sendas equipaciones oficiales con los dorsales '7' y '5', en homenaje a Juan Carlos y el difunto Nacho.