El Málaga busca dos centrales ante la venta de Ignasi Miquel y el descarte de Torres

Álex Pérez, en un entrenamiento con el Sporting. /ARNALDO GARCÍA
Álex Pérez, en un entrenamiento con el Sporting. / ARNALDO GARCÍA

Caminero mantiene contactos para fichar a Álex Pérez, con contrato en vigor en el Sporting, y peina el mercado para encontrar a un zaguero con liderazgo y oficio

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Demasiados frentes abiertos tiene Caminero. El director deportivo del Málaga quiere pisar el acelerador una vez concretadas diversas salidas para apuntalar la plantilla en varias zonas. Una de estas es el centro de la defensa, que él y el entrenador, Juan Ramón Muñiz, consideran imprescindible reforzar para contar con la solidez necesaria cara a pelear por el ascenso a Primera División. En este sentido el club busca dos piezas, según se conoce en el mercado, y vendrían a ocupar las vacantes de Ignasi Miquel (cuyo traspaso al Getafe está cerrado, aunque todavía no oficializado) y de Torres (descartado por el técnico).

Hasta ahora pocos han sido los frutos que ha dado el trabajo de la dirección deportiva. En el seno del club se argumenta que la plantilla era demasiado amplia y que hasta que no se produjeran salidas era ilógico cerrar las negociaciones con los posibles recambios. Pero ahora, con la marcha de Santos, Rolón o Ignasi Miquel, llega el momento de la verdad para comprobar si el Málaga tiene controlado el mercado.

«Varias novedades»

Fuentes del club insisten en que entre esta y la próxima semana habrá «varias novedades», en alusión lógicamente a incorporaciones. En la operación salida se ha avanzado, aunque faltan algunos casos pendientes (el central malagueño Luis y Tighadouini, este el caso más preocupante por la falta de ofertas, más el portero turco Cenk) y también queda conocer las intenciones de Muñiz respecto a algunos jugadores. En principio el plan del asturiano era trabajar las dos semanas previas al comienzo de la Liga con aquellos que verdaderamente entran en sus planes. Y en este aspecto el propio entrenador ya habló uno a uno en los primeros días de la pretemporada con los que iban a tener la etiqueta de descartados. Entre ellos se encontraba Lacen, por ejemplo, que de momento ha convencido al asturiano e incluso ha ejercido como capitán cuando ha jugado en el once inicial.

En esa situación está Torres, que sabe desde el primer día que no cuenta para Muñiz. No sólo se le comunicó a él, sino también a su representantes (como sucede, por ejemplo, con Cifu). El madrileño está convencido de que revertirá su situación, pero el técnico le ha demostrado en los amistosos disputados durante la concentración en Estepona que cuenta poco con él. En los dos primeros partidos el zaguero no fue utilizado y vio cómo sí disponía de minutos el filial Abqar, aunque sí jugó en la fase final del último, el martes contra el Almería. Probablemente el entrenador quiso premiar el esfuerzo del que fuera segundo capitán la pasada temporada (igual ocurrió con Cifu), aunque sus intenciones son muy claras y están, según se asegura en La Rosaleda, más que definidas.

La prueba más evidente de que Torres está descartado se centra en que el Málaga busca dos centrales en el mercado, y no uno como sería lo lógico ante la segura salida de Ignasi Miquel (el traspaso de este al Getafe está cerrado). Y entre esos dos objetivos destaca el deseo del director deportivo, de la mano del entrenador, de encontrar a un futbolista con liderazgo y oficio para esa zona del campo.

Notable temporada

Uno de los futbolistas que están en la agenda del director deportivo es Álex Pérez, que tiene contrato con el Sporting y por el que Caminero ya ha mantenido contactos. Pese a que el defensa madrileño está próximo a cumplir 27 años (el sábado de la próxima semana), no se antoja que sea ese líder para la defensa. Se trata de un futbolista que fue indiscutible la pasada temporada (disputó 36 partidos de Liga, 35 como titular) y cuya ausencia en el partido de ida de la eliminatoria frente al Valladolid se notó bastante. Su rendimiento provocó que incluso se hablara de interés del Eibar, club que mantiene buenas relaciones con la entidad de El Molinón. Con experiencia en varios equipos de Segunda y también en países como Bulgaria y Estados Unidos, tiene contrato en vigor, por lo que es obligado negociar o pagar su cláusula de rescisión (que tampoco es muy alta).

Caminero y Muñiz coinciden en que la solidez defensiva será fundamental para tener aspiraciones de ascenso. De momento sólo son fijos Luis Hernández (con una ficha muy alta y sin ofertas) y Diego González, más la opción del joven filial Abqar, que ha agradado al entrenador en su trabajo y sus actuaciones durante la pretemporada.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos