El nuevo Málaga arrancará en Santander

El ahora malaguista Adrián lucha por el control del balón con Rondón en el último partido del Málaga ante el Rancing, que fue hace más de nueve años en La Rosaleda./SUR
El ahora malaguista Adrián lucha por el control del balón con Rondón en el último partido del Málaga ante el Rancing, que fue hace más de nueve años en La Rosaleda. / SUR

En una fase final ante rivales teóricamente más exigentes, cerrará el campeonato en Almería el fin de semana del 24 de mayo

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La próxima temporada arrancó de alguna forma ayer con el sorteo del calendario y la distribución de los partidos en Segunda, con las ya conocidas jornadas asimétricas. Y el Málaga arrancará la competición en Santander, frente a un Racing recién ascendido y que llega de nuevo al fútbol profesional. Será en la segunda quincena de agosto, en el primer examen del renovado proyecto blanquiazul, con Víctor ya al frente del banquillo desde la planificación de la plantilla, cara a otra intentona para subir a Primera. El club de Martiricos había pedido comenzar a domicilio por los trabajos que se realizan ya en el césped de La Rosaleda, y se le ha tenido en cuenta.

Será un campeonato en Segunda diferente, con algunas novedades destacadas, si bien se espera que ofrezca las mismas dificultades para conseguir los objetivos. Contará con sus habituales 42 jornadas, pero será más corto en el tiempo, ya que concluirá el fin de semana del 24 de mayo, lo que permitirá que no se alargue en exceso la competición con la disputa de los 'play-off' de ascenso. Pese a todo, serán más de nueve meses de Liga regular.

Descarga aquí todo el calendario 2019-2020 de la Segunda División de fútbol

Para acortar el tiempo se celebrarán tres jornadas en miércoles, entresemana (en septiembre, en octubre y en enero), si bien la última de ellas no tendrá más partidos ligueros ese fin de semana, ya que se disputarán compromisos de la Copa. Estas variaciones suponen un pequeño retoque, pero no existe una coincidencia completa con Primera. Y también pararán las competiciones, en las dos primeras categorías, la última semana de diciembre, como siempre, para las vacaciones navideñas de las plantillas.

Debut en casa

En la segunda jornada debutará ya el equipo blanquiazul en La Rosaleda, en su casa. Y tendrá enfrente un rival fuerte, Las Palmas, que también se quedó en Segunda tras su descenso de la élite. Será un arranque como local fuerte y comprometido, aunque en la semana siguiente visitará un recién descendido de Primera, el Girona, y después, ya en la cuarta jornada recibirá al Almería en Martiricos.

Es complicado analizar, en cualquier caso, las dificultades de ciertos periodos de competición, ya que la campaña anterior quedó claro que todos los rivales aportan dificultades máximas para sumar los tres puntos. Sin embargo, se podría decir que el final de Liga será, en teoría, más exigente. En las siete últimas jornadas se medirá de una forma sucesiva a los siguientes rivales, alternativamente en casa y fuera: el Girona, Rayo, Albacete, Deportivo, Sporting, Alcorcón y el Almería, donde se cerrará la Liga. Habrá que ver, de esta manera, cuál es la situación de cada uno de los rivales a esas alturas del campeonato.

El nuevo reto del Málaga comienza a tomar forma al saberse ya cómo se distribuirá el campeonato de principio a fin. Los técnicos deberán estudiar desde este momento cómo afrontar la competición de todas las perspectivas posibles. Desde el club ni la plantilla se pronunciaron ayer sobre los resultados del sorteo, ya que los profesionales están de vacaciones (tendrán un mes justo) y los responsables de la entidad siguen inmersos en una intensa actividad de planificación de las altas, bajas, presupuesto… Pero el descanso se acabará el lunes 15 para comenzar con los reconocimientos médicos y ponerse los jugadores manos a la obra para preparar en menos de cinco semanas el choque de El Sardinero, donde regresa el Málaga después de muchos años, ya que la última vez que jugó en el estadio racinguista fue en noviembre de 2011, cuando ambos equipos estaban en Primera y el cuadro blanquiazul brillaba especialmente con una plantilla que se clasificó en la cuarta plaza y se clasificó para la Champions.

Temas

Fútbol